Cada miércoles un cuento en El Estafador

miércoles, 10 de febrero de 2010

Movida permanente (y festival de postdatas)


Ayer llegamos tarde al cole. Aparqué con tiempo de sobra pero justo en ese momento, pusieron "Quiero ser santa" de Parálisis permanente en "Hoy empieza todo". Entré en trance y me puse a cantar como un loco. ¡Me sé la canción de memoria! (la de información insospechada que guarda mi cerebro, hay que ver). Mis hijos me miraban con los ojos ligeramente fuera de sus órbitas. Por suerte, no me vio ninguna madre ni ninguna seño en plena posesión punk.




PD: El otro día, Mercedes estaba (h)ojeando el catálogo de un hipermercado. Cuando llegó a la sección de San Valentín, me dijo: ni se te ocurra regalarme un broche con forma de corazón. Yo, tan chispeante y de respuesta rápida como siempre, le dije que no se preocupara, que me lo habían puesto con ticket de regalo y que lo podía cambiar por lo que quisiera.

PDII: Creo que ya he contado que tengo problemas de sueño. Me duermo bien pero todas las noches me despierto y me desvelo. Por alguna razón misteriosa, esto ocurre a horas impares, preferiblemente a las tres o a las cinco de la mañana. Entonces el sueño se mezcla con la vigilia. No son pesadillas pero sí sueños intensos que se mezclan con los problemas cotidianos correteando por la cabeza. Me levanto agotado.

Esta noche, en mis sueños, se han mezclado Los Soprano y los clicks. Estaba de viaje camino de Londres y hacíamos una parada en algún lugar de Francia. El viaje era una mezcla de viaje de estudios y de misión clandestina. Iba acompañado de unos muchachotes de New Jersey cuando me perdía en mitad de una especie de centro comercial gigante. Llamaba por teléfono a una chica y me decía que tenía que dirigirme al Norte. En mitad de una gran plaza veía un letrero que indicaba dónde estaba el Sur. Pensé que sería muy fácil ir al Norte: bastaba con seguir el sentido opuesto. Pero no era capaz de hacerlo. Me desorientaba una y otra vez. De repente me entraron ganas de ir al baño y buscando un aseo atravesaba una ludoteca gratuita en mitad del centro comercial llena de miles y miles de clicks. Había una estantería con la colección completa de animales de Playmobil. Voy a echarle una foto con el móvil y se la mando por MMS a Juan (no he mandado un MMS en la vida, por cierto). Y etcétera.

Esta mañana, le he contado a Juan mi sueño y se ha enfadado mucho porque no me lo llevaba a mi viaje.

PD a la PDII: Voy a contar otra parte del sueño porque, creo, les gustará a María Antonia y a Stico. El escenario cambiaba de repente y me encontraba en El Molinete (una finca con nombre propio). Me asomaba por la parte de atrás de la casa, adonde daba la ventana de la habitación de los abuelos. El paisaje ya no era como el que recordaba. Habían construido una especie de playa artificial, quizás un embalse, y había un montón de gente bañándose, haciendo esquí acuático y cosas por el estilo. Con lo tranquilo que era esto, he pensado, y ya lo han estropeado.

PDII a la PDII: Antes de ir al cole, Juan me ha hecho un dibujo para que me lo lleve a los viajes que haga sin él y lo recuerde.

PDII a la PDI: Mercedes me "sugiere" que aclare que lo del colgante en forma de corazón no lo decía en serio.

PDIII: Estoy consternado.

8 comentarios:

Pilar dijo...

Juan es un tesoro, bueno eso seguro que ya lo sabías... tampoco te descubro nada... y me parece de lo más práctico. Vale: papá se va de viaje. Bueno: papá se va de viaje en sueños sin mí. Venga: no se va a librar de mí tan fácilmente ¡ni que decidiera él! ¡Aquí tengo el arma de destrucción masiva de la voluntad de papá: un dibujo! Ahora papá se irá donde quiera pero unas veces conmigo y otras con mi "dibu" que es como si fuera yo... ¿Qué no mola Juan? Pilar.
PDI.- Yo tengo el mismo problema, no el del sueño... el de que se me ocurran las cosas cuando he terminado de hablar... o de escribir... lo de las posdatas es un claso en mi literatura epistolar (uy! qué pija!). Pilar.

Mª Antonia dijo...

De tus sueños extraños no me asombro. ¡Si yo contara todas las mañanas lo que he soñado! A veces también tengo unas pesadillas espeluznantes. Pienso que podría dar materia para una tesis sobre los sueños y su relación con la ,mi, vida cotodiana.
Hay una parte de tu sueño peligrosa. Lo sé por experiencia. es esa en que te da gana de ir al baño.
Gracias por la dedicatoria especial de la parte del Molinete. ¡Quién sabe! A ver si los dueñps actuales lo han transformado.

Chelo dijo...

el título de este post describe bastante bien mi vida en los últimos meses... a ver si la cosa pasa al menos de permanente a intermitente...

Comparto tu consternación, una pena chico...

CELITA dijo...

El otro día me acordé de ti porque había una "feria del vinilo" en Albacete. No creo que fuera más allá de varios puestecillos de intercambio o compra de discos en un hotel, pero aun así, seguro que te hubiera gustado "golismear" (no sé si conoces el mancheguismo). La pena es que no estuve rápida de agenda para avisarte a tiempo.

Maite dijo...

Estaba segura que lo del corazón no lo decia en serio Mercedes. Sigue soñando, que lo disfrutamos todos. Hasta mañana

Miguel-On dijo...

Yo me acuerdo de el día que descubrí en casa un viejo vinilo de Paralisis Permanente de mis hermanos mayores(que aún debo conservar, a ver si lo escucho esta tarde), se lo conté a un amigo que casualidades de la vida, nacemos el mismo día del mismo año, tenemos el mismo número de hermanos (6) y estos con las mismas edades y resultó que él lo tenía también de sus hermanos mayores. Desde aquel día nos convertimos en hermanos gemelos idénticos...

Mercedes dijo...

Con esto de mantener una línea delgada entre la realidad y la ficción una dice un comentario en plan coña, se lo suben al blog y queda de pazguata. Menos mal que Maite me va conociendo.

elhombreamadecasa dijo...

Pilar, voy a confesarme: la mayoría de mis postdatas son unas hipócritas, quiero decir, que se me ocurren antes del texto principal. Me ocurría ya en aquella lejana época en la que Mercedes y yo nos mandábamos cartas de Murcia a Albacete.

MªAntonia, una vez, leyendo en diagonal un libro de Freud, me enteré de que casi todo lo que soñamos tiene relación con cosas que nos han sucedido ese mismo día. A veces me dedico a comprobarlo y suele ser cierto.

Chelo, esperemos que se quede todo en un rumor y haya quinta temporada.

Celita, "golismear" es una palabra muy usada en casa. Mercedes no quiere que sus hijos pierdan sus raíces y les enseña uchas palabras en manchego.

Maite, Mercedes, vosotras estáis muy seguras pero yo, no sé, no sé, tengo alfuna que otra duda.

Miguel-On, ese amigo es un tesoro. Yo el disco de Parálisis permanente lo tenía en cinta.