Cada miércoles un cuento en El Estafador

sábado, 18 de febrero de 2012

La receta de los sábados. Especial chiquillada: Tortilla de atún

Se me hace imposible imaginarme sin escribir. Forma parte de mi rutina diaria. De mi rutina vital, diría. Pero siempre hace falta alguien que te dé un empujón, que te muestre que tal o cual cosa es posible. En mi caso, fue mi amigo Enrique. Los dos leíamos mucho pero él dio el paso trascendental de leer a escribir. Al saber que él lo hacía, entendí que eso de escribir no era cosa de Dostoyevskis o Balzacs. Yo también podía hacerlo. Así que, un día, mientras daba clases particulares de matemáticas a un vecino, agarré un boli bic (cristal, verde) y escribí, con disimulo para no ser descubierto, mis primeros versos. Ah, qué sensación. Durante años, escribí solo para desahogarme. El rollo ese de que me leyeran y de ser rico y famoso vino mucho después.


Por las tardes, me subía la casita de Pin y Pon de mis hermanas a la habitación de Enrique, y la usábamos como escenario para nuestra novela de misterio estilo Agatha Christie. No la terminamos. Imperdonable.


¿Y qué tiene todo esto que ver con la receta de hoy? Podría no tener relación, no estoy obligado a nada. Sin embargo, la tiene. La receta de hoy es de una tortilla de atún. Menuda cosa, diréis, una tortilla francesa, cuánto riesgo. Pero es que está hecha con leche y maicena. Y fue Enrique, precisamente, quien me enseñó ese truco para conseguir una tortilla esponjosa y riquísima.


INGREDIENTES


Esta tortilla la suelo hacer para que cenen Caín y Abel. Así que voy a dar los ingrediente para dos niños. 


3 huevos
1-2 latas de atún, según les guste con más relleno o con menos. (Dos latas puede ser excesivo, lo mejor es una y media pero ¿qué se hace después con la media que sobra?)
1 cucharada de maicena (a mí también me da mucha rabia cuando no especifican si se trata de una cucharada sopera, de postre, de café...)
Chorrito de leche
Pizca de sal
Pizca de perejil picado (sí, fresco es mejor, pero también sirve del que va en bote).


PREPARACIÓN


Se baten los huevos. Hay gente que lo hace en plato. Cuando me enteré, no daba crédito. Yo lo he hecho siempre en vaso. Cuando ya están batidos, se les echa la sal, el perejil, el chorro de leche y la maicena. Se baten otro poco. La maicena puede formar algunos grumos pero luego desaparecen al freír.


Cuando la sartén, con un poquito de aceite, esté caliente, se echa la mezcla. Después, se añade el atún, bien repartidito.


Atención al tamaño de la sartén. En francés, tortilla se dice "omelette" que viene del latín "lamella". "Lamella" significa "lámina fina", así que, para que la tortilla cumpla con su nombre, hace falta una sartén mediana para los tres huevos. (Según "La cocina y los alimentos", de Harold McGee.)


Se deja que se haga bien por un lado, se le da la vuelta y se acaba de hacer. Como la maicena y la leche le van a dar esponjosidad a la tortilla, es importante darle la vuelta con arte para que no se rompa.


Y ya está. Mis chiquillos se la comen en un visto y no visto.



13 comentarios:

Bree dijo...

Ya estaba yo echando de menos la recetica de los sábados.
A mi Destroyer le gusta una tortilla que no se si habrás probado con los tuyos. De cebolla, fríes un poquito de cebolla y añades los huevos.
Sencilla, pero muy buena.

elhombreamadecasa dijo...

Bree, acabo de llegar de correr y estoy por hacerme esa tortilla para almorzar.

Anónimo dijo...

La tortilla en cualquier versión está ¡divina!.

Bree dijo...

Te sorprenderá lo buena que está.
Deja que la cebolla se dore bastante, le da más sabor.
Y ya si cortas una buen tomate por la mitad y le echas un poquito de sal, para acompañar ummmmmmmm.

Alex Palahniuk dijo...

Me acabas de dar hambre...

Chelo dijo...

La voy a hacer, a ver si triunfo.
Entonces, la cucharada de maicena, de que tamaño?????

Enrique Laso dijo...

Hermano, gracias por el precioso Post, pero si tú escribes es porque siempre has tenido "alma" de escritor.

Y jamás olvidaré esa novela a dos manos, con nuestro Víctor Sueder (nuestros particular Poirot) haciendo sus pesquisas en la casita de Celia... No la terminamos, pero fue genial. Muchas veces las mejores cosas que me han pasado en la vida son aquellas que no sucedieron del todo, que no terminaron... Quedan como algo infinito, como una vivencia que puede tener mil finales, y reinventarse cada cierto tiempo ;)

Lo de la tortilla sí tiene mérito, jejeje. Ese truquito yo no se lo cuento a nadie, y así la gente alucina y siempre me dice: ¿cómo narices te queda tan suave y esponjosa? Ya veo que tanto tú como yo, además de escritores, seguimos siendo unos concinillas.

Abrazos, hermano...
PD: comparto tu indignación por lo sucedido estos días en el IES de Valencia. Lo llevo diciendo hace tiempo: España es un país podrido al borde del neo-franquismo. Y lo pero es que yo me encuentro al borde del radicalismo más extremo... El PP (Partido Podrido), imitando a Iñaki Gabilondo, saca lo peor que hay en mí :(

La Gallina Pintadita dijo...

Ehh! gracias por el tuco, ahora seguro que me salen las tortillas mucho más buenas y la de atún todavía no la he probado con mi peque. Un beso

paparracho dijo...

Habrá que probar esa tortilla. Nunca ha habido maizena en mi casa, pero me han dado ganas después de leer el post.

Por cierto, bato los huevos en plato hondo. Nunca había oído de nadie que usara un vaso!

Pauline dijo...

Hola,
Acabamos de lanzar el sitio de recetas Todareceta.es. He visto que tienes recetas ricas en tu blog (http://www.elhombreamadecasa.com/) y te recomiendo que visites el Top blogs de recetas: http://www.todareceta.es/top-blogs-de-recetas.

Si quieres tener tu blog en nuestro ranking puedes añadirlo en http://www.todareceta.es/apuntate-en-top-blogs-de-recetas. Indexamos tus recetas del blog y nuestras visitas podrán encontrar tus recetas en nuestro motor de búsqueda.

Para más información puedes contactarme en:
pauline@todareceta.es

Atentamente,
Pauline
Todareceta.es

elhombreamadecasa dijo...

Anónim¿a?, tu comentario ofrece varias lecturas.

Bree, yo soy de freír bastante la cebolla.

Alex, y es tan fácil de hacer. Y visualmente mola un montón, aunque no haya puesto foto.

Chelo, últimamente ni cucharada, echo un puñado a ojo y ya.

Hermano, no me acordaba del nombre de nuestro héroe. Que estoy pensando que si era un secreto lo de la maicena te lo he destripado.

La Gallina Pintadita, pues lo más seguro es que le guste. Bueno, según la edad que los sabores se van haciendo poco a poco.

Paparracho, ¿en plato hondo? ¿Habrá alguna conexión desconocida Gijón-Albacete?

Pauline, tomo nota, gracias.

ke dijo...

La preparé con jamón,queso,tomate y picante (para una persona, yo, hoy),una maravilla.
Media caja de atún sirve para un sandwich individual o disperso en una ensalada. Recuerdo hace mucho tiempo una mujer en un super, que miraba y miraba con dudas una caja de atún y me preguntó: ¿se podrá guardar media caja? es que una es demasiado para una ensalada y como dicen que no se debe guardar... La convencí de que no había problema en refrigerar la mitad.

Lulu dijo...

¡Genial! quedó estupenda