Cada miércoles un cuento en El Estafador

martes, 28 de febrero de 2012

Lectura por ósmosis

El kindle que echa chispas lleno de textos situacionistas es el mío. El que no deja de leer a Raoul Vaneigem y Guy Debord soy yo. Servidor es el que está fascinado por la verdadera historia de Mayo del 68: De Gaulle (que llegó al poder después de un golpe de estado) movilizando al ejército, docenas de fábricas ocupadas, el país a punto de una guerra civil, el PC y los sindicatos jugando como siempre a anular la revolución... Pero son mis hijos los que están sacando más provecho de mis lecturas. Hace unos días me espetaron a la cara un grafitti del 68: No nos puedes prohibir nada. 


La coherencia me ha dejado sin recursos. Cada día se hace más difícil criar.


* * *


Copio y pego un texto de Vaneigem (firmado con el pseudónimo de Ratgeb), extraído de "De la huelga salvaje a la autogestión generalizada" que da una visión del trabajo muy interesante, incluso es estos días de millones de parados:



¿Has sentido al menos una vez el deseo de llegar tarde al trabajo, o de abandonarlo antes de hora?

En tal caso has entendido que:

a) El tiempo de trabajo cuenta doble pues es tiempo perdido dos veces: como tiempo que sería más agradable emplear en el amor, en el ensueño, en los placeres, en las pasiones; como tiempo del cual disponer libremente; como tiempo de desgaste físico y nervioso.
b) El tiempo de trabajo absorbe la mayor parte de la vida, pues determina asimismo el tiempo llamado "libre", el tiempo de dormir, de desplazamiento, de comida, de distracción. Afecta también al conjunto de la vida cotidiana de cada cual y tiende a reducirla a una sucesión de instantes y de lugares, que tienen en común la misma repetición vacía, la misma ausencia creciente de vida auténtica.
c) El tiempo de trabajo forzado es una mercancía. En todas partes donde hay mercancía hay trabajo forzado, y casi todas las actividades se asemejan progresivamente al trabajo forzado: producimos, consumimos, comemos, dormimos para un patrono, para un jefe, para el Estado, para el sistema d ella mercancía generalizada.
d) Trabajar más es vivir menos.

En realidad, ya estás luchando, conscientemente o no, por una sociedad que asegure a cada cual el derecho a disponer por sí mismo del tiempo y del espacio; de construir cada día su vida como la desea.



Se puede leer el texto entero aquí.


* * *


El détornement (tergiversación en castellano) es una técnica creada por la Internacional Situacionsista que consiste en tomar elementos existentes de cine, literatura, comics, pinturas... mezclarlos dejándote llevar un poco por el odio y otro poco por el humor y crear un nuevo elemento que llame a la reflexión y a la revuelta. Cuando se supo que el gobierno del PP liquidaba Educación para la Ciudadanía y la sustituía por Educación Cívica y Constitucional, hice uno:




Lo subí al facebook y lo más divertido fue que una persona se escandalizó enormemente porque pensó que era auténtico.

4 comentarios:

Chals dijo...

He estado un buen rato riendo con tu détornement. Es genial. Y real como la vida miema, eres un crack.
Saludos

Papalobo dijo...

Im-prezionante!

Mi álter ego dijo...

Me ha gustado mucho!!!

Ana dijo...

Hombre, de momento no es verdad pero al tiempo.