Cada miércoles un cuento en El Estafador

viernes, 1 de mayo de 2009

Bestiario del hombre ama de casa: La mamá cabritilla


Si hay algo que lee el hombre ama de casa, más que prospectos de medicamentos infantiles, tebeos sacados al peso en la Biblioteca Regional, novelas de Murakami, tablas de calorías, folletos de supermercados, blogs, revistas musicales y etcétera, son cuentos infantiles. Suele leerlos en voz alta y a la hora de dormir.

De estas ingentes lecturas ha aprendido una cosa: No hay nada que mamá cabritilla no haga por sus hijos cabritillos (atención sino al detalle señalado de la ilustración de abajo). Por eso el hombre ama de casa quiere felicitar a la mamá cabritilla en este, su día.



Próxima entrega: Ya se me ocurrirá algo (que no es el nombre de un extraño animal sino la consecuecia de que voy atropellado, dando tumbos y a salto de mata porque no hay forma de planificar con tantas cosas como tengo que atender y es que el que mucho abarca poco aprieta y bua, bua, bua.)

5 comentarios:

Anónimo dijo...

El gesto de la mamá cabritilla parece como si de una actividad rutinaria más se tratase. Inquietante.

fml dijo...

Es cierto, no me había dado cuenta. Aunque bien pensado, tiene que estar harta de apuñalar al lobo, el cuento debe haberse contado trillones de veces.

Laura dijo...

Madre mia! pero que mente más sucia tengo! XD

Alberto García dijo...

Desde luego hay ilustradores enfermos... Jajaja, la cara de satisfacción del señor lobo mientras le desgarran el tracto digestivo no puede haber sido casual!! :-D ¿Me das permiso para postearlo en mi blog? :-D

elhombreamadecasa dijo...

Alberto, permiso concedido.