Cada miércoles un cuento en El Estafador

viernes, 30 de enero de 2009

Biblioteca, la solución final

Mi madre tiene un multiprecio, antes llamado todoacien. Cuando vivía en su casa tenía que, me gustara más o menos (lo odiaba), arrimar el hombro en el negocio familiar. A veces me mandaba a hacer la compra a almacenes cutres a los que se llegaba por carreteras megacutres. Sin embargo, había uno de ellos que era de los más interesante porque entre los paquetoncios de papel higiénico y los blisters de librería, se podían encontrar cosas sorprendentes. Recuerdo una baraja porno que nunca me atreví a comprar, no por nada sino porque era francesa y para jugar al mus no nos venía bien. De vez en cuando aparecían cajas de preservativos tiradas por el suelo y llenas de polvo. Me preguntaba: ¿Quién será el loco que los comprará? Un día tuve que pararme y parpadear varias veces para confirmar que era cierto lo que estaba viendo. Era esto:


¡Novelitas pulp de La sombra y de Doc Savage! No me lo podía creer. Con disimulo colé un par en la compra, por suerte ni mi madre ni mi tía (socia del negocio) eran muy escrupulosas revisando las facturas. En posteriores visitas fui comprando más hasta que dejé de ir o no encontré más, no sé qué pasó antes.

Y así llegamos hasta ayer, cuando me puse delante de mis libros a ver cuál me leía. Todos los puntos los tenía la relectura de Los perros de la Morrigan, un libro de fantasía escrito por la irlandesa Pat O´Shea y que en su momento me encantó. Pero entonces vi "Asesinos en acción", una aventura de Doc Savage escrita por un tal Kenneth Robeson y tomé mi decisión. El título original, "The Quest Of The Spider" me hizo tener dudas sobre la traducción (mi inglés de COU me hace sospechar que Spider no quiere decir asesinos ni Quest acción) y algunas metáforas rimbombantes estuvieron a punto de hacerme desistir. Pero la historia parecía divertida. Anoche mismo lo empecé.

4 comentarios:

Bilbotín dijo...

Sorprendido me ha una cosa simplemente. Aún tiene la tienda?? Yo pensaba que la de mi madre, en Valencia, era la única que había sobrevivido a todos los chinos que han conquistado el resto de tiendas de la ciudad.
Yo también tuve que ayudar antaño, sábado sí, sábado no, mientras estudiaba e ir a comprar a los almacenes (curiosos, a la par que variados), en cuanto me saqué el carnet de conducir.
Sobre las traducciones, se podría hacer una lista interminable de películas también cuyos títulos no se parecen ni en el tipo de letra a los originales.

Federico dijo...

Y para cuando no quieras leer, te regalo imágenes: www.stico1949.iespana.es

fml dijo...

Bilbotí, pedazo de coincidencia lo del todo100. Pues sí, todavía tienen la tienda a pesar de la invasión amarilla. Se quejan mucho pero ya son como una institución en el barrio y podrán con todo.

Lo de las traducciones es verdad que pasa muy a menudo. Me recuerdan a los títulos de los klamstein, de Muchachada nui (http://muchachadanui.rtve.es/videos/02-los-klamstein.html)

Federico, bonito regalo. Lo pondré en un post mañana o pasado.

Bilbotín dijo...

Es cierto, es el particular guiño de esta gente a esas barbaridades.
Qué buenos son. Antes de Navidad estuve en el programa de Celia con Carlos Areces y no pude evitar preguntarle por la tercera temporada. Dijo que empezaba pronto.