Cada miércoles un cuento en El Estafador

miércoles, 10 de marzo de 2010

¿Trabajadora?

Más de una vez he dicho que creo a pies juntillas en toda clase de teorías conspiratorias. En algunas porque me parecen divertidas y en otras porque son realmente creíbles. Los malos no son tontos, de lo contrario no serían tan poderosos.

El poder tiene muchas formas de acabar con lo que le molesta, una de ellas, la más habitual, es fagocitarlas. Un claro ejemplo está en la celebración del 8 de marzo. Esa fecha se ha llenado de actos institucionales que son pura basura. Tampoco creo que sea casual que haya desaparecido el adjetivo Trabajadora. ¿Se quitó porque era una redundancia? No creo. Tampoco lo es: hay mujeres que se rascan la barriga a dos manos mientras sus criadas lo hacen todo. En mi opinión se suprimió lo de Trabajadora porque molestaba ya que recordaba a cosas incómodas como la lucha de clases. Por cierto, es tan fácil acabar con según qué ideas. Basta con afirmar que se han pasado de moda, que ya no se estilan.

En fin, todo ese rollo viene porque las amigas (en este caso es un femenino genérico plural) de un sindicato me pidieron participar en una pequeña entrevista/encuesta para la revista especial del 8 de marzo. Pongo a continuación las respuestas que di, algo cortas pero es que no me podía pasar de las 200 palabras. Ahí va:

1.Influencia (positiva o negativa) que los modelos tradicionales de masculinidad han tenido en la construcción de vuestra identidad.

Si uno es capaz de analizar críticamente los modelos que le rodean, acaban siendo todos positivos. Los buenos porque se deciden imitar y los malos porque se rechazan.

2. En qué medida han cambiado tus actitudes y conductas respecto de los modelos recibidos y porqué. Creeis que en ese cambio ha tenido algo que ver el feminismo?

El modelo que yo recibí estaba a medio camino, era un “esas cosas son de mujeres pero el hombre debe echar una mano”. Me costó darme cuenta de lo mucho que lo había asimilado y tratar entonces de superarlo en busca de una igualdad completa. El feminismo ha sido, y es, muy importante en ese cambio (todavía inconcluso), tanto por su discurso teórico como por el ejemplo de muchas mujeres.

3. Se encuentran los hombres desorientados respecto a su identidad y a su relación con las mujeres o con otros hombres. ¿Por qué?

No me considero en condiciones de dar una respuesta en general pero supongo que estamos en un momento de cambios y eso siempre provoca incertidumbres. Algunos nos hemos dado cuenta de que el modelo tradicional de hombre no es bueno pero está tan asimilado que cuesta sacudírselo. Podemos presumir de ser unas completas “amas de casa” pero todavía queda algo en nuestro interior que nos dice que ese no era el papel al que estábamos destinados. Incluso el entorno parece recriminarte en ocasiones que te quedes en casa en vez de trabajar fuera de ella.

4. ¿Crees necesario la invención de nuevos modelos de masculinidad?

Por supuesto. Lo masculino debe ir asumiendo valores tradicionalmente femeninos (expresión de sentimientos, cariño, responsabilidad familiar...). De la misma forma, el feminismo no debería entender como igualdad el asumir “valores” tradicionalmente masculinos como la competitividad o la agresividad.







PD: En el  blog de los "Cuentos pop" he subido otra entrevista, la que me hicieron para el Mondonosoro del mes de Marzo. La foto la tomó Mercedes y es la prueba de que a veces me saca bien. Está aquí.

6 comentarios:

Una mamá (contra) corriente dijo...

¿Leiste lo que escribí ayer en mi blog sobre el día de marras?. "No tengo nada más que decir" jajajajaa.

Un abrazo.

Pilar dijo...

Muy bien, me ha gustado mucho el tono de tus respuestas y estoy completamente de acuerdo en que es muy fácil fagocitar y eliminar lo que mnolesta y... la lucha de clases es algo que molesta y ha molestado a lo largo de los siglos. Un matiz, incluso a las mujeres que eramos "trabajadoras por cuenta ajena" también se nos medio mira mal si nos quedamos en casa a currar "por cuenta propia" (léase: plancha, comidas, limpiezas,.... y un largo etcétera). Gracias por tener esa forma de ver la vida y contagiarsela a tus peques.

CELITA dijo...

Bueno, la versión oficial es que cambió Día de la Mujer trabajadora por Día Internacional de la Mujer porque todas somos trabajadoras: las que trabajamos fuera de casa, las que trabajan dentro y las que lo hacemos en los dos sitios (la mayoría). Vuelvo a usar este post en el twitter para darle un poco de marcha a las conversaciones profesionales que tengo a diario.
P.D. Eres un sol ;-)

Belén dijo...

Me ha gustado este párrafo:
"De la misma forma, el feminismo no debería entender como igualdad el asumir “valores” tradicionalmente masculinos como la competitividad o la agresividad".

Mu guapo sales en la foto.

Mª Antonia dijo...

Empiezo por esto para que no se me olvide. Estoy de acuerdo con Belén en cuanto al párrafo"De la misma forma..." es algo que siempre he rechazado del feminismo.
En cuanto al día de la mujer,a pesar de que existen las que no dan un palo al agua,como decimos por aquí, prefiero la denominación actual. Con todo, lo que de verdad me gustaría es que desaparecieran tantos "días de días" como creo que diría Larra si levantara la cabeza. Lo importante es hacer lo que se tenga que hacer todos los días, sin tanta parafernalia.

elhombreamadecasa dijo...

Mamá (contra) corriente, con algo de retraso pero he dejado un comentario a tu entrada (que me ha gustado mucho).

Pilar, muy bueno eso de que el ama de casa es una trabajadora por cuenta propia.

Celita, voy a tener que abrirme una cuenta en twitter para participar en el tuyo.

Belén, es que es algo que me parece crucial, si la masculinidad tradicional tiene tantos valores negativos, ¿qué sentido tiene imitarlos?

MªAntonia, si alguna ventaja tiene lo de "El día de..." es que sirven de pequeña excusa para poder sacar a la luz ciertos temas que están escondidos. Lo malo es que igual que asoman se vuelven a esconder.