Cada miércoles un cuento en El Estafador

martes, 17 de noviembre de 2009

Full time



Desde ayer lunes cumplo a rajatabla el nombre de este blog. Lo de ser hombre, si lo reducimos a una simple cuestión genética, para no complicarnos más la vida, podría asegurar sin miedo a equivocarme que lo cumplo. Atendiendo a mi fenotipo, está claro que por ahí dentro tengo un cromosoma X (gracias, mamá) y otro Y (gracias, papá). Y si Juan tuviera que rellenar en el cole una de esas fichas que antes rellenábamos poniendo la profesión del padre y la madre, tendría que poner que yo soy ama de casa. Antes podía haber elegido entre eso y educador social. Ya no. En lo que se refiere a honestidad bloguera estoy a tope.

Si ya me asombré de lo bien que resultó la cita previa en la renovación del DNI, más asombrado me quedé con lo del paro. En las noticias no paran de salir colas kilométricas en las oficinas del INEM. La gente me alarmaba sin parar: Ya verás, tardan tres o cuatro meses en empezar a pagar. Pues yo llegué con mi cita a las 9:45 y salí de allí a las 10:27 con todo resuelto. Me dijeron que en un mes estaría cobrando.

Lo de ir a las oficinas del INEM (SEFCARM, en Murcia) es algo incómodo. Te sientes mal y es difícil sacudirse la sensación de fracaso. Y eso que yo soy de los que piensan que el trabajo no hace al hombre y más que nada es un estorbo.

Esto del paro tiene algo de vacaciones pero a lo bestia. Lo digo porque ya he hecho no sé cuántos planes para estos meses. Lo malo es que también los ha hecho Mercedes. Los dos queremos aprovechar eso de que yo esté en casa por las tardes. El inconveniente es que queremos aprovecharlas por separado. Yo quiero recuperar a Bernadette, dar un último repaso a mi segunda novela, escribir tropecientosmil cuentos... Ella quiere ir a natación, irse sola de paseo, leer más... Sin contar con los planes de Juan y Darío. Nos veo más estresados que nunca.

PD: Me dejé barba para parecer mayor. Cuando me la quité hace poco, todo el mundo me decía que había rejuvenecido diez años. Era una cifra asumible. Pero hoy han venido a casa dos mujeres de alguna de esas religiones de nombre kilométrico y cuando les he abierto la puerta ¡me han preguntado por mis padres! No sé, tal vez tenga que volver a dejarme barba.

8 comentarios:

stico1949 dijo...

Sera genético. Pero no les creas a pies juntillas. Todos exageran mucho

Enrique Laso dijo...

Yo haría el siguiente reparto:
Lunes, Mercedes libre
Martes, Federico
Miércoles, Mercedes
Jueves, Federico
Viernes, Toda la family junta

El que no está libre, debe decicar su tiempo a lo nanos.
Mercedes, en su tiempo libre, que haga lo que quiera, que no la conozco mucho y sólo faltaría que le dijese lo que tiene que hacer.
Y tú, Hermano, te aconsejo que leas y escribas mucho... ya verás lo poco que echas de menos el put... trabajo.
Felicidades por esta etapa de "libertad" (ya sabes que muchos grandes y no tan grandes autores escribieron sus novelas en períodos de desempleo...jejeje).

MissManjolita dijo...

es lo malo de tenert tanto tiempo, q quieres aprovecharlo tanto, haces tantos plaes q te quedas sin tiempo para hacer nada. es lo q me pasa a mi. estoy todo el dia pensando, voy a hacer esto, voy a hacer lo otro .. y al final no hago nada... ejjejje soy un poco desastre.

Lulu dijo...

Bueno, puede que en breve yo tambien esté en las mismas. Tendré que cambiar el nombre de mi blog de "ingeniero y madre en la vida" a "ingeniero en paro y madre en la vida". Claro que pensandolo bien, peor seria estar de vuelta en mi empresa (estoy en cliente, si suena mal, pero ya sabemos lo de los informaticos y las p...) y que me tengan allí haciendo nada a la espera de que me large yo por no liquidarme y no me manden al paro.... menuda situación....
En "fins", ánimo y aprovecha para hacer cosas que te molen y a ayudar a Mercedes, por supuesto. Yo intento pensar en todo el tiempo que tendré para hacer ganchillo (soy adicta, pero de verdad, 8 Gb en patrones de internet que tengo ya).

Chelo Jiménez dijo...

Siento una mezcla de envidia y otro sentimiento al que no se ponerle nombre (pero no es pena ni mucho menos ¿he?)... La de cosas que haría si no trabajara... ainsssssss

Lulu, lo tuyo, como bien dices, es una p..... conozco bien esas empresas de las que hablas porque trabajé en una (a ver si va a ser la misma) aunque no de ingeniera, en estructura (sí, se que les odiais y con razón, por eso me fui de allí, por eso y por otras cosas) así que ánimo mujer (por cierto se echan de menos tus post...)

Maite dijo...

Cuanto más tiempo libre tienes menos cosas haces, es un hecho científico y comprobado. Yo por mi parte voto porque escribas cuentos, y así como el que no quiere la cosas si necesitas ilustraciones........... XD, en fin a disfrutar de las vacaciones a lo bestia Sr. Ama de casa

elhombreamadecasa dijo...

Stico, es que si decimos que es genético nos ahorramos discutir sobre lo que culturalmente significa ser hombre. Menudo follón.

Enrique, un reparto parecido es el que estamos negociando.

MissManjolita, es que lo de no hacer nada es muy atractivo. Pero, bueno, creo que lo superaré y en un par de semanas tendré un horario cerrado y lleno de tareas. Así soy yo, amante de lo cuadriculado.

Lulu, ¿8 Gb con patrones? No sé, ¿lo has consultado con algún especialista?

Chelo, yo también tengo una sensación rara que no sé explicar. Por un lado me siento relajado, liberado de horarios, obligaciones... Por otro siento mucho rabia de que las cosas hayan terminado así. Por otro siento que se me abren nuevas posibilidades (parezco Paulo Coelho). Y etcétera.

Maite, me parece muy interesante tu propuesta. Habrá que darle vueltas.

Lulu dijo...

Jajaja, lo de los 8 Gb tengo que hacermelo mirar, lo se, pero salvo a mi disco duro, no hago mal a nadie, ¿¿¿¿¿no????? Quien sabe si cuando funde mi "emporio del ganchillo" no me harán falta, jajajajaaa