Cada miércoles un cuento en El Estafador

domingo, 1 de noviembre de 2009

Anonadado

Hemos estado esta tarde en el parque con varias madres del cole. Nos han contado una cosa que espero haber entendido mal. Resulta que hay gente que contrata a una especie de enfermera de noche (me han dicho que no tiene ese nombre pero que no saben cuál es y que la llaman así para entenderse) que duerme en la casa "educando" al recién nacido a dormir solo y sin despertarse. No sé muy bien qué métodos usa pero me temo que no serán muy reconfortantes para el recién nacido.

Insisto en que es probable que lo haya entendido mal y que tal práctica no exista. Si fuera así, no tendría más remedio que decir escandalizado: ¿Pero adónde vamos a llegar? Para empezar el verbo educar necesita de la palabra, la comunicación, la empatía, etcétera; por lo tanto, lo que esa persona haría sería más bien amaestrar. Para seguir, no hay nada como la cama de los padres para dormir y no está bien privarse de tal placer. Me parece un poco exagerado todo el miedo al colecho (compartir cama) y las prisas por llevar al bebé a su propia habitación. Los hijos de 30 años no se van de casa y los de 30 días deben dejar aprisa y corriendo la habitación de los papis. Un mundo extraño.

Na, no puede ser. Fijo que no me he enterado bien y que las cosas no son como yo las he entendido.

PD: Estoy a medio hacer la cena y me pregunto: ¿cuántas cosas habrá en el mundo más buenas que un huevo pasado por agua? Como mucho cuatro o cinco. Las patatas fritas, el vermouth vermú rojo, el queso de Cabrales...

PDII: La seño de Juan le ha pedido que lleve a la clase una foto actual de su familia. Esta mañana hemos intentado hacerla. En vez de contar cómo ha ido la cosa, podéis pinchar aquí y verlo.

11 comentarios:

lobo dijo...

La verdad es que no me extrañan ya estas cosas. Supongo que serán enfermeras con Master en Método Estivil y post grado en automatización de seres humanos.

Como no cambiemos....

P.D: personalmente prefiero los huevos fritos con patatas, chorizo y pan de pueblo, jejeje.

MissManjolita dijo...

nosotros nunca hemos practicado el colecho (estamos mas bien en contra si te digo la verdad). somos mas de la opinion de q cada uno tiene su sitio para dormir y mi cama es mia y
ella tiene su cama. eso si, si alguien tiene q enseñar a domir a un niño, creo q ese tiene q ser su padre o su madre. pobreito! me lo imagino ahi llorando con una extraña en la habitacion!
lo de la foto... buufff si te digo cuantas tuvimos q hacernos nosotros hasta q conseguimos "la buena"...

Ana dijo...

Anonadada me he quedado yo también... Mis padres han criado tres hijas ellos solitos, trabajando y esforzándose mucho. Y antes que ellos mis abuelos... y ya sabemos que las cosas evolucionan y que hay que aprovechar las nuevas ideas en la educación... pero esto me parece demasiado... Espero, de corazón, que lo hayas entendido mal, porque me parece fatal...

En cuanto a lo de wermouth rojo, el queso y las patatas, yo le añadiría unos buenos mejillones en conserva o en su defecto unos boquerones en vinagre, y los huevos mejor fritos... uhhhhmmmm, sí, definitivamente, hay pocas cosas más buenas...

Laura dijo...

Mmmm, qué poco me queda para ir a comer!jeje
a mi también me tiran mucho las papas a lo pobre.

Maite dijo...

Que no habeis visto nunca el programa de cuatro supernanny? hace furor cuando lo echan, buscalo en youtube sino lo has visto.
En cuanto a lo del huevo pasado por agua una de las cinco cosas que lo superan es el huevo frito, sin duda, y ya con jamon y pimientos del piquillo ni te cuento...mmmmmm me pierde la comida, me pierde me pierde :S

PD curioso, la palabra de verificación que me sale es rambo

elhombreamadecasa dijo...

Lobo, cada vez que me nombran a Estivil me pongo a aullar (perdón por el juego de palabras no muy brillante).

MissManjolita, la modernidad está en delegar: las administraciones delegan sus obligaciones en las ONGs, los papás en las supernannys... La foto al final salió chulísima, Juan ya tiene la actitud de rockandroll star.

Ana, un día estuve un buen rato limpiando mejillones y no sé qué pasó (bueno sí, que son muy feos) que desde entonces no los he podido probar.

Laura, así me gustaban a mí las patatas (herencia por parte de abuela materna) pero mis gremlins las exigen de palo para poder cogerlas bien con las manos.

Maite, alguna vez he visto algún trozo de ese programa. De entrada creo que está mal enfocado. Dice dirigirse a padres que tienen problemas con sus hijos cuando debería dirigirse a los hijos que tienen problemas con sus padres. De hecho, las primeras actitudes y comportamientos que se intentan corregir son los de las madres y padres. Rambo supera de sobra todas las palabras de verificación que he visto.

calvina dijo...

Jabugo, tortilla de patata, croquetas, pan con tomate, sandwich de nocilla: mi top5 de cosas más buenas del mundo (no necesariamente en este orden).

Había oído hablar de estas enfermeras de noche, con lo q cobran supongo q no debes ni oir respirar al niño.

Chelo dijo...

a mi me hace gracia lo de partidarios o no del colecho, que digo yo que porque vamos a tener qué opinar de a quién se mete cada cual en la cama... A Estivil lo conozco, no personalmente, entiéndase, me he leído su famoso libro(de terror dirían algunos, de la salvación dirían otros) y tengo una opinón clara al respecto (también me he leído el de Carlos González ¿he?) y es que lo que a mi familia le viene bien, no viene escrito en nigún libro...

Sarabi dijo...

¡¡Qué fuerte!! Pero ya no me extraña nada, puede ser totalmente real. Ahora me viene a la cabeza una madre que ha apuntado a su niño que aún no tiene los 3 años a todas las extraescolares, lo deja a comer y se lo lleva a casa a las 6 de la tarde. Y no curra. ¿Es que no quiere a su hijo? Esta mamá fijo que contrataba una enfermera de noche!

Carmen dijo...

Acabo de descubrir tu blog y me apunto a seguidora.
Mi hija viene buscarme a mi cama cuando quiere. A veces se queda, a veces me pide que vaya con ella a su cama y otras simplemente se asegura de que no me ha tragado el colchón y he desaparecido y se vuelve sola a su cama.
En cuanto a los huevos para mi escalfados al estilo del soldado (que decía mi abuelo) que son una vez escalfados se echan encima de una cama de aceite de oliva, pimentón agridulce y una pizca de buen vinagre.... y a mojar pan!!!!

elhombreamadecasa dijo...

Calvina, me dijeron lo que cobraban pero estoy intentando olvidarlo, como el resto.

Chelo, efectivamente, no hace falta tener una posición ante todo. Precisamente pensaba esta mañana lo relajantes que son esos temas en los que uno no está posicionado y puede escuchar sin alterarse unas opiniones y las contrarias. A mí me gusta lo del colecho, eso sí. También me gusta mucho el libro de Carlos Gonzáles y odio profundamente al otro.

Sarabi, no me hables de las actividades extraescolares que me llevan por el camino de la amargura. El cole de mi chiquillo es de una sola línea y nos las vemos y nos las deseamos para que salga alguna actividad de estas. Nadie quiere apuntar a sus hijos pero luego si no hay actividades no dejan de echar pester del cole. (De esto también tengo opinión: estoy en contra. Pero no sirve de nada porque como no paro de contradecirme, soy el encargado del AMPA en este tema.)

Carmen, bienvenida. Mis gremlins son más de gritar para que nos vayamos con ellos. Yo, incluso, cuando no puedo dormir me cambio a su cama (algunas veces).