Cada miércoles un cuento en El Estafador

sábado, 13 de febrero de 2010

Incongruencias


Esta semana, un abogado (& Cia.) ha pedido que se retire el Cristo de Monteagudo porque le molestaba (ver foto de Pedro Jesús Pacheco: http://www.flickr.com/photos/pedropac72/3333146999/#/). A mí me parece bien. Cada vez comparto más esa máxima marxista (*) de que la religión es el opio del pueblo y me molestan los cristos, los pañuelos, los minaretes, los instrumentos de tortura romanos colgados al cuello, la religión en los colegios públicos, concertados y privados, los funerales católicos de Estado, etcétera. Una vez más, entro en contradicción conmigo mismo pues al tiempo que digo lo anterior siento una gran admiración, cariño y amistad por varios religiosos y religiosas. Su discurso teórico, su práctica diaria, su trato personal me parecen excelentes. Pero, bueno, muchas veces ellos mismos son los más brutos al enfrentar según qué cosas. Recuerdo cierta ocasión en que un cura propuso que boicoteáramos las procesiones de semana santa ante la mirada atónita de los ateos, counistas y anarquistas allí presentes (creo que esto ya lo he contado).

A lo que iba. Yo pensaba que la polémica del cristo de Monteagudo no había salido de las fronteras murcianas pero ayer (12/02/10) vi una entrevista en Público con el abogado en cuestión. No suelo leer las noticias, me limito a los titulares, pero, mira tú por dónde, esa tuve que leerla. Ya es mala suerte.

La entrevista es un claro ejemplo de cómo perder toda credibilidad en poco menos de media página de periódico. Al principio declara: "Digamos que ahora la Iglesia ha topado con el poder de la razón. La Iglesia está de capa caída, en cambio la razón está en alza". Muy bien, muy bien, piensa uno, la Razón es importante (aunque al parecer la proncunciaba con minúscula). Solo cinco preguntas después, el tipo va y suelta: "El Cristo ha traído mal fario al pueblo. Cincuenta casas están cerradas, no se prospera con esa estatua, es una energía negativa que opera sobre Monteagudo y sobre Murcia". ¿Cómo? "Mal fario", "energía negativa", eso no suena muy razonable. Al final se despide con lo siguiente: "Creo que San Don Quijote me ayuda y guía en mi camino". Sic, sic y resic.

(*) Hoy es el Día internacional del pleonasmo, una figura literaria en vías de extinción. Siguiendo los llamameintos internacionales de la ONU, la he usado al menos una vez en este día. Si ahora alguien se está preguntando si es que la ONU no tiene cosas mejor de las que ocuparse, la respusta es: Parece ser que no.

9 comentarios:

cosas de cocina dijo...

Me dejas con la boca abierta...Lo del Cristo y el mal fario es como salido de Carlos Jesús, el del planeta Raticulín! :)

Mª Antonia dijo...

Ya había oído cosas sobre este asunto.A mí me da igual lo que hagan aunque no veo RAZONABLE lo del mal fario, lo de que se hagan desaparecer, no ya símbolos religiosos que es lo de menos, sino simbolos de una ciudad. Cuando de lejos ves el Cristo sabes que estás llegando a Murcia. Lo veo algo parecido al giraldillo. También podría eliminarse el acueducto de Segovia porque los romanos eran unos brutos que echaban hombres a las fieras.
En cuanto a símbolos religiosos o patrióticos no me interesan lo más mínimo; bueno, creo que usados de determinada manera pueden hacer mucho daño. Por otro lado lo que sea un uso personal de crucifijo al cuello, velo o pañuelo ,etc.etc. lo respeto porque pienso que corresponde a la libertad personal de cada cual y no me considero quien para criticar sus acciones en nombre de mi libertad de expresión, pues creo que la libertad de cada uno termina donde empieza la de los demás.

Susy dijo...

¿NO será que el abogado en cuestión está un poco "tocado del ala"?,jejeje

Chelo dijo...

la verdad es que menuda manera más tonta de perder la Razón, mal fario, rite tu de los argumentos católicos para, por ejemplo, negarse al matrimonio gay... en fin, si es que tarados los hay en todos los bandos...

Pilar dijo...

Ya sabes lo que dijo no sé quien (para mí que fue Unamuno pero no lo tengo muy seguro) de que "el sueño de la razón produce monstruos" bueno pues el abogado en cuestión debió contestar a la entrevista... en plena pesadilla...

lobo dijo...

A mi los símbolos religiosos me dan lo mismo. Existen excepciones claro, pero más debidas a las "atribuciones" de dichos símbolos que al símbolo en si. Como bien dices, hay algunos miembros de la iglesia que son merecedores de todo respeto (incluso del Nobel), pero por desgracia su trabajo se queda en la sombra y sólo salen a relucir los borregos vestidos con sus capas moradas, curiosamente los qu menos siguen sus propias normas.
Tal como tú dices, no se que pinta la religión en ciertos sitios, colegios, estado, organos de control de hospitales, etc. La religión, es algo individual, propio de cada persona, el que quiera creer que lo haga, por mi perfecto, es su problema y si eso le hace feliz pues ole. Pero que no intenten obligarnos a los demás a pasar por el aro. Es como si para ser buenas personas y decentes ciudadanos tuviéramos que ser todos de un equipo de futbol determinado.
Y volviendo al abogaaaaado en cuestión, no se que es peor, si creer en dios o en la confabulación de los astros. A este seguro que le ponen el juicio un viernes 13 y presenta un recurso de aplazamiento.

Pedro Jesus Pacheco dijo...

Ruego el reconocimiento de autoría de la foto http://www.flickr.com/photos/pedropac72/3333146999/#/ único requisito que era necesario con la licencia Creative Commons de la foto.

Gracias y un saludo.

elhombreamadecasa dijo...

Pedro, ya está enmendado el error. Mil disculpas.

Pedro Jesus Pacheco dijo...

Gracias :)