Cada miércoles un cuento en El Estafador

lunes, 16 de enero de 2012

Contra el cierre de las bibliotecas municipales en Murcia

En el corcho de mi estudio tengo desde hace años esta foto:




Es la Biblioteca de Sarajevo después de un bombardeo. No sé por qué la tengo ahí puesta. Sé que la vi en el periódico y tuve que recortarla y colgarla bien a la vista. Para alguien como yo, lector y fetichista de libros, es un escenario horrible. Es una metáfora brutal de todo lo malo de lo que somos capaces como especie. Por supuesto, hay cosas peores que destruir libros. En ese mismo bombardeo morirían personas. No llego al extremo de Stevenson que escribió en "Apología del ocio" lo siguiente: Entre las obras existentes no hay muchas, si se miran las alternativas, que valgan lo que una libra de tabaco para un hombre de medios limitados. Pero sé que hay cosas más importante que otras. También sé que las comparaciones son odiosas pero eso no impide que vea la foto dela Biblioteca de Sarajevo y piense en la de Espinardo. Aquí no ha caído ninguna bomba, no hay muertos ni guerra. La biblioteca sigue intacta pero cerrada a cal y canto. Y eso es algo que me entristece y enfurece. A partes iguales.




Entre lo que ha aparecido en prensa y lo que he podido preguntar por aquí y por allá, creo que lo que ha pasado es lo siguiente. El Ayuntamiento de Murcia, a través de la Concejalía de Educación, tenía subcontratado el servicio de bibliotecas municipales (o parte de él) con una empresa llamada Alquibla. Esta empresa lleva mucho tiempo con serias dificultades económicas por el mal pagar del Ayuntamiento. Sobre su forma de gestionar también se podría hablar pero no es el tema. El contrato entre Alquibla y este consistorio nuestro que tantos disgustos nos da, acababa el 31 de diciembre de este año y, vaya, se les olvidó sacar el nuevo concurso. Qué tontería, fíjate tú, un simple olvido. Ese mismo día, Alquibla anunció un ERE, algo raro porque afirman no haber despedido a nadie, y varias bibliotecas municipales cerraron sus puertas, incluida la de Espinardo.


Imaginemos que es verdad lo del olvido. Tengo un argumento que les va a gustar porque es muy de ellos. Si eso hubiera pasado en la empresa privada, la concejal (sic) delegada de educación estaría ya en la puta calle. Y sería un despido procedente.




Pero yo no me creo lo del olvido. Entre otras cosas porque la empresa que lleva el servicio estaría durante semanas preguntando de forma desesperada qué pasaba con el concurso, que por qué no salía. Yo estuve en una ONG que trabaja de esa forma para el Ayuntamiento. El concurso de nuestro servicio lo sacaron dos veces, siempre tardísimo, y nosotros, los últimos monos, nos hinchábamos a preguntar cuándo iba a salir. ¿Es concebible que Alquibla, con decenas de trabajadores, viera cumplirse las fechas sin decir nada? Si no lo sacaron a tiempo fue simple y llanamente porque no les dio la gana. 


También hay rumores de que querían quitarle el contrato a esta empresa y dársela a otra. Me cuesta creerlo, más que nada porque ¿quién va a querer un regalo envenenado como este? Trabajar para el Ayuntamiento es, en estos tiempos, la muerte segura.


Mi teoría sobre lo que sucede se explica bastante bien en esta viñeta:




En épocas de vacas gordas, las miserias de los que gobiernan se disimulan más o menos bien. Pero cuando vienen las vacas flacas, se ponen en evidencia. A los responsables políticos del Ayuntamiento de Murcia (del PP) les molesta la cultura. Porque no la entienden. Porque la desprecian. Porque la consideran peligrosa (para sus intereses). Una cita de Pavese ("El camarada"): Se debería estudiar para saber prescindir de los que estudian. Podría adaptarse al caso así: Se debería leer para saber prescindir de los que no leen


Lo que está claro es que varias bibliotecas municipales de Murcia han visto reducido drásticamente su horario y algunas han cerrado hasta nuevo aviso. Y da un miedo eso de "hasta nuevo aviso".


Y ahora un mensaje para las personas que votaron al PP en las municipales de Murcia, lamentando profundamente que su voto esté provocando estas situaciones:






En la página web de la red municipal de bibliotecas han colgado una nota en la que avisan del cierre y al final piden que se disculpen las molestias. Pues no, no se disculpan.


PD:






PDII: Venga, va, lo cuento. Resulta que estaba ya un poco harto de recortarle los bordes a la concejala, en realidad parece que se dice concejal aunque sea mujer, y he decidido usar la técnica Tom Sawyer. Se ha acercado Juan a ver qué hacía y le he dicho que me dejara, que estaba haciendo una cosa complicadísima de mayores. Ha sido oír eso y querer saber más. Pues mira, le he dicho, esto es la lupa, esta es la goma, esta la varita mágica... Al poco me he ido y le he dejado a él con el Photoshop acabando el fotomontaje de la concejal. Un padre con recursos es lo que soy.


PDIII: He estado mirando el Twitter de la concejala. No sabe acentuar ni usar los signos de puntuación. Ahora se entienden mejor algunas cosas.


PDIV: Algunas acciones realizadas con posterioridad a la publicación de este post:


http://www.elhombreamadecasa.com/2012/01/servicio-publico-como-no-hacer-una.html

http://www.laverdad.es/murcia/multimedia/fotos/ultimos/91963-quema-simbolica-libros-biblioteca-regional-0.html

5 comentarios:

lu dijo...

Se pueden inventar mil razones, pero queda bastante claro que no han querido mantener ese servicio (encima contratado, probablemente en precario, a una empresa privada). No es su prioridad y ya está. Igual que no lo está siendo para muchos otros ayuntamientos. La cultura y los servicios sociales están en tenguerengue: la falta de pelas en las arcas municipales hace que estas actividades se vean en peligro, pues normalmente son servicios gestionados por entidades sin ánimo de lucro y empresas pequeñas que no se pueden permitir el lujo de estar dos años seguidos trabajando sin recibir ningún ingreso, no tienen la solvencia necesaria para soportar ese adelanto de dinero. Esto está teniendo y tendrá consecuencias nefastas. Qué pena.

¿Podrás vivir sin Paulo Coelho y Jorge Bucay? Jaaaajajajaja. El alcalde y la concejalA tienen toda la pinta de leer esas cosas tan jondas...

Un beso.

Mi álter ego dijo...

Lamentablemente, vivimos en una sociedad en la que leer se considera algo superfluo, accesorio. Mientras tengamos tele, fútbol y toros, estamos entretenidos. Pan y Circo. Eso es lo que buscan para nosotros porque con eso no piensas, sólo absorbes cual esponjilla famélica. Los libros hacen pensar y eso no mola nada...

MAria dijo...

Totalmente de acuerdo, tb soy de Murcia,da mucha pena lo que está pasando por aquí, yo tabajaba en un Centro Especial de Empleo hasta hace 1 mes, me he ido al paro pq no nos llegaban las ayudas que por ley nos corresponden,realmente yo no me quejo pq tengo mas opciones pero tb se han ido a la calle muchas personas con discapacidades complicadas que no tienen ninguna opción... es muy triste lo que estan haciendo con la región, ains.
Por otra parte me ha encantado encontrar tu blog
Saludos!

Zarawitta dijo...

Realmente triste la situación de las bibliotecas. Es el colmo que ya teniéndolas les den este trato. Incomprensible.

PD La foto de Sarajevo es impresionante.

elhombreamadecasa dijo...

Lu, tú y to a lo nuestro: en los papeles pone concejal, así sin A. Por eso mi reividicativo hombreamAdecasa sigue teniendo vigencia. ¿Te puedes creer que nunca me he leído nada de esos dos? Una vez empecé un artículo de Coelho en un suplemento dominical pero me lo dejé a medio.

Mi álter ego, eso me recuerda una tira de Clavin&Hobbes. La madre de Calvin le deja un libro y él se lo devuelve al cabo de varios días con cara de circunstancias y le dice: No me dejes más, me ha hecho pensar.

Maria, mi sensación es que todavía quedan muchos recortes por venir. Al tiempo.

Zarawitta, el mantenimiento de las mismas era mínimo. Apenas compraban novedades y la gente trabajaba por sueldos ridículos.