Cada miércoles un cuento en El Estafador

miércoles, 31 de marzo de 2010

Vacaciones... o algo así.



De haber salido las cosas como queríamos, ahora estaríamos en Gijón. En concreto en el camping Deva, paraíso terrenal (desde lo alto se ve lo que sale en la foto). En los tres últimos años hemos llegado allí la tarde del miércoles santo. Pero los días libres de Mercedes no han dado mucho de sí y nos ha faltado valor para hacer un viaje taaaan largo con los dos gremlins para solo cuatro días. Habrá que esperar a Agosto.

Como el plan estuvo en el aire, que sí que no, hasta este lunes, no tenemos plan B. Pero algo habrá que pensar. Voy a dejar programadas algunas entradas para que Blogger las vaya subiendo (con lo fácil que es y me he dado cuenta de que se puede ahcer hace un par de días). El viernes habrá nueva entrega de la novela por entregas y Juan pregunta. El sábado un nuevo cuento pop. Y el lunes o el martes la segunda parte de "De peligro" (una nueva aventura de Niño catódico y Niño sónico). 

Que lo paséis bien. Aprovecho el título para poner una canción de "Vacaciones":



PD. Si alguien se perdió las vacaciones (pop) de otros años, las puede ver aquí.

"El Nesquik no es válido..."

En la entrada anterior puse un enlace que no funcionaba. Pongo el vídeo porque es muy divertido... bueno, a mí me hace mucha gracia.

martes, 30 de marzo de 2010

Esto versus lo otro (I)

En un comentario a la entrada del jueves pasado, Enrique proponía la idea de que se es de Borges o se es de Cortázar. Nunca me había planteado esa dicotomía y aunque la quise apartar de mi mente, no pude hacerlo hasta resolver la cuestión y tomar partido. Decidido: soy de los de Cortázar. El dato definitivo: estoy comprándome las obras completas de Cortázar publicadas por Círculo y no lo hice con las de Borges. Además, mi identificación con Cortázar va más allá de lo literario y se extiende a lo musical, a lo estético, a lo político... Borges está en la lista de autores que me encantan, que he leído mucho mucho pero que han quedado aparcados, como si ya no necesitara más de ellos. Cortázar, como Vázquez Montalbán, es un autor al que vuelvo constantemente. Por mucho que los lea, no me canso, siempre encuentro algo nuevo. En el grupo de autores que leí mucho pero que ya no leo podría incluir también a García Márquez, Kundera y Saramago.

Dice Johan Galtung que uno de los males del pensamiento occidental es la manía de plantearlo todo en cuestiones de blanco o negro. ¿A quién quieres más, a papá o a mamá? pregunta la vecina inoportuna. ¿Eres más de los Rolling o de los Beatles? preguntaba siempre Joaquín Luqui.

Con esa manía occidental, se pierden todas las opciones intermedias, enfrentamos cosas innecesariamente convirtiendo en opuestos lo que no son, despertamos pequeñas simpatías a cambio de granjearnos grandes antipatías, invertimos esfuerzos en una actividad improductiva... Pero soy tan occidental que llevo desde el jueves haciendo elecciones del tipo esto antes que lo otro. Cómo será la cosa que tendré que dejar buena parte de las mismas para entradas posteriores.

Ahí voy:

  • Burger King antes que McDonald´s
  • Novela antes que ensayo
  • Coca cola antes de Pepsi
  • Adidas antes que Puma (donde esté el modelo Gazelle que se quite todo lo demás)
  • Prosa antes que poesía
  • Rolling (a ser posible con Brian Jones) antes que Beatles (hoy, mañana quién sabe)


  • Marvel antes que DC (en líneas generales)
  • Las escarlatinas antes que la Gripe A
  • Ciudad antes que campo
  • Campo antes que playa
  • Gijón antes que Murcia
  • Fairy antes que Mistol
  • Los cazas Ala-X antes que los Ala-Y


  • La comida china de mentira antes que la comida china de verdad (en Barcelona cenamos en un restaurante chino chino y, sinceramente, más vale un poco de cerdo agridulce frito en aceite de semillas requeteusado que una bandeja de tofu y caracolillos de río.)
  • Mac antes que PC (pero tengo un PC)
  • Harrington antes que cazadora vaquera
  • Parka antes que trenca
  • Ni Tex ni Vistobueno
  • Vinilo antes que CD
  • Nesquik antes que Colacao (dadle al enlace, me lo agradeceréis toda la vida)
  • Gasolina de 95 octanos antes que gasolina de 98 octanos
  • Tostadas con mantequilla y mermelada antes que con aceite y tomate
  • Radio3 antes que Los 40 (esta es fácil)
  • Público antes que El País
  • Anestesia inhalatoria antes que anestesia intravenosa
  • Boromir antes que Aragorn
  • Alondra Bentley antes que Annie B. Sweet o Russian Red (barriendo para casa)
  • Bic cristal antes que Bic naranja
  • Tabaco de liar antes que liado
  • Liar a mano antes que a máquina
  • Batman antes que Superman
  • Daredevil antes que Spiderman
  • Padre de familia antes que Los Simpsons
  • Bob Esponja antes que Padre de familia


  • Lynette Scavo antes que el resto de Mujeres desesperadas
  • Norit antes que Perlán
  • The Pains of Being Pure At Heart antes que The XX
  • Chet Baker antes que Miles Davis
Nota: Me he cansado de poner enlaces, es que son muchas cosas. Si quedan dudas, Wikipedia las soluciona todas con una fiabilidad a prueba de bombas.

PD: En la entrada que da origen a esta, hablaba al final de que había empezado a leer "El poder del perro". En la contraportada citan una crítica de The Washington Post que acude a la metáfora fácil y dice que el libro es un pit bull... No es así. La novela no es un pit bull, la novela convierte en pit bull a quien la lee. Antes de darte cuenta, tienes los ojos abiertos de par en par, la mandíbula cuadrada y las manos aferradas a las páginas. Te vas tarde a la cama porque tienes que leer. Te levantas cuando todavía está oscuro porque tienes que leer. Lees mientras cocinas. Lees mientras das de comer. Escuchas música sin escuchar música porque estás leyendo. Fumas sin parpadear aunque te lloren los ojos por el humo porque no puedes perdete ni una coma. No respondes al teléfono porque estás leyendo. Terminas aprisa el post diario porque quieres saber qué más va a pasar. Le dices a Juan que se pase esa pantalla del vídeojuego sin ti porque estás leyendo. Ya no sales a correr porque estás leyendo. Y así hasta que llegas al final.

lunes, 29 de marzo de 2010

Por aclamación popular: Un mal día en Mercadona (2,5 de 3)

Se ha levantado, se ha vestido de comando
ha cogido sus armas dispuesta a enfrentarse a la mañana.
Agarrada al volante, sus ojos en el retrovisor
y es que hace tiempo que empezó sus planes de batalla.

Planes de batalla, Nosoträsh.





domingo, 28 de marzo de 2010

Bestiario de elhombreamadecasa: El mono tamarino


Esta semana llegó al correo de elhombreamadecasa un mensaje remitido por Mercedes. Se titulaba "Mira lo subrayado" y reproducía una noticia aparecida el 05/02/2009 en el periódico Expansión:

LAS TAREAS DEL HOGAR DIVIDEN A LAS PAREJAS

Más de la mitad de las parejas españolas discuten por el reparto de las tareas domésticas, cinco puntos por encima de la media europea, cifra que se incrementa en las parejas jóvenes y alcanza el 60%.

Literalmente, esa distribución de tareas es "fuente de tensión" en los hogares de España, país donde el reparto de tareas es de lo menos igualitario, por delante sólo de Italia. Estos datos, porcedentes de un informe elaborado por el instituto Ipsos, muestran sin embargo que la pareja española parece haber comenzado "una revolución", ya que el 69% de los españoles reconocen que "deberían colaborar más".

El estudio, que analiza la conducta de 2.009 ciudadanos mayores de 18 años de España, Francia, Italia y Reino Unido que viven en pareja y fueron entrevistados en enero, muestra que el 75% de los padres españoles fomentan entre sus hijos la colaboración con las tareas del hogar, por lo que aventajan en diez puntos a sus colegas europeos.

Plancha y wc, lo peor

Sacar la basura, hacer la compra, cocinar y lavar los platos son los quehaceres preferidos por los entrevistados -tareas que realizan sin protestar en el 50% de los casos-, mientras que planchar y limpiar el baño son las más detestadas. Este orden de preferencias se cumple también para el caso español, ya que el 77% saca la basura, el 76% hace la compra y el 58% compra y lava los platos, mientras que sólo el 21% plancha, el 26% limpia el baño y el 36% pone la lavadora, según el sondeo.

No obstante, el informe revela que los hombres "embellecen" esta situación, ya que muchas de las entrevistadas apuntan que los hombres colaboran menos de lo que dicen en al menos ocho de cada nueve tareas y también protestan más. "Si las disputas son tan frecuentes en el seno de las parejas españolas", reza el estudio de Ipsos, "es también porque los hombres utilizan muchas estratagemas" para librarse de colaborar, por lo que se sitúan a la cabeza de los europeos en el uso de estos trucos.

Excusas mutuas

Según las mujeres entrevistadas, las excusas más utilizadas por sus parejas son "estar cansado, suplicar, esconderse o salir de casa y hacer un chantaje", mientras que los hombres cuando no colaboran prometen ser más atentos con sus compañeras o realizarlas la próxima vez. Además, el informe destaca que si los españoles cambian, será también para mejorar su imagen delante de sus compañeras, ya que un hombre que colabora en las tareas del hogar es "más guapo" -en el 82% de los casos- y "más sexy" -en el 48%-.

En general, la mitad de los europeos sienten que se ocupan de más tareas que su pareja, fundamentalmente mujeres, de las que el 73% señalan hacer "más" que su compañero y el 52%, "mucho más". Por su parte, sólo el 17% de los interrogados afirman que el reparto de las tareas está "perfectamente equilibrado", entre los que destacan los británicos, ya que el 26% apunta "colaborar en la misma medida que su pareja".

De esta forma, en Francia y en Reino Unido los hombres hacen "más esfuerzos" para colaborar en las tareas del hogar, mientras que Italia es el país donde el reparto de tareas provoca más disputas en el seno de la pareja.

En este su Bestiario particular, elhombreamadecasa quiere añadir cuatro cosas a ese subrayado:

1. El incremento del atractivo del macho que realiza las tareas del hogar no tiene lugar en la época del instituto. De ser así, otro gallo le hubiera cantado.

2. Quizás empiece a producirse a mitad de carrera y se consolida en la vida adulta, cuando uno ya está comprometido y felizmente emparejado. Momento en el cual resultar atractivo a otras mujeres pues bueno, vale, no molesta pero ya podría haber pasado antes.

3. Todo esto lo saben a la perfección los monos tamarinos, habitantes de las selvas sudamericanas. Los machos cortejan a las hembras paseándose delante de ellas cargando un monito a la espalda, demostrando que podrían ser unos verdaderos padrazos, la pareja ideal.

4. Y no, él no hace eso. Podría pero no lo hace. A pesar de que las dependientas del Mercadona le hacen más caso cuando va con Darío que cuando va solo.

"Mercao" sonoro

El viernes hice el mercao. Ya no quedan mandarinas comestibles, así que no compré. En su lugar cargué con un montón de naranjas, espero que a Paco Bernal, que me encargó desde Austria que comprara mandarinas en su nombre, le sirva.

También compré patatas en el puesto de siempre, que salen muy buenas. No sabía cuántas comprar porque todavía no sé qué va a ser de nosotros en las vacaciones. Una mujer se quejó del precio (setenta céntimos el kilo) y como lamento usó la frase "Suave, que me está matando". Y me recordó esta canción de Def con dos:




Eran otros tiempos. No gastaba dinero en ropa, calzaba siempre botas de montaña, bebíamos grandes cantidades de vino Montemeló con cola Rioco y aprovechábamos cada oportunidad que teníamos para ir de acampada a Sierra Espuña. En una de esas noches locas en La Perdiz (un bar no muy lejos del refugio al que siempre íbamos) tuve uno de esos momentos de gloria adolescente. Poseído por el espíritu del aire libre me puse a cantar "Duro y a la encía" y la canté entera, y mira que la letra es larga. Mi hazaña fue recordada durante años. También recordamos durante años la frase de M. al día siguiente: Una más como ésta [fiesta] y la cagamos.

Cuando compré todo lo que necesitaba, me fui al coche. Darío y yo teníamos que ir a una reunión de trabajo, yo porque me habían convocado y Darío porque no tenía más remedio. Uno de los últimos puestos era de zapatos. Mujeres, decía el dueño, no os preocupéis, en las cajas tengo numeración. Y me acordé de la canción con el estribillo más dadaísta jamás oído (atención a esa guitarra tan funky):

jueves, 25 de marzo de 2010

Algunas novelas y algunas reflexiones sobre la Literatura, la creación, los rituales...


Asesinato en el Orient Express / Los Soprano. Cuando escriba lo que estoy a punto de escribir, sé de alguien que se va a echar las manos a la cabeza pero espero que no perdamos la amistad. Ahí va: Hace poco leí mi primera novela de Agatha Christie. Enrique, lo siento, pero es cierto. Hace años empecé a leer "El asesinato de Roger Acroyd" (un libro con un planteamiento realmente original, con lo difícil que es esto) pero lo dejé a medio. Cosa que se repitió años después. No consigo recordar la razón porque el libro me gustaba.

A lo que iba. A Christie se le ve el plumero de narradora omnisciente. Ella lo sabe todo y nos va dejando pistas por aquí y por allá. A veces, parece que le diera chivatazos a Poirot, que siempre va varios pasos por delante de lo que debería.

En mi opinión, la omnisciencia del narrador es más un drama que una virtud. Llega un momento en el que se hace la luz y uno consigue saber por fin cómo son sus personajes, qué van a hacer, qué terribles finales les esperan. Y no hay nada que hacer, porque una cosa es saberlo todo y otra cosa, muy distinta, poderlo todo. Recuerdo un cuento en el que no me quedó más remedio que pedirle perdón a la protagonista por ser incapaz de cambiar el final.

David Chase, el creador de Los Soprano, ¡ATENCIÓN PELIGRO DE SPOILER! ¡SI NO HA VISTO LOS SOPRANO Y PIENSA HACERLO, NO SIGA LEYENDO! LUEGO NO DIGA QUE NO SE LE AVISÓ, intentó escapar de la omnisciencia. Acabó la sexta temporada alejando la cámara de los personajes. Decía: reniego de mi condición de narrador omnisciente, me convierto en voyeur, hemos estado mirando la vida de estas personas durante unos años y ha llegado el momento de dejar de hacerlo. La gente se enfureció y tuvo que hacer nueve capítulos más. Pero acabó con una renuncia similar. Esta vez recurrió al final abierto. Para el creador es terrible que la historia solo admita un final y que sea el que todo el mundo está esperando. ¿Queréis que muera Tony? nos dijo Chase, pues bien, hacedlo vosotros. FIN DE LA ZONA DE PELIGRO.

El final de "Asesinato en el Orient Express" no está abierto. De hecho, se cierra bien cerrado. Y tiene una gran virtud: la de dejarte incómodo, muy incómodo. Porque una parte de ti piensa que han hecho bien y otra piensa que han hecho mal. Y vuelves a descubrir que en tu interior conviven Jekyll y Hyde.

La noche de América agonizante. Varias veces he dicho ya en este blog que idolatro a Juan Gallardo, a.k.a. Curtis Garland, a.k.a. mil nombres más, todos anglosajones. Empecé a sentir admiración tras leer su biografía, publicada por Morsa, y ver ese listado final en el que se citaban solo algunas de sus ¡2000 novelas! Después lo conocí en Barcelona y quedé más admirado. Después leí "La noche de América agonizante" y me puse a sus pies. Después encontré dos libros suyos en una ferie del libro viejo y de ocasión y disfruté leyéndolos como disfruto de los tebeos y de esos libros dedicados al alto objetivo de entretener.



"La noche de América agonizante" es un libro de ciencia ficción y espionaje en el que hay cosas que podrían haber escrito Stan Lee, Alan Moore, Grant Morrison, Frank Miller, Bryan Talbot... Máquinas del tiempo, tiranos continentales, espías honrados, amigos fieles, coches voladores, armas increíbles... Hay una idea que me gusta mucho y que sugiere que toda la ficción está almacenada en una caverna, como la de Platón, y el escritor se limita a traerla de vez en cuando al mundo de los libros. Gallardo sabe manejarse en esa oscura caverna sin necesidad de luz ni mapas, la conoce como la palma de su mano.

Los autores de bolsilibros, esos libritos que inundaban los quioscos y se vendían como churros, debían escribir una novela a la semana. Eso, paradójicamente, les hacía libres de la obligación de escribir la mejor novela en cada novela. Se dejaban llevar por las urgencias y la imaginación volaba libre y certera.

Sobre todo esto, Javier Pérez Andújar escribe en el prólogo a "Yo, Curtis Garland": Una de las diferencias más maravillosas que hay entre la literatura y la subliteratura, es que esta útlima sí que se compra para ser leída. Una novela de quiosco no se compra para quedar bien un día de Reyes, o para adornar una estantería o por dejarse influir por un prestigio publicitario, se compra con el modesto propósito de leerla y pasar el rato.

El fondo del cielo. Como últimamente era raro el libro que no me comprara sin prólogo de Rodrigo Fresán, me decidí a leerme uno suyo. Tenía pensado soltar aquí un rollo sobre el autor que sacrifica la trama por el estilo y somete al lector a la obligación de acabar vibrando en la misma longitud de onda en la que él decidió escribir. Una tarea ardua para el que lee. Iba a quedar todo muy reflexivo y profundo pero esta mañana he recibido el correo de una amiga que me decía: ¿Estás con Fresán ahora?, yo creo que es mejor crítico que escritor. En sus novelas y cuentos está como diciendo todo el tiempo "Soy la hostia, escribo de puta madre, mirad lo que sé hacer con las palabras". Dicho lo cual, no tengo nada más que añadir.

Borges / Bolaño / El momento adecuado. Cuando empiezo a leer un libro de cuentos, lo hago por el más corto. Cuando empecé a leer una antología de Borges publicada por Alianza editorial, lo hice por "Los dos reyes y los dos laberintos". Dos páginas que me dejaron sin saber qué decir. Luego seguí con otro, no recuerdo cuál, y me dije, abochornado, que Borges no era para mí. Me daba rabia reconocer que no me gustaba Borges pero no tenía sentido engañarme a mí mismo. Años después lo volví a intentar y entonces sí. Entonces quedé maravillado por todos y cada uno de los cuentos de este genio. Hasta sus prólogos me encantan.



Con Bolaño me pasó algo parecido. Tenía una recopilación de tres novelas publicada por Círculo y que se titulaba "Tres novelas", tal cual. En el primer intento me pregunté qué era aquello. No entendía nada y lo dejé. De nuevo, años después volví a intentarlo y pude leerlas y disfrutarlas.

Una de mis hermanas sostiene que Bolaño está completamente sobrevalorado. Mi hermana suele tener razón. Yo no tengo un criterio al respecto pero lo que sí sé es que todas las veces que he tenido "Los detectives salvajes" en las manos para comprarlo (y han sido varias) he encontrado un motivo para acabar por no hacerlo.

Cosas que los nietos deberían saber. Mark Oliver Everett, autor de este libro autobiográfico, es el líder del grupo Eels. Personalmente me da mucha rabia que la gente que se dedica a otra cosa publique libros. Pero una fuerza incomprensible me arrastró a leerme "Cosas que los nietos..." Leía el libro mientras descubría la música de Eels y miraba sus videos una y otra vez, de manera obsesiva.

Me parece pretencioso decir esto pero en algunos pasajes me reconocía en las cosas que contaba Everett. La fatal necesidad de dedicarte a algo sea o no lucrativo. Creer que lo has conseguido cuando publicas un disco / libro para después tener que volver a empezar de cero, como si nada hubiera ocurrido. Que la vida sea un asco pero merezca la pena.

Su padre, por cierto, fue un físico genial que muchos tomaron por loco y que propuso la idea de los universos paralelos, a la que tanto le deben los escritores de ciencia ficción.

No hay forma de definir el enamoramiento. Cuando sucede esto, los científicos optan por describir el asunto en función de sus características. En "Por qué amamos", Hellen Fisher enumera y explica varias de las cosas que nos suceden cuando nos enamoramos de alguien. Yo cumplo un porcentaje muy alto de esas cosas con respecto a Mark Oliver Everett. ¿Será amor?






El poder del perro. Esta novela de Don Winslow lleva pisándome los talones varias semanas. Hace un par de días, decidí dejar de huir, revolverme y enfrentarme cara a cara con sus más de 700 páginas.

Tengo un ritual muy complejo y físico cuando empiezo un libro. No es un ritual de apareamiento pero se le parece. Lo tomo entre las manos. Le doy vueltas y más vueltas. Miro con detenimineto la portada, la contraportada, el lomo. Lo abro con cuidado, hundo la cara entre sus páginas y aspiro su aroma. Leo por encima la dedicatoria, el índice, miro cuántas páginas tiene... Después de todo eso es cuando estoy preparado para empezar a leer.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Un mal día en Mercadona (3 de 3)


Acaban ustedes de asistir a un plagio original cortesía de elhombreamadeasa.com sin la debida autorización de Marvel. Los dibujos son del gran Jim Steranko para "Nick Furia, agente de SHIELD".

lunes, 22 de marzo de 2010

Primavera

Ya es primavera. Chachi. Las hormigas salen de sus hormigueros para instalarse en mi cocina. El ambiente se llena de pólenes malditos. La astenia nos hace ir a rastras de un lado a otro. La sangre se nos altera, se nos revoluciona:



PD: Si solo pudiera llevarme un músico a una isla desierta, sería a Fernando Alfaro. Resulta (sección rosa del blog) que Isabel León, que hace los coros, era vecina de Mercedes en Albacete. Algún día que hemos estado allí de visita, la he visto junto a Fernando Alfaro. He intentado decirles algo pero la emoción me lo ha impedido.

PDII: Al escuchar la canción de nuevo me he acordado de una cosa que escribe Rodrigo Fresán en "El fondo del cielo": Y me pregunto si existirá algo más sci-fi que la súbita irrupción del virus del amor en el hospital de la juventud, de esa presencia extraterrestre que de golpe y sin aviso te posee y te convierte en un cosmonauta en trance.

PDIII: He subido cosas nuevas al blog de "Cuentos pop".

Un mal día en Mercadona (1 de 3)


(Si no se ve bien, podéis pinchar sobre la imagen y se agranda)

domingo, 21 de marzo de 2010

Buñuelos, los tres pasos

El 19 de Marzo por la tarde, es tradición comer buñuelos. A decir verdad, no sé si se trata una tradición regional, municipal, de Espinardo o familiar. Tampoco sé si se debe a que el 19 de Marzo es el día del padre o San José. Todo eso da igual, lo importante es que los López nos juntamos a comer buñuelos.

Hasta hace unos años, era mi abuela la encargada de todo. Cuando digo todo quiero decir Todo. Mi abuela era de esas personas capaces de encargarse de Todo. Tenía ese superpoder. Pero ya no está. Así que nos juntamos y hacemos las cosas lo que mejor podemos.

Lo primero es que no falte:


Ahora, los congeladores de todas las sub-familias están llenas de táperes con masa de buñuelos congelados.

Lo segundo es hacer ese movimiento de muñeca y dedo para conseguir que el buñuelo tenga forma de tal. Ha sido mi tía L. la que ha recogido el relevo de esta habilidad.


Lo tercero es comer:


Habitualmente, me comía tres o cuatro buñuelos, bebía un poco de chocolate y ya. Pero este año, no sé qué me pasó, empecé a comer, entré en trance y cuando desperté había devorado varias docenas de buñuelos. Voy a tener que estar varios días alimentándome de lechuga para compensar.


PD: Según la receta familiar, se hace la masa, se tapa con un paño y se la deja reposar hasta que suba y se llene de ojos (de forma figurada, claro). Para que suba la masa, hay que echar levadura. Y aplicamos la regla de "más vale que sobre que no que falte". Al final tuvimos que reducir la masa creciente a escobazos, como en la mítica escena de "El dormilón", minuto 5:50 en adelante:



PDII: Siempre estuve enamorado de Diane Keaton. Es posible que siga estándolo.

PDIII: El Orgasmatron no es mala idea (sale al principio de la cuarta parte de la peli, yo he puesto la tercera). Mendetz lo usaron en una canción:

viernes, 19 de marzo de 2010

Im-perfecto por un día.

Hace algunas semanas, las Im-perfectas remodelaron su blog y anunciaron que contarían con colaboraciones masculinas de vez en cuando. Desde entonces, miraba mi correo a diario por si me llegaba la propuesta de colaborar. Pero nada. Hasta que un día, ahí estaba: la invitación para ser im-perfecto por un día.

Ha sido un place colaborar con ellas.

Ah, lo que he escrito se puede leer aquí.

jueves, 18 de marzo de 2010

"El enésimo fin del mundo" ¡NOVELA POR ENTREGAS!

Dije hace poco que paso más tiempo en mundos distintos a este. El médico me receta pastillas azules pero es como si fueran rojas. Al estar en paro, mi cabeza se ha vaciado de todos los problemas del trabajo (fuera de casa) y ese hueco lo han ocupado todo tipo de irrealidades.

A pesar de todo, soy disciplinado. He resistido la tentación de escribir varios "cuentos pop" al cabo del día (es una fórmula endiablada) y he revisado y concluido mi segunda novela. Respecto a esta, diré que el trabajo más duro de escribir es colocar lo que escribes. ¿Hay alguna agente literaria al otro lado? Una vez hecho esto, me puedo dejar llevar. Es que me parecía mal liarme con otras cosas sin haber hecho el trabajo, no muy gratificante, de corregir una novela ya terminada (hace tres o cuatro años, por cierto).

Una idea me ronda la cabeza desde hace mucho tiempo. Primero iba a ser un cuento largo. Luego fantaseé con convertirla en cómic. Al final, pensé que lo mejor sería escribir una nueva novela. Debo hacerlo porque de lo contrario corro el peligro de que se me olvide la idea (poco probable) o de que vaya creciendo en mi interior y acabe prisionero de ella (bastante probable). Debo dejarla salir. Y como no tengo ganas de que se pase años y años en el disco duro del ordenador, como la anterior, pues la voy a ir publicando según la vaya escribiendo.

El "plan editorial" (me gusta usar estas expresiones, me hacen sentir importante y guay) es subir un capitulito cada viernes. Tengo material para varias semanas. Con lo que no contaba es con que me llamaran tan pronto para trabajar (fuera de casa). Mi horario será de tardes y, aunque nunca escribo por las tardes, no sé qué pasará. Espero que los nuevos problemas laborales no desplacen en mi cerebro todas las ideas bizarras y absurdas que tengo para "El enésimo fin del mundo".

El título es provisional. He barajado varios y algunos, no muy normales, ya estaban pillados. Ya se me ocurrirá otro mejor.

Bueno, no me enrollo más. Quien quiera leerla puede hacerlo en:

www.enesimofindelmundo.blogspot.com

Espero que os guste.

PDI: Este viernes es fiesta en Murcia. No nos vamos de puente pero la sección "Juan pregunta" sí.

PDII: Para el enlace de la derecha he usado el cuadro "Roger y Angélica" del pintor Odilon Redon.

Las increíbles aventuras de Niño catódico y Niño sónico. Hoy: De peligro, exterior día (part 1 of 2)

-Bien, chicos, ¿tenemos claro el plan?

-Sí, papá -respondieron los dos al unísono.

-Muy bien, pues vamos allá. ¡Mercedes, nos vamos a dar una vuelta al campus?

-Mamá, vente -gritó Juan.

-Pero, bueno -murmuró Fede- ¿en qué habíamos quedado? Ella no puede venir, si se viene no os va a dejar entrenar vuestros superpoderes. Hasta que no seáis mayores de edad yo soy el jefe del equipo de campo. Tenéis que seguir mis órdenes y digo que ella no viene.

-¿Adónde váis? -preguntó Mercedes.

-Eh, no nada, al campus, a dar una vuelta.

-¿No quieres que vaya?

-Mujer, claro que quiero, pero a lo mejor te apetece quedarte un rato a solas y relajarte.

Mercedes supo que había gato encerrado pero la oferta era altamente tentadora.

-Haced lo que queráis.

-Tú, lo has dicho. Equipo oro, al coche.

-¿Equipo oro? -se preguntó Mercedes mientras cerraba la puerta.

A los diez minutos, Fede aparcaba el coche en el campus de Espinardo. Era domingo por la tarde y lo más probable es que no se encontraran con nadie que les molestara ni descubrieran sus entrenamientos secretos. De todas formas, debía pensar la forma de conseguir una Sala de peligro como Xavier manda.

-Comencemos. He traído un par de títulos míticos que nos pueden servir de guía. Según mis conocimientos, adquiridos después de casi treinta años de arduas lecturas, tus poderes, Juan, podrían ser parecidos a los de Espejismo. Y los tuyos, Darío, a los de Dazzler. Propongo que las tomemos como modelos y que a partir de ahí vayáis desarrollando libremente vuestras habilidades.

-Pero son chicas -dijo Juan.

-Eso no importa, Juan. Sus poderes son increíbles. Y ahora voy a proceder a abrir los tebeos. Apartaos un poco, por favor. Y recordad: se mira pero no se toca.

Fede consultó la temperatura y la humedad ambiental. No eran condiciones adecuadas para sacar los tebeos de sus fundas pero se trataba de razones de fuerza mayor. Se colocó los guantes de látex, cogió las pinzas recién esterilizadas, despegó con sumo cuidado el celo ultratransparente que cerraba las bolsas y sacó los cómics.

-Aquí los tenemos. El Especial verano de Marvel Héroes con el origen de Los nuevos mutantes y el nº 67 (Vol. 1, fórum) de La Patrulla X. Contemplad dos obras maestras del arte de todos los tiempos.

-Son tebeos -dijo Darío.

-Claro que son tebeos, la máxima expresión de la inteligencia y sensibilidad humana. Juan, empezaremos por ti. Mira, estas páginas. Espejismo puede sacar los peores temores de la mente de su enemigo y convertirlos en imágenes aterradoras. Hasta ahora, tú has traído a esta dimensión a Bob Esponja y a Pippi, que son dos personajes de la tele que os gustan mucho a tu hermano y a ti. Es probable que seas capaz de repetir algo por el estilo, un poco como hace Espejismo. Concéntrate en mí. Intenta descubrir en qué personaje televisivo estoy pensando y tráelo a nuestro plano de la realidad usando tus poderes catódicos.

-¿Qué? -preguntó Juan.

-Que hagas eso que tú sabes hacer con tus poderes.

-Es que no sé cómo hacerlo.

-Si lo has hecho otras veces. ¿Te acuerdas de cuando el Señor Nilson se duchó con mi esponja?

-¡Señor Nilson! - gritó Darío.

-Sí -dijo Juan.

-Pues haz lo mismo pero pensando en mí, o sea en lo que yo pienso.

Sin acabar de entender, Juan cerró los ojos y usó sus poderes.

-¡Dios mío! -gritó su padre-. Qué vergüenza. Apaga eso, Juan, por lo que más quieras. ¿No habréis visto nada?

-¿Quién era esa, papá?

-No sé, debe haber alguna interferencia por ahí. Bien, veo que tus poderes se mueven en el plano del subconsciente. No has captado mis pensamientos superficiales sino que te has ido a algo muy arraigado en mi subconsciente. Interesante. Bien, Darío, tu turno. Aquí está el tebeo en el que Dazzler lucha a muerte contra el poderoso Juguernaut. Uno de mis tebeos favoritos. Dazzler era capaz de absorber el sonido y convertirlo en energía luminosa. Podía lanzar bolas de ruido sólido, rayos láser...

-Cómo molan los poderes de Darío, yo quiero esos poderes -dijo Juan.

-Juan, tus poderes también son increíbles. Espera a poder usarlos bien y verás. Darío, conseguir lo que hace Dazzler nos llevará mucho tiempo. Te la enseño para que tengas esa idea en el horizonte. De momento, ajustaremos las revoluciones con las que haces sonar los vinilos. Veamos, aquí tengo un single de Hellen Love. Te lo acercaré y tú solo tienes que hacerlo sonar.

Fede acercó el siete pulgadas a su hijo pequeño y la música empezó a sonar con desganas, lenta y grave. Los niños se rieron.

-Darío, no quiero mostrarme exigente pero estoy seguro de que eres capaz de hacerlo mejor. Sabes que los singles se reproducen a 45 rpm. Probemos ahora con un larga duración. Aquí está "The Nightmare of J.B. Stanislas" uno de los discos con una historia más increíble de todos.

-¿Por qué hablas así? -le preguntó Juan.

-¿Así , cómo?

-No sé, no te entendemos.

-Juan, es que esto es muy serio. El día menos pensado, el futuro de la humanidad estará en vuestras manos y debéis estar preparados.

Los hermanos se miraron como si su padre estuviera algo mal de la cabeza.

-Venga, Darío. Concéntrate y reproduce esto a 33 1/3 rpm.

Fede acercó el disco a su hijo y Nick Garrie cantó como si fuera Papá Pitufo. Los niños empezaron a desternillarse de risa.

-¡Maldita sea! -gritó Fede-. Esto no es para tomárselo a broma. ¿Quién sabe qué terrible supervillano estará haciendo planes en estos mismos momentos para dominar el mundo? ¿Queréis detenerlo o queréis seguir riéndoos como locos?

Mientras tanto, Mercedes no conseguía relajarse en casa. Eso del "equipo oro" había sonado muy sospechoso. Así que cogió el otro coche y se acercó a ver qué tramaban sus hombres.

Fede iba a retomar el trabajo después de que Juan y Darío hubieran agotado las risas cuando vio aparecer el Astra a lo lejos, conducido por Mercedes.

-¡Oh, no, vuestra madre! Disimulad, no puede saber que hemos estado entrenando.

-Hola -saludó Mercedes- qué hacéis.

-Íbamos a ir al estanque, a ver si encontrábamos renacuajos -mintió Fede con voz temblorosa.

-Y también entrenábamos nuestros superpoderes -dijo Juan.

-¡No, no, no! Vamos a ver. Como padre podéis tomarme por el pito del sereno, ya lo he aceptado, pero como jefe del equipo de campo debéis seguir mis órdenes ciégamente. Vuestra vida puede depender de ello.

Se hizo un silencio que duró unos pocos segundos.

-Tú no estás bien -dijo Mercedes-. Hijos, subid al coche y procurad manteneros alejados de ese señor.

miércoles, 17 de marzo de 2010

Agradecimientos y disculpas

Los agradecimientos, primero. Hay un concurso que consiste en que un blog decide diez blogs divertidos. Los que son elegidos deben, a su vez, elegir otros diez blogs divertidos. Este ha sido incluido en la lista de Lobo, Mamá (contra) corriente y Mamá reciente.

Cuando empecé a escribir elhombreamadecasa.com (por entonces con el infame nombre de diariadeunamadecasa.blogspot.com) lo hice por varias razones. Hacerme rico y famoso, que me leyeran, dar salida a las cosas que me rondaban la cabeza, dominar el mundo, lo típico en estos casos. No recuerdo que me planteara divertir a la gente. Pero ha resultado que este blog es divertido y cada vez que alguien me dice que le alegra los lunes o los días de trabajo, me siento muy feliz. Así que, muchísimas gracias a Lobo, Mamá (contra) corriente y Mamá reciente por elegirme (las respectivas listas completas las podéis leer aquí, aquí y aquí).

Y ahora las disculpas. Yo debería elegir diez blogs divertidos. Pero no lo voy a hacer y por eso pido disculpas. Es que me cuesta mucho tomar decisiones. De verdad, me cuesta mucho. Si tuviera que decidir si la cosa va más por la gandulería que por la cobardía, diría que lo segundo pero no lo tengo muy claro. Soy tremendamente indeciso. Cuando hubiera acabado de elaborar mi lista, internet ya no estaría de moda.

(Aquí había antes un párrafo en el que contaba una cosa que no debía contar todavía. Creo que la pata ya está metida y hay poco que hacer pero en fin, quitado queda.)

A cambio, me comprometo a actualizar el apartamente de "Lecturas de ida y vuelta", que lo tengo algo descuidado.

martes, 16 de marzo de 2010

Un aprobado de francés, bien vale la mejor gallina del corral

(Nota: Lo que sigue es una colaboración, de lujo, de una lectora de este blog.)

Año 1934-5 ó 6

Primeros de septiembre.

-Madre, necesito que me dé la mejor gallina que haya en el corral.

-¿Qué vas a hacer con ella, hijo?

-Es para aprobar el francés. Si no es regalándole a la profesora una gallina, no lo apruebo ni el día del Juicio Final.

-Tú sabrás, hijo, pero yo creía que se aprobaba estudiando. ¡Qué cosas aprende una, Señor!

-Si yo estudio, madre, pero es que el franchute no se me da. Eso no se puede estudiar así, uno solo, como estudio yo.

-Y ¿qué hace tu tío que no te lo enseña?

-Él no sabe francés; el pobre hace por mí lo que puede. Y hasta aquí hemos llegao.

-Bueno, si tú y tu tío pensáis que hay que hacerlo así…Pero ¿no se ofenderá esa señora de que le llegues con una gallina y sin saber na de eso como se llame?

-Se llama francés y no se va a ofender porque me han dicho que la pobre pasa hambre. Que el sueldo no le da pa na.

-¡Toma! Y ¿tú quieres estudiar pa luego morirte de hambre?

-No. Yo quiero estudiar pa no eslomarme trabajando en el campo.

-Bueno, pues mañana te doy la gallina y que Dios te ampare.

-Gracias, madre, sabía que podía contar con usté.

-Ya. Pero de esto a tu padre, ni una palabra. ¿Estamos?

-Pues claro que estamos.

Al día siguiente, el buen mozo salió tempranico en el coche de línea con su mejor camisa, sus mejores alpargates y la mejor gallina del corral de su madre bajo el brazo.

En el autobús de la tarde volvió con su mejor camisa un poco sudada, sus mejores alpargates un poco más usados y el aprobado de francés bajo el brazo.

Llegó a ser maestro en la época en que se decía pasar más hambre que un maestro de escuela pero allí estaban sus padres para pasarle el jamón y los chorizos, el tocino y las morcillas, los higos secos y todo lo que hiciera falta para que el hijo señorito y las nietas no pasaran hambre.

Mª A. M. P.

lunes, 15 de marzo de 2010

Cuento pendiente (15 de marzo, 14 añazos)

Estoy un poco atrapado por el mecanismo de "Cuentos pop". Cada dos por tres se me ocurre algún cuento basado en una canción. Tengo varios pendientes de escribir. Uno de ellos será un cuento de ciencia ficción.

La Luna hace tiempo que fue colonizada. En Marte se han probado con éxito los primeros asentamientos humanos. El ocio ha sufrido una regresión, Internet ha desaparecido completamente y se ha vuelto a la tele y al papel impreso. La gente se colapsó con tanta información, tanta descarga gratuita, tanto vídeo casero, tanta red social. La red de redes había quedado olvidada en un rincón.

La historia comienza cuando nuestro protagonista vuelve completamente abatido a su avanzadísimo apartamento marciano. Ha pasado lo que tanto temía, su secreto ha sido descubierto también en Marte. Era un tipo serio y cabal. En su biografía era imposible encontrar ningún desmadre. Hasta aquel fatídico día en el que no se lo ocurrió otra cosa que ir a un programa cutre de televisión para cantarle una canción a su novia. Todavía no sabe qué sucedió, en qué demonios estaría pensando para creer que sería buena idea. Después, todos se burlaron de él y su novia lo dejó, avergonzada. Él, harto de que se rieran en su cara, huyó lo más lejos que pudo: Marte. Pensó que allí su dignidad, si es que le quedaba alguna, estaría a salvo. Pero, ya es mala suerte, internet había empezado a ponerse de moda otra vez. Todo vuelve. Alguién había localizado un vídeo suyo en Youtube en el que se le veía cantando en aquel programa televisivo. Y las burlas a su costa aparecieron en la colonia marciana. Al final pasará algo o no, porque eso de planteamiento-nudo-desenlace es un formalismo con el que no hay que cumplir siempre.

La canción que cantó (bastante bien, por cierto) fue esta:



PDI: Mi abuela nos prevenía: Le hacéis mucho caso a Juan, lo vais a encrecer. "Encrecer" es una de esas palabras que, una vez que sabes lo que significa, descubres que se explican por sí mismas. Consiste en estimular en exceso a los niños de tal forma que se vuelven demasiado listos para el gusto de los adultos.

El otro día, Darío iba por toda la casa diciendo "mierda" sin parar. Le llamé la atención y le dije que eso no se decía. Es una canción se excusó él, que sabe que en esta casa se respeta la libertad artística por encima de todas las cosas, y siguió repitiendo la palabra.

PDII: Ya conté el gusto de Darío por los sufijos. Estábamos entrando hoy en el ascensor de Mercadona cuando no se le ha ocurrido mejor cosa que llamarme "papuchi".

PDIII: En el Mercadona de mi barrio están promocionando a bombo y platillo un gel de baño con una alta concentración de urea. Ni loco me banaría con ese gel.

Postada a "Tango (nostalgia freak")


Cuando nació Juan me enfrenté a un gran dilema: ¿ponía los tebeos en las estanterías de arriba y le prohibía tocarlos o los dejaba a su alcance y le enseñaba a tratarlos con cuidado? Como soy un padre guay, opté por la segunda opción.

Hasta ayer he presumido de que la cosa me funcionó. Pero después de escribir "Tango (nostalgia freak)" miré horrorizado la portada de "Ombligo sin fondo" completamente pintarrajeada. Darío se adelantó a mi pregunta y me dijo todo orgulloso que había sido él.

Voy a mandarlo interno a alguna guardería.

domingo, 14 de marzo de 2010

Tango (nostalgia freak)


Vivir en Espinardo es como vivir en otro planeta. Y no porque en ocasiones el pueblo parezca de ciencia ficción, que también, sino porque el centro de la ciudad parece que haya quedado a uno o dos años luz de casa.

Antes iba a Historietas al menos una vez por semana. Ahora si voy cada mes, voy mucho. El viernes, aprovechando una cita médica y que mi madre se quedó con Darío, me pasé por mi tienda favorita a ver si me compraba "Ombligo sin fondo".





Estuve un rato hablando con Enrique, el dueño, y nos contamos batallitas. Recibí un shock al saber que llevaba vendiendo tebeos en Murcia la friolera de 20 años. Porque ese es el tiempo que yo llevo comprándoselos. Veinte años. El tango dirá que no es nada pero descubrir así de repente, sin anestesia ni nada, que uno lleva veinte años haciendo una misma cosa es impactante. Inevitable sentirse un poco mayor.

Probablemente, Enrique sea de una las personas, fuera de la familia, con la que mantengo una relación más larga y estable.

El primer tebeo que compré, que me compraron, fue el nº 8 de Secret War, publicado por Forum (¡en 1985!). Me quedé completamente enganchado. Quería saber quiénes eran todos aquellos superhéroes desplazados a un misterioro planeta por el Todopoderoso para luchar sin cuartel contra un ejército de supervillanos. Toda una epifanía. Después empecé a coleccionar los tebeos de La Patrulla X, la primera saga de El Nido, ahí es nada. Etcéteta, etcétera.

(los pliegues que se ven en la imagen se deben a la bolsa de plástico que protege el tebeo, no me he atrevido a quitársela para escanearlo)

Todos me decían que aquella era una fiebre adolescente que se me pasaría cuando me hiciera mayor. Pues una de dos: o no tenían razón o todavía no me he hecho mayor.

PD: JoSoWhat, camarada de tebeos, me envió el otro día el enlace de este blog: The Impossible Cool. Es conveniente entrar a verlo cuando se hayan cumplido con todas las obligaciones del día. No hay mucho que leer pero algunas fotos te pueden dejar completamente colgado.

jueves, 11 de marzo de 2010

En casa de mi madre

Esta semana he pasado varios días en casa de mi madre. Es que ha venido mi hermana mayor de Madrid acompañada de mi super sobri. Y, claro, hemos aprovechado para estar juntos todo el tiempo posible.

El lunes me acosté con Darío y mi sobri para que se echaran la siesta. La niña empezó a parlotear como una loca. Darío me miraba como diciendo: ¿qué dice esta? Me levanté y me senté entre los dos. Descubrí que hablar en pedorreta es de esas cosas que no se olvidan. Basta con practicar un poco y te acuerdas de todo de golpe. Menudas conversaciones hemos tenido durante estos tres días.

En una sobremesa, mi madre nos enumeró todo lo que había hecho desde las seis de la mañana. Aquella entrada mía en este blog me pareció de chichinabo. (Por cierto, puse el dibujo de Superman no para decir que yo era Superman, tampoco afirmo lo contrario, sino para decir que lo que hace el hombre de acero no es nada comparado con el día a día de un ama de casa).

Por el salón andaba un número de la revista Cosmopolitan. Sorprendí a Mercedes leyendo con mucha atención uno de los artículos de la portada titulado "¿Estás haciendo de tu chico una nenaza?" (sic).

PD: En un comentario al post de ayer, Una mamá (contra) corriente se refería a una entrada sobre el 8 de marzo. Si alguien quiere leerla, está aquí.

PDII: Durante mucho tiempo pensé que "sic" era una especie de onomatopeya que se usaba para expresar la arcada que te daba al tener que citar ciertas cosas de forma literal. Pero no es eso. Sic: (Lit., así, de esta manera.) adv. lat. que se usa en impresos y manuscritos españoles, por lo general entre paréntesis, para dar a entender que una palabra o frase empleada en ellos, y que pudiera parecer inexacta, es textual. (RAE, XXI edición).

PDIII: Quería decir otra cosa pero no me acuerdo.

PDIV: Ya me he acordado. Ayer recibí una llamada con una oferta que no pude rechazar. Ya la contaré con más detalle. De momento solo puedo avanzar que me dieron ganas de exclamar: Ama de casa, vale, pero madre trabajadora otra vez, no, ¡por ahí no paso!

miércoles, 10 de marzo de 2010

¿Trabajadora?

Más de una vez he dicho que creo a pies juntillas en toda clase de teorías conspiratorias. En algunas porque me parecen divertidas y en otras porque son realmente creíbles. Los malos no son tontos, de lo contrario no serían tan poderosos.

El poder tiene muchas formas de acabar con lo que le molesta, una de ellas, la más habitual, es fagocitarlas. Un claro ejemplo está en la celebración del 8 de marzo. Esa fecha se ha llenado de actos institucionales que son pura basura. Tampoco creo que sea casual que haya desaparecido el adjetivo Trabajadora. ¿Se quitó porque era una redundancia? No creo. Tampoco lo es: hay mujeres que se rascan la barriga a dos manos mientras sus criadas lo hacen todo. En mi opinión se suprimió lo de Trabajadora porque molestaba ya que recordaba a cosas incómodas como la lucha de clases. Por cierto, es tan fácil acabar con según qué ideas. Basta con afirmar que se han pasado de moda, que ya no se estilan.

En fin, todo ese rollo viene porque las amigas (en este caso es un femenino genérico plural) de un sindicato me pidieron participar en una pequeña entrevista/encuesta para la revista especial del 8 de marzo. Pongo a continuación las respuestas que di, algo cortas pero es que no me podía pasar de las 200 palabras. Ahí va:

1.Influencia (positiva o negativa) que los modelos tradicionales de masculinidad han tenido en la construcción de vuestra identidad.

Si uno es capaz de analizar críticamente los modelos que le rodean, acaban siendo todos positivos. Los buenos porque se deciden imitar y los malos porque se rechazan.

2. En qué medida han cambiado tus actitudes y conductas respecto de los modelos recibidos y porqué. Creeis que en ese cambio ha tenido algo que ver el feminismo?

El modelo que yo recibí estaba a medio camino, era un “esas cosas son de mujeres pero el hombre debe echar una mano”. Me costó darme cuenta de lo mucho que lo había asimilado y tratar entonces de superarlo en busca de una igualdad completa. El feminismo ha sido, y es, muy importante en ese cambio (todavía inconcluso), tanto por su discurso teórico como por el ejemplo de muchas mujeres.

3. Se encuentran los hombres desorientados respecto a su identidad y a su relación con las mujeres o con otros hombres. ¿Por qué?

No me considero en condiciones de dar una respuesta en general pero supongo que estamos en un momento de cambios y eso siempre provoca incertidumbres. Algunos nos hemos dado cuenta de que el modelo tradicional de hombre no es bueno pero está tan asimilado que cuesta sacudírselo. Podemos presumir de ser unas completas “amas de casa” pero todavía queda algo en nuestro interior que nos dice que ese no era el papel al que estábamos destinados. Incluso el entorno parece recriminarte en ocasiones que te quedes en casa en vez de trabajar fuera de ella.

4. ¿Crees necesario la invención de nuevos modelos de masculinidad?

Por supuesto. Lo masculino debe ir asumiendo valores tradicionalmente femeninos (expresión de sentimientos, cariño, responsabilidad familiar...). De la misma forma, el feminismo no debería entender como igualdad el asumir “valores” tradicionalmente masculinos como la competitividad o la agresividad.







PD: En el  blog de los "Cuentos pop" he subido otra entrevista, la que me hicieron para el Mondonosoro del mes de Marzo. La foto la tomó Mercedes y es la prueba de que a veces me saca bien. Está aquí.

martes, 9 de marzo de 2010

En Valencia


A los cien metros de salir de casa, Darío gritó: ¡Quiero llegar a Valencia YA MISMO! Imaginad cómo fueron los 250 kilómetros restantes. Nuestra intención era que se durmieran en el viaje pero nuestros hijos son impermeables a nuestras intenciones. De haber sabido que no se iban a dormir, habría doblado mi medicación. Al final, con la tensión de acertar con la salida correcta, con las redondas, el tráfico y esas cosas, acabé como recién irradiado por rayos gamma, me puse de color verde y grité esa frase típica de padre: voy a echar la mano para atrás sin mirar y a quien le dé le he dado. Cosa que no hice, claro está (lo de la mano porque verde sí que me puse).

Mercedes y yo llegamos a la conclusión de que la función principal de las sillitas del coche no es la seguridad de los niños sino el mantenerlos algo inmovilizados. De verdad que no conseguimos entender cómo nuestros padres podían viajar con varias fieras sueltas en el asiento de atrás.

Al hotel llegamos más o menos bien. Pasamos de GPS. Con un mapa de Google impreso en modo "borrador rápido" y dejándonos llevar por la fuerza, llegamos sin apenas perdernos. En esto somos una pareja completamente estereotipada. Mercedes quiere que preguntemos cómo llegar y yo me niego a hacerlo. Una parte de mí se regocija de que me quede algo de hombre clásico.

Mola mucho lo ir a un hotel. Juan lo definió así: "La tele está donde se duerme y no hay cocina. Es un poco raro". Y qué decir del desayuno con buffet libre. Qué lástima que cuando leí el cartel en el que anunciaban que te preparaban unos huevos revueltos con bacon sin cargo adicional ya no me cupiera ni una miga de pan.

Al poco de llegar, nos recogió mi primo, también conocido como elhombrequemástebeostienedelmundo, o elhombrequedibuja (según Juan). Entre él y su pareja nos llevaron y nos trajeron, nos dieron de comer, nos enseñaron la ciduad. Estuvimos como reyes.

Soy de esos frikis pesados que antes de ir a una ciudad, se entera de las tiendas de discos y tebeos que hay y luego se empeña en que todos le acompañen para ver cómo gasta su dinero. Esta vez fui a Discos Amsterdam y me compré un par de discos y un single. Botón de muestra:



La presentación del libro fue en Slaughterhouse, una librería bar en lo que antes fue una carnicería. Impresionaba ver los libros colgados de ganchos de carne. El editor me había propuesto una presentación multimedia. El plan era ir poniendo algunas canciones, proyectando las ilustraciones y contado cosas. Preparé un CD de audio con las canciones pero el ordenador Mac de la librería dijo que eso de un CD en formato audio era una antigualla y se negó a reproducirlo. Las masas que llenaban el local fueron comprensivas y todo acabó saliendo bastante bien.

Me presentó Eduardo Guillot periodista del Rockdelux, todo un lujo, valga la redundancia.

Entre el público hubo una lectora de este blog. Ya lo he dicho antes pero estos encuentros me hacen mucha ilusión.

Mis chiquillos no reventaron el acto. Se portaron muy bien.

Otras veces he hablado de que el mudo está lleno de señales y lo agotador que es empeñarse en interpretarlas todas. Aquí va una de esas señales: cada vez que Mercedes me hace una foto, sale más o menos así:




Me dejo varias cosas pero la paciencia de Darío ha llegado a su fin, como esta entrada.

domingo, 7 de marzo de 2010

Bestiario de elhombreamadecasa: El delfín


Elhombreamadecasa & Cia. han estado este fin de semana en Valencia. Ya lo contará él mismo mañana o pasado. Ahora es que tiene que ponerse a pensar qué va a hacer mañana en el cuenta cuentos que tiene que hacer en el cole de su hijo mayor, que celebra su semana cultural, dedicada este año a la Ecología. Tenéis razón, ya tendría que tener listo el cuenta cuentos, pero se le amontona el trabajo a este pobre hombre.

Hoy, domingo, han estado en el Oceanográfico. Y han flipado con los delfines, los cuatro. Qué saltos, qué volteretas, qué acrobacias. Elhombreamadecasa miraba obnubilado cómo atendían todas y cada una de las órdenes de los entrenadores. Un simple gesto de la mano de la chica, y la bestia marina hacía lo que se esperaba de ella. Elhombreamadecasa ha intentado reflexionar un poco acerca de esto. ¿Cumplir todas las órdenes sin rechistar es la razón por la que se considera al delfín un animal muy inteligente? ¿No es esto una contradicción? Pero no había quién se concentrara ante tamaño espectáculo.

Al salir, de lo que estaba convencido era de lo siguiente: si hay algún animal al que no se parezcan sus hijos es a los delfines porque por mucho pescado crudo que les dé, no le hacen ni caso.

jueves, 4 de marzo de 2010

Sobre vocales (redondas y con rabito)

El lenguaje no sexista ha salido varias veces en este blog. Es un tema que me interesa mucho. En una de esas entradas me gané por mérito propio la placa que se puede ver a al derecha de Blogueras contra el machismo, de la que estoy muy orgulloso.

El sábado pasado lo pasamos en grande dando buena cuenta de cinco kilos de migas en casa de unos amigos estupendos.

Me senté al lado de una amiga, feminista de las de toda la vida, y estuvimos hablando de mi faceta de ama de casa. Ella decía que no estaba bien dicho y que debo decir amo de casa. Yo le respondí que hasta que el diccionario de la RAE no aceptara "Jueza" yo me seguiría llamando ama de casa. Al final, me descubrió y tuve que reconocer que lo hago porque es más llamativo. Y tiene razón. Es más gracioso elhombreamadecasa que elhombreamodecasa.

Seguimos con el tema y llegamos a una conclusión muy esperanzadora. Mercedes y yo hemos invertido con el paso del tiempo los roles históricos del hombre y la mujer. Y se nota porque yo tengo frases de "madre" y ella algún que otro comportamiento de "padre". Es cierto que ambos contábamos con cierta predisposición ideológica a no vernos sujetos por los imperativos de género. Pero también es cierto que sirve para apuntalar la idea de que todo este tinglado es una cuestión más cultural que biológica. Y lo que es cultural se puede cambiar, como de hecho está pasando.

PD: Vaya, hace años que la RAE acepto el término "jueza".  Tendré que cambiar mi argumento y decir que seguiré siendo ama de casa hasta que la RAE recoja la palabra "miembra".

Estoy un poco pesado, pero qué queréis que haga

Hace unos años pasaba esto:



Es una página de la revista Nuevo Vale, habéis leído bien, debajo de Pete Doherty y a la derecha de Eva Longoria está mi anterior libro como "libro de la semana". Pensé que ya nada mejor me podría pasar en la vida.

Hasta que ha sucedido esto:



Efectivamente, "Cuentos pop" reseñado en el Rockdelux. Y encima con Los Punsetes en la portda (dadle, dadle al enlace y veréis). No se puede pedir ya más. Me he tomado la libertad de subrayar algunas líneas por si no tenéis tiempo de leerlo todo:


Y ya puestos, otra reseña, esta de Calle20:



PD: Me estoy leyendo el libro que sale al lado de´los "Cuentos pop", el de "Cosas que los nietos deberían saber" del líder de Eels. He descubierto hace poco a Eels y me tiene muy enganchados. En el coche, Meteosat, y en casa cosas como esta:



PDII: Si las reseñas no se leen bien, podéis pinchar sobre la imagen y se amplia.

miércoles, 3 de marzo de 2010

Las increíbles aventuras de Niño catódico y Niño sónico. Hoy: Problemas de autoridad

  -He estado pensando acerca del poco caso que me hace Juan.

-...

-¿Qué?

-No he dicho nada.

-Pero lo has pensado.

-¿Tú también has desarrollado poderes? ¿Lees mi mente?

-Sabes perfectamente que sí.

-Vale. He pensado que a ti habría que hacerte el típico chiste que se le hace a la gente cuando dice que ha pensado algo pero al revés.

-Qué enrevesadas sois las manchegas.

-¿Qué ibas a decir?

-Creo que sé por qué Juan no me hace caso.

-¿No irás a insistir en lo de la sordera? Juan no te hace caso porque niega tu autoridad. Para ser un ácrata superficial tienes muchos problemas con tu falta de autoridad.

-¿Superficial? Pero si yo leía a Proudhon y Kropotkin.

-Ya. Y casi te afilias a la CNT. Y casi le prendes fuego a ese gorila gigante que puso El corte inglés en su puerta hace un montón de años.

-Eso no hacía falta contarlo. Sabes que no quería que se supiera. Deberías respetar mi intimidad. Es importante.

-Quién vino a hablar.

-¿Puedo decir ya lo que quería?

-¿Qué hubiérais hecho si el mono empieza a arder?

-Yo qué sé. Estaba hecho de un material ignífugo. Además, el mechero no funcionaba muy bien.

-Menuda revolución.

-Ya no te lo digo.

-Vale.

-Odio La Mancha. Me da igual. Te lo voy a contar. No creo que Juan quiera desobecerme a todas horas ni que se haga el sordo. Lo que pasa es que Darío usa sus poderes sónicos para anular mis órdenes. Baja el volumen de mi voz o algo por el estilo.

-...

-Di algo.

-¿Para qué?

-Jo, pues para darle un final efectista a esta conversación.

-Me tienes harta con lo de los poderes. ¿Qué más quieres que diga?

-Pues no sé, podrías insultarme o algo. Es que si no van a ir por ahí diciendo que no sé rematar las cosas.

-A lo mejor tienen razón.

-¿Sabes que cuando naciste Albacete pertenecía a Murcia?

martes, 2 de marzo de 2010

Maestras II / Pippi, efectos imprevistos

Maestras II. La semana pasada escribí la entrada "Maestras", récord de comentarios. Se me olvidaron varias cosas, entre ellas que, según mi opinión, el 90% de un centro educativo es su profesorado. Si me viera muy apurado, rebajaría la cifra al 85. 80 como mucho. De ahí no bajo.

Hace un par de días, Mercedes me contó una cosa que confirma mi idea. Tiene una amiga a la que llamaremos X, que tiene una hija a la que llamaremos Y, que va a un colegio al que llamaremos Z. Pues bien, X lleva a su hija Y al colegio Z, que es, según no sé qué estudio, el mejor cole de la ciudad. X le ha contado a Mercedes que van a cambiar a Y de colegio porque han tenido la mala suerte de dar con una mala profesora. Z podrá ser el mejor colegio del mundo pero no les merece la pena, prefieren irse a otro.

Pippi, efectos inesperados. Cuando se lleva a cabo un proyecto educativo y/o social se hace con la intención de conseguir unos objetivos determinados. Pero a veces se consiguen cosas que no se buscaban, eso son los "efectos inesperados", que pueden ser positivos o negativos.

Mi hermana la de en medio, la que sospechosamente se echaba la siesta mientras Pippi aparecía a lo lejos, en la montaña, es maestra de infantil. Ultimamente les ha puesto capítulos de Pippi a sus alumnos. Varias madres han ido a verla para pedirle que deje de hacerlo. Una madre se quejaba de que su hija dice ahora que de mayor quiere ser soltera y rica (ahí no veo el problema, pero lo positivo y lo negativo es tan subjetivo). Otra se queja de que su hija quiere verla muerta, que se vaya al cielo como la madre de Pippi, para que ella pueda hacer lo que quiera (esta queja da menos pie a la subjetividad).

PD: El otro día estábamos Darío y un servidor viendo vídeos en Youtube. Empezamos como siempre por "Hyde Park" de Cooper y seguimos por "Al amanecer" de Los fresones rebeldes. De ahí saltamos a "No es tan fácil" de Vacaciones (¡la que canta es mi amiga!). Entonces vi un vídeo que pensé que era también de Vacaciones. Le dimos al play y caí rendido ante lo que vi. Eran "Meteosat", un grupo del que no sabía nada pero del que ya soy fan fatal. Buscando información sobre ellos, llegué a esta página en la que aparecieron toda una serie de nombres ilustres: Luis Calvo (el de la discográfica Elefant), Fino Oyonarte (Los enemigos, Clovis), el diseñador de portadas Javier Aramburu, Chucho y un largo etcétera. El mundo del pop es un pañuelo.

Meteosat fueron, según algunos, los creadores del Tontipop. Muchos reniegan de esta etiqueta pero a mí, como oyente habitual de esta música, me gusta bastante. No sé qué pensarán los músicos etiquetados así pero a mí no me molestaría que me llamaran Tontiescritor, ni que dijeran que hago Tontiliteratura o escribo un Tontiblog.

¿Y todo esto que pinta aquí? Pues es fácil. El tercer capítulo de la serie de Pippi se titula "Pippi y el Espunk" que es una palabra que se inventa ella. Y el primer y único LP de Meteosat se llama así, "Espunk!".

Como Ignacio Escolar, uno de sus integrantes, da permiso para bajarse el disco de internet, lo he hecho. Menudas fiestas nos estamos dando en el coche los chiquillos y yo. Ya nos sabemos varias canciones de memoria. No sabía si poner la de "Mi novio es bakala" o la de "Vilma". Voy a poner esta última porque dice "mocos" y a Juan y Darío les hace mucha gracia:




¡EL PUNK ES AMOR!

PDII: Gracias al comentario de Blen he descubierto que una de las componentes de Meteosat tiene un blog: lo-dice-diana-aller.blogspot.com. Gracias, Blen.