Cada miércoles un cuento en El Estafador

jueves, 18 de febrero de 2010

Error de principiante / Puertas al campo

Error de principiante. La otra mañana, mientras vestía a mis chiquillos, les canté una coplilla popular. Una que empieza diciendo "Por las mañanicas, cuando me levanto..." ¿Qué queréis que le haga? Somos hombres y de vez en cuando tenemos que celebrar nuestra masculinidad.

Esa misma mañana, cuando fui a recoger a Juan del cole, contemplé horrorizado que salía de clase cantándola a todo lo que le daban los pulmones. No sabía dónde meterme. Vaya unas cosas que canta este niño, je, je, dije, ¿quién se las habrá enseñado?

Tendrías que haber visto la cara que ha puesto la seño cuando se la he cantado, me dijo luego en el coche.

De eso ya han pasado dos días y todavía no me han llamado a Dirección. Creo que me han dado un voto de confianza pero me temo que he perdido todos los positivos que había ganado en estos tres años de padre ejemplar.

PD: El error fue doble porque lo rematé pidiéndole de rodillas que no volviera a cantarla. Ahora no hay quien le quite la dichosa copla de la boca.

Puertas al campo. Fumo fuera de casa. A veces en el patio y a veces en la calle. Nuestra casa es una casa en bajo que da a una pequeña acera que da a una carretera con poco tráfico que da al campo. El campo es en realidad un descampado, así que no penséis que vivimos en alguna urbanización de lujo o algo por el estilo. Nuestra fila de casas es la última, más allá solo está el mundo desconocido y por colonizar.

A lo que iba. Que de vez en cuando me salgo a la calle a echar un cigar tranquilo. El otro día aproveché para llamar a mi hermana mayor. Estaba en agradable conversación en lo alto de la calle cuando vi que algo salía como una exalación de mi casa. Era Darío, descalzo y a medio vestir. Se había despertado de la siesta, se había bajado de la cuna, había abierto la puerta sin que su madre se diera cuenta y había salido corriendo al exterior.

Cuando conseguimos reducirlo y devolverlo al redil me dijo Mercedes: Vas a tener que cerrar con llave la puerta de casa cuando te salgas a la calle a fumar. Cuando uno tiene hijos, acaba haciendo todo tipo de cosas extrañas.

PD: La conversación con mi hermana era sobre el guión de una serie en el que estoy trabajando con su asesoramiento. Estamos pensando vendérselo a la HBO por un pastón, es un éxito seguro. Cuando se lo conté a Mercedes, no sé por qué, no se alegro. Al parecer cree que soy poco práctico y que tengo muchos pájaros en la cabeza. Ay, los creadores somos unos incomprendidos.

11 comentarios:

Lulu dijo...

Ayyyyy, ¡yo te entiendo perfectamente! mi medio limón dice también que tengo muchos pájaros en la cabeza cuando hablo de fundar el emporio del gachillo :))

Susy dijo...

Jajajjaja,el sentido del humor que nunca falte.
Besos

Una mamá (contra) corriente dijo...

Tomo nota para no cometer yo semejante error, aunque me temo que sea inevitable, porque en mi casa se nos pegan las canciones más absurdas del mundo!.

Mi marido dice que va a escribir un best seller que nos va a hacer millonarios. Creo que yo le pongo la misma cara que tu mujer jajajajaja.

Vagabunda dijo...

Jajajajaja imagino tu cara al ver a Juan saliendo tan cantarin del cole! No paro de reirme.... muuy bueno!!! :D

belen dijo...

Los jodíos niños son loritos de repetición. Yo también me he puesto varias veces ya esparadrapo en la boca. Y además hemos entrado en la etapa que no se puede hablar de nada que no se pueda repetir delante de ciertas personas. El jodío niño to lo casca.

marta dijo...

Es verdad, son loros, a mí me encanta la del "Tatuaje", pero intento no cantarla mucho, porque además dramatizo y en el cole hay mucha crueldad.
Cuando llego a casa, a veces pongo un rato la tele, el tsunami juega y yo me tomo un café de 20 minutos de tranquilidad, zapeo y sale el "Salvame" su padre de coña le ha cantado un par de veces la canción y el otro día la cantaba en la calle, creo que eso es peor que la copla más copla de España.

Pilar dijo...

Ufff!!! Lo del Sálvame es un arma de destrucción masiva, nosotros en casa no lo vemos (de verdad, no lo vemos podeis creedme) pero los abus sí lo ven y el momento en el que pasamos el mayor y yo, de vuelta del baloncesto, por casa de los abus a recoger al peque... se le quedan las broncas, pregunta por una tal "Belén Esteban" y canturrea la canción que es un gusto... bueno un dis-gusto...
Y en lo de cantar cosillas inoportunas... no es por meter el dedo en la llaga pero... ¿por qué teneis tanta facilidad los papis para eso? a mi chico le pasa exactamente lo mismo aunque tira más al heavy de "Leño" que a la copla "popular"...

Una mamá (contra) corriente dijo...

Yo sí veo Sálvame jajajajaja. Nunca he tenido problemas en reconocer que me encanta la telebasura.

Soy una persona muy reflexiva, me preocupo por todo, soy muy sensible...vaya, que en mi vida siempre tengo alguna preocupación. ¡Y cuando me siento delante de la tele no quiero pensar en nada!. Así que estos programas me ayudan mucho, son una terapia!.

En fin, soy consciente de que en cuanto el peque sea algo mayor tendré que dejar de ver esta cutrez de tele. ¡No me importa mucho, afortunadamente también me gustan mucho los dibujos animados!

madre superada por las circunstancias dijo...

Ójalá pudiese yo ver Sálvame. En mi casa impera la dictadura de lo infantil, sus cadenas, sus pelis, sus juegos... Necesito telebasura. Cuando consiga una receta médica prescribiéndomelo se van a enterar.

Mª Antonia dijo...

¡Qué pena! No conzco esa canción por tanto no puredo opinar sobre el impacto que pudo producir en los oídos de la profe. No obstante creo que ya estará curada de espanto.
¡Ay,los creadores! es verdad que sois incomprendidos sobre todo por la persona que a vuestro lado vive y sabe que hay que llegar a fin de mes,calzar y vestir a los críos (a veces también a papá y mamá) y un largo etc. Pero no sufras. En el fondo sí se os comprende,y se os admira porque se os quiere.

elhombreamadecasa dijo...

Lulu, hay que mantenerse firmes, tú en convertirte en emperatriz del ganchillo y yo en ser el nuevo David Chase.

Susy, eso es lo que pienso decir si al final me llaman a Dirección. Pero si todo era una broma, ¿no les parece garcioso? Ja, ja, son cosas de niños... Yo no he tenido nada que ver. Lo juro. Por favor, no me castiguen.

Mamá contra corriente, apóyalo porque cuando se haga millonario podrás pedir tu parte.

Vagabunda, mi cara no fue de risa... bueno, podría ser graciosa desde fuera pero desde dentro, te lo aseguro, no lo era.

Belén, es como cuando criticas a algún familiar o vecino sin darte cuenta de que los niños están escuchando. Ese sí es un error de los gordos.

Marta, ¿por qué será que tienen esa capacidad de memorizar lo que no queremos que recuerden? Yo creo que es que nos tienen manía.

Pilar, a mí me pasa lo mismo con mis suegros, que siempre lo ven y mis chiquillos con ellos. Por cierto, aprendí la copla en cuestión de un amigo que siempre cantaba canciones de Leño en las acampadas.

Mamá contra corriente, a mí también me encantan los dibujos animados, ¡arriba Clantv!

Madre superada, tendrías que ver a Mercedes peleando con Juan por ver quién se queda con el mando a distancia. Ni que decir tiene que siempre gana él.

Mª Antonia, el otro día quise pagar en Mercadona con un par de ideas que había tenido super buenas y no me dejaron. ¿Te lo puedes creer?