Cada miércoles un cuento en El Estafador

domingo, 5 de febrero de 2012

Humillado (y todavía tengo que pensar si ofendido también)

El viernes estaba hecho polvo. Pero hecho polvo del todo. Fosfatina, diría. A las nueve y media de la noche, me lié la manta a la cabeza (literalmente) y me fui a la cama. Un poco después, llamó mi hermana por teléfono y escuché que Juan le decía que su padre (yo) estaba durmiendo. Siempre lo hace, añadió.


Al día siguiente, creí conveniente sugerirle cómo afrontar esas situaciones. Juan, le expliqué, si me llama alguien por teléfono y estoy durmiendo (algo que, aclaro, no es nada habitual) dile que estoy terminando un cuento que me han encargado para una revista literaria en papel y que he pedido no ser molestado bajo ninguna circunstancia. Y si estoy en el baño, proseguí, di que estoy atendiendo otra llamada urgente por el móvil, ultimando los detalles de la revolución.


Juan me miró con esa mirada y supe que no había nada que hacer. Papá, dijo con un tono de voz demasiado altanero para mi gusto, tú lo que quieres es que les haga creer que tu vida es interesante y no pienso hacerlo. Luego, añadió: si cuando te llamen, estás cagando, voy a decir que estás cagando.


Qué poco apoyo tengo en casa.


PD: La página de facebook de Elhombreamadecasa está cargada de novedades. Lo digo por si todavía no le habéis dado al "me gusta".

10 comentarios:

Marita dijo...

Me parece que no tienes ningún apoyo...jaja...pero que divino que es tu hijo....esto me hizo recordar cuando mi padre (ya viudo) con 59 años veía alguna mujer "de buen ver" por la calle y me decía...no se te ocurra decirme papá...dime tío que es más interesante....besooosss y ánimo.

Alex Palahniuk dijo...

"Juan me miró con esa mirada y supe que no había nada que hacer. Papá, dijo con un tono de voz demasiado altanero para mi gusto, tú lo que quieres es que les haga creer que tu vida es interesante y no pienso hacerlo. Luego, añadió: si cuando te llamen, estás cagando, voy a decir que estás cagando."

Soberbio tu hijo, qué panzada me he pegado a reír. ¡Saludos!

Mi gremlin no me come dijo...

Y eso que de niños se supone que te admiran... Terrible adolescencia te aguro, amigo.

Mi álter ego dijo...

Otra cosa, no sé, pero sincero es un rato tu Juan... Besos.

Catalina de mamatambiensabe dijo...

Jejeje.. que honesto tu hijo!. Deberías estar claramente: "Orgullosamente Ofendido!".

Bree dijo...

Yo aún no habría levantado cabeza...

Kabuto dijo...

Cómo se sacudió el encargo de hacer que tu vida parezca interesante, no es listo ni ná.

mamanatas dijo...

Como dice Catalina, tienes que estar orgulloso porque está claro que la lección de no decir mentiras se la habéis enseñado bien, por lo menos, a no decir mentiras ajenas, que las propias en algún momento le pueden interesar a él, jijijiji

elhombreamadecasa dijo...

Marita, pues los padres que vamos de guays también ligamos. A buenas horas mangas verdes, añado.

Alex, yo también me reí. A veces me hace reír en mitad de una bronca y pierdo toda la autoridad. En casos así, nos reconciliamos al instante.

Mi gremlin no me come, la adolescencia... por las noches tengo pesadillas con ella. No tengo claro que haya abandonado la mía definitivamente y, siendo así, ¿cómo voy a afrontar la de mis hijos?

Mi álter ego, y las verdades las dice siempre a la cara, de frente, como un valiente (eso se lo he enseñado yo, lo que no quiere decir que yo tengo esa virtud: consejos doy para mí no tengo).

Catalina, me quedo con tu sugerencia y me declaro orgullosamente ofendido.

Bree, con el paso de los años te acostumbras a momentos así y haces callo.

Kabuto, más que yo lo es, el 100% de las veces.

Mamanatas, hace unos años, una madre montó un escándalo en el cole con el argumento de que "mi hijo nunca miente". El mío, por suerte y como casi todos, inventa ciertas historias según sea la coyuntura.

Leia Organa dijo...

Bueno... a mi me parece que tu vida es muy muy interesante... pero hay que tener en cuenta que hasta los super heroes mean!