Cada miércoles un cuento en El Estafador

lunes, 15 de marzo de 2010

Postada a "Tango (nostalgia freak")


Cuando nació Juan me enfrenté a un gran dilema: ¿ponía los tebeos en las estanterías de arriba y le prohibía tocarlos o los dejaba a su alcance y le enseñaba a tratarlos con cuidado? Como soy un padre guay, opté por la segunda opción.

Hasta ayer he presumido de que la cosa me funcionó. Pero después de escribir "Tango (nostalgia freak)" miré horrorizado la portada de "Ombligo sin fondo" completamente pintarrajeada. Darío se adelantó a mi pregunta y me dijo todo orgulloso que había sido él.

Voy a mandarlo interno a alguna guardería.

8 comentarios:

Una mamá (contra) corriente dijo...

Jajajajaajajaja.

Mira, yo a estas cosas estoy más que acostumbrada porque teniendo dos gatos y una perra, rara es la semana que no se cargan algo. Así que no creo que mi niño acabe siendo más trato que ellos.

Chelo dijo...

cómo echo de menos que mis cosas se mantengan en su sitio y sin pintadas ni roturas... ainss

Pilar dijo...

Hombre... el valor económico del comic y el sentimental... yo creo que son muy importantes, pero frustrar la creatividad del peque iba a ser algo que tendrías sobre tu conciencia toooooda la vida. Yo por eso he dejado que las paredes de casa sean "territorio comanche".. el primero me piyó desprevenida... así que al segundo pues... trataré de retirarle los rotus pero...

Pilar dijo...

Me parece que "piyó" está pinchado... vamos que es "pilló"... ¿no?... ¡cómo odio las elles!

elhombreamadecasa dijo...

Mamá (contra) corriente, la capacidad de trastear de los niños no conoce límite, son insaciables.

Chelo, yo soy muy de desorde pero un desorden propio y cuando me desordenan mi desorden me altera mucho. Aunque ya lo voy asumiendo.

Pilar, es que las "elles" son muy traicioneras. ¿Se escribe "rayado" o "rallado"? Y lo de las paredes, puf, cómo te entiendo.

miguel dijo...

A veces hablar de según qué cosas es mentar a la bicha...

lapatachunga dijo...

Vaya por Dios, ese mismo dilema tengo yo y mi solución va a ser pasarlos directamente a cajas y que queden fuera del alcance de las vivaces manitas de mi hija. Creatividad sí, pero sobre papel reciclado. Las paredes... eso va a ser una lucha grande, grande. Se aceptan sugerencias para el control de un próximo bebé gateador de hábiles dedos y carácter de actriz de melodrama.

PD: palabra de verificación "moters". Empiezo a sospechar que la inteligencia artificial está más cerca de lo que creía.

elhombreamadecasa dijo...

Miguel, pero yo si no decía que mis niños respetaran mis tebeos en la entrada anterior, había mantenido la boca bien cerrada...

Patachunga, pero tendrán que ser cajas de adamiantum y estar a una buena altura. Contra lo de las paredes no hay remedio.