Cada miércoles un cuento en El Estafador

domingo, 7 de marzo de 2010

Bestiario de elhombreamadecasa: El delfín


Elhombreamadecasa & Cia. han estado este fin de semana en Valencia. Ya lo contará él mismo mañana o pasado. Ahora es que tiene que ponerse a pensar qué va a hacer mañana en el cuenta cuentos que tiene que hacer en el cole de su hijo mayor, que celebra su semana cultural, dedicada este año a la Ecología. Tenéis razón, ya tendría que tener listo el cuenta cuentos, pero se le amontona el trabajo a este pobre hombre.

Hoy, domingo, han estado en el Oceanográfico. Y han flipado con los delfines, los cuatro. Qué saltos, qué volteretas, qué acrobacias. Elhombreamadecasa miraba obnubilado cómo atendían todas y cada una de las órdenes de los entrenadores. Un simple gesto de la mano de la chica, y la bestia marina hacía lo que se esperaba de ella. Elhombreamadecasa ha intentado reflexionar un poco acerca de esto. ¿Cumplir todas las órdenes sin rechistar es la razón por la que se considera al delfín un animal muy inteligente? ¿No es esto una contradicción? Pero no había quién se concentrara ante tamaño espectáculo.

Al salir, de lo que estaba convencido era de lo siguiente: si hay algún animal al que no se parezcan sus hijos es a los delfines porque por mucho pescado crudo que les dé, no le hacen ni caso.

9 comentarios:

Una mamá (contra) corriente dijo...

Precisamente hoy he estado hablando con una amiga sobre delfines. Parece ser que los pobres se mueren cuando pasan un tiempo confinados en estos sitios, porque necesitan nadar en mar abierto...

Aunque no por ello deja de ser asombroso que sean tan inteligentes. Puestos a estar en una bañera, mejor obedecer a la tonta que quiere que hagas cuatro tontunas a cambio de unos ricos pescaditos, ¿no?.

biblioactiva dijo...

Hombreamadecasa te propongo un trueke a cambio de los buenos momentos que paso leyendo el blog, me ofrezco a ayudarte en el próximo cuentacuentos. Pásate por la Regional un sábado a las 11:30 y me encontrarás en la sala infantil contando cuentos a los más pequeños.

Pilar dijo...

Si cambias hijos por delfines tienes que cambiar pescado crudo por hamburguesas, pizzas ochuches en general y los susodichos se vuelven dóciles, obedientes y literalmente sumisos. No se puede cambiar sólo una variable, hay que cambiar la ecuación al completo... te lo digo yo que también tengo dos fieras por aquí rondando...

Chelo dijo...

jajaja, coincido con Pilar, el chantaje hay que adaptarlo a la especie

Bs!

madre superada por las circunstancias dijo...

Acabo de darme cuenta de un prejuicio sobre el Reino Animal. Me desagradan los espectáculos con animales pero: ¿no se parece demasiado el espectáculo de la foto a la natación sincronizada? (la entrenadora del equipo español les deslizaba disimuladamente un osito de gominola a cada nadadora al terminar el ejercicio en la orilla de la piscina)

Mª Antonia dijo...

Estoy contigo en esa reflexión acerca dela inteligencia de los delfines. Verdaderamente dejarse manejar no es muy inteligente; o quizá, pensándolo bien ,es lo que dice un ama de casa corriente. La verdad es que reflexiono y estoy encontrando cierto parecido con una situación muy conocida por mí pero que no es para airearla demasiado.
Desde el principio te veía venir. Sabía que estabas pensando en la obediencia,o mejor ,desobediencia de tus/los hijos.
Mejor no uses el chantaje, déjalos vivir y ser libres.

elhombreamadecasa dijo...

Mamá contracorriente, el Oceanográfico era espectaclar pero es verdad que ver a los animales encerrados da mucha tristeza. Los leones marinos iban y venían sin parar de una punta a otra de la piscina, igual que hacen los leones terrestres encerrados. Llegará un momento en que nos demos cuenta de que ese tipo de cosas son muy bonitas pero aberrantes y acabaremos con ellas.

Biblioactiva, algún sábado hemos llevado a Juan a ese cuentacuentos. Preguntaremos por ti la próxima vez.

Pilar, Chelo, debe ser eso, que confundía el premio, la verdad es que un trozo de pescado crudo no parece muy atractivo.

Madre superada, Mercedes, que flipó tanto como nosotros con los delfines, dijo que ese espectáculo era algo indigno para el Reino Animal.

Mª Antonia, si yo quiero que sean libres, me conformo con que me hagan caso en ciertas ódenes básicas del tipo ponte el pijama, lávate los dientes, escríbeme el post de hoy que no se me ocurre nada...

miguel dijo...

... no te tires por ahí, no comas veneno, no atropelles a los demás niños, no me tapes la nariz y la boca al mismo tiempo, ... cosas básicas

elhombreamadecasa dijo...

Miguel, esas cuatro cosas que mencionas las he tenido que decir, algunas repetidas veces.