Cada miércoles un cuento en El Estafador

viernes, 16 de enero de 2009

Tráfico

Menos mal que cuando nos compramos el Altea, Mercedes se negó en redondo a que incluyéramos entre los extras los misiles tierra-tierra, el lanzallamas o el rayo de la muerte, que si no...



2 comentarios:

LLL dijo...

Y tanto...
Menos mal que mi coche (me encanta como suena el "mi", delante de coche) lleva lo justo para andar, porque sino... hoy creo que más de uno en nuestra barriada hubiera muerto, que para lo pequeña que es, hay demasiados coches

fml dijo...

Prima, ¿seguro que te encanta cómo suena el "mi" delante de coche? Mira que el coche, y en concreto los conductores de los otros cohes, son un invento del demonio. Seríamos mucho más felices si alguien hiciera funcionar de una vez por todas el sistema de teletransportación del Enterprise o el de la Atalaya de la Liga de la Justicia, me da igual, para estas cosas no tengo manías.