Cada miércoles un cuento en El Estafador

miércoles, 3 de febrero de 2010

Conspiración acuosa


Ayer escribí que el viaje en avión fue bien. Pero no es del todo cierto. En el viaje de ida llevaba un botellín de agua en la bolsa de mano. Con los nervios se me seca la boca y necesito un trago de vez en cuando. Al pasar por el control me hicieron abrir la bolsa y la mujer que estaba allí cogió el botellín y, sin mediar palabra, lo tiró. Me quedé con cara de tonto. Tendría que comprarme otro.

Ya en el avión estuve pensando. Al empezar el curso escolar, en plena histeria, al parecer inducida, ante la Gripe A, el cole tomó varias medidas aconsejadas por los poderes públicos. De todas ellas solo una se mantiene y consiste en que los niños y niñas ya no pueden beber agua de las fuentes del cole y tiene que llevar cada uno su botellín de agua.

Entonces lo vi claro. El mundo está gobernado en las sombras por las empresas embotelladoras de agua. Ellas son las verdaderas dueñas del planeta.

PD: La foto me la envió una amiga y lectora (I.sana)

PDII: Mañana jueves, a eso de las nueve y cuarto de la mañana, me entrevista en "Hoy empieza todo", de Radio3. Mola, porque soy un oyente habitual.

10 comentarios:

Mamareciente dijo...

No te lo tomes a risa, que seguro que algo hay...;-)

todomundopeques dijo...

Si lo piensas, como sigamos así en pocos años tener acceso al agua potable va a ser un privilegio... y ya al agua embotellada... uf!!! va a darnos hasta vértigo pensarlo, será para los mega-ricos del mundo que cada vez serán menos personas pero mucho más ricos. Pilar.

Eva dijo...

Me imagino que te quedaste flipando cuando te tiró la botella de agua sin más, sin mediar palabra. A mi me hubiera pasado igual. Estas cosas luego me dan rabia, porque volvería y le diría que la educación nunca está de más.

Irka dijo...

Vale que den por hecho que debemos conocer la nueva normativa aeroportuaria pero, jolines, una sonrisa amable y una explicación indicando que pese a no poder pasar más de 100cc en el control podrías comprar agua allí mismo no hubiera estado de más, ¿no?

Probablemente diste con un empleado que no tenía un buen día (prefiero pensar esto a reconocer que hay mucha gente válida en el paro que podría haber ocupado ese puesto con mejor humor).

Mª Antonia dijo...

¡Caramba! Yo soy de exclamaciones así de finas. Falto 45 días de la palestra y me encuentro con que hay muchos lectores nuevos, que has presentado tu libro en barcelona ¡nada menos! y con toda esa parafernalia de personas importantes. ¡Lo que habría dado yo,sin ser escritora,claro, por ver alguna vez de cerca a alguno de mis escritores favoritos! Y, por supuesto, hablar con ellos,ya el colmo. En fin todos no tenemos esa suerte, que por otro lado ,tú te mereces.
Y por si todo eso era poco en tres días Darío lo habla todo.
Me encanta eso de que sin Mercedes.....Es que un hombre sin una mujer ¿qué es?
Como ves me incorporo con gana de cháchara pero ya lo dejo hasta maña,o pasado que mañana me toca nieta. ¡Ah! he vuelto a ser abuela. ¡Soy feliz!

elhombreamadecasa dijo...

Mamareciente, yo soy un convencido de las teorías de la conspiración, creo en todas ellas.

Pilar, es verdad, el tema del agua potable es bastante inquietante. Es una suerte disponer de un grifo por el que salga agua cada vez que se abre.

Eva, me quedé mirando la escena con los ojos desorbitados sin entender lo que pasaba. Luego comprendí que mi botellín de agua podía poner en peligro la seguridad del vuelo y seguí mi camino como un buen ciudadano.

Irka, probablemente la mujer tenía un mal día. A Mercedes le pasó lo mismo y le preguntaron si se la quería beber antes de tirarla.

Mª Antonia, bienvenida de nuevo, qué alegría verte por aquí. Dale muchos besos a E. y a tus nietos de mi parte y preséntale mis respetos y admiración a tu hija. Si yo me viera con tres criaturas, no sé, creo que echaría a correr.

Inverosímil dijo...

Useasé que sin haber leído tu post podría haberte escuchado por sorpresa en "Hoy empieza todo"!! (Es que yo también soy habitual). Ya lo buscaré.

Ya oí lo de Carne Cruda. !Qué acento murciano más raro tienes! ¡Es casi imperceptible pero ahí está!

Enhorabuena por todas estas cosas.

elhombreamadecasa dijo...

Inverosímil, ¿tengo acento murciano? ¡Nooooo! Mis padres no lo tienen y mis hermanas tampoco. Bueno, la pequeña un poco y nos reíamos algo a su costa cuando de pequeña decía sai (seis). Yo lucho con todas mis fuerzas para impedirlo pero el entorno es demasiado poderoso.

Inverosímil dijo...

En tu descargo diré que tengo muy buen oído para los acentos del sureste de la piel de toro. Lo tuyo no es algo evidente. No usas la sexta vocal murciana (esa con la que se acaban las palabras abriendo mucho la boca).

Creo que lo noté por tu empeño en ocultarlo. Tu naturaleza te lleva a comerte las eses al final de las palabras pero tú te empeñas en ponerlas.

Si no lo supiera habría dicho que eras almeriense residente en Madrid hace bastantes años. Nada huertano.

Y, lo siento otra vez, pero he oído a tu madre, a dos de tus hermanas y a Juan en la radio y sólo se libra Celia (que no tiene nada de nada). Es lo que tiene la familia mediática.

elhombreamadecasa dijo...

Vaaaale. Lo diré de otra forma: nuestro acento murciano es inferior a la media.