Cada miércoles un cuento en El Estafador

martes, 15 de junio de 2010

Tiempos

Tiempo1. La empresa que se encarga del transporte público en Murcia se llama LAT. Ellos creen que en vez de una empresa de transporte de personas gestionan una empresa de transporte de ganado. Además, hacen unas cuentas muy peculiares que dan como resultado que un mismo trayecto sea muuucho más caro en autobús que en coche particular. Pero nada de esto es importante. Lo importante de verdad es que ni uno solo de sus autobuses tiene el reloj en hora. De verdad, ninguno. Te montas en el 44 para ir a Murcia y conformes subes, viajas tres horas atrás en el tiempo. A veces, viajas hasta varios días adelante o atrás porque ni el calendario lo llevan ajustado. En mi opinión no puede ser casualidad que no circule ni un solo autobús de LAT con el reloj en hora. Así que debe tratarse de una peculiar e incomprensible política de empresa.

Tiempo2. En la cocina tenemos un reloj de Ikea. Hace tiempo se paró. Cambiar la pila a un reloj es de esas tareas pequeñas que se puede retrasar durante meses. Cuando por fin lo hicimos, resultó que el aparato estaba algo sulfatado, sucio o lo que fuera, de tal forma que a veces el reloj iba muy despacio y a veces muy rápido. Funcionaba pero nunca daba la hora exacta.

Lo que me llama la atención es que me he acostumbrado a ese reloj enloquecido y ahora que Mercedes por fin lo ha arreglado y marca la hora bien, me inquieta mirarlo. Qué cosas.

7 comentarios:

Leia Organa dijo...

A mi me pasa algo parecido, llevo unas semanas que el tiempo o corre tremendamente rápido o desesperantemente lento.

No llevo reloj de pulsera desde hace años y el movil creo que se empieza a vengar de mi!

Chelo dijo...

Yo tengo cierta adicción a consultar la hora, supongo que es parte de mi personalidad algo nerviosa, nunca he sido capaz de acostumbrarme a los relojes que no están en hora...

Mayo dijo...

Mas bien le huyo a mirar el reloj. Mi marido es obsesivo compulsivo con el orden y el tiempo. Me desquicia!!!
En las mañanas pone el despertador a las 6:00 am, para que me vaya desperezando, a las 6:30 para que me levante, a las 6:45 por si no me levanté, a las 7:00am para que me de cuenta que ya es tarde y a las 7:30 para que me avise que es hora de salir....Grrrrrr como si todo eso no lo supiese sin su pinche despertador múltiple.
En las tardes, salgo a las 5:30pm y derecho a recoger a Fio de la guardería, y a partir de las 5:45 me está mandando mensajes al celu tipo: "ya están juntas mis amores?". Si no le contesto a las 6:00pm me da una timbrada, y si de ahí en adelante no contesto ni con timbrada ni con mensaje o una llamada se vuelve loco y me vuelve loca....
Dime, COMO CREES QUE ME LLEVO CON EL TIEMPO???
Pero ya no me molesto tanto, solo trato de ignorarlo lo más que puedo para no desestabilizar mi paz interior, jajajaja.

Laube dijo...

Qué curioso lo del reloj de esos autobuses de Murcia... Debe ser que están mal para evitar que nadie pueda controlar que nunca lleguen a tiempo. Así siempre tendrán la excusa de... ahhhhhhh, es que el reloj me despistó. Y lo del reloj de Ikea... jejejejeje. A mí me gusta tener adelantado mi despertador, para no levantarme tarde... jejjejejeje
Un besote

Papalobo dijo...

El reloj estaba perfectamente, simplemente daba la hora sueca.

Vagabunda dijo...

Lo que me he reido con lo del LAT jajaja y tanto que ganado, solo hay que ver como van los autobuses del 39 a primeras hora de la mañana, todos zombies llendo para la universidad enlatados como anchoitas, aprendes tantas cosas!! a ser capaz de meterte entre un grupo de personas e ir amortizando los golpes con sus cuerpos sin poder agarrarte a nada con los conductores de rally frustados, a repasar los apuntes a la vez que escuchas el mp3 del que tienes al lado con musica house a las 8 de la mañana a todo volumen y en pleno verano con todo el caloraco Murciano, mejor no dar mas detalles...... Nos deberian dar creditos por vivir tantos años esas experiencias jeje

elhombreamadecasa dijo...

Leia, el tiempo juega con sus ropias reglas. Ayer mismo, estaba en la piscina con los muchachos del trabajo y el tiempo pasaba lentíiiisimo.

Chelo, por eso me ha llamado tanto la atención lo que me ha pasado con el reloj de la cocina porque yo me pensaba que también era de saber siempre la hora exacta.

Mayo, es curioso como la percepción distinta del tiempo puede causar complicaciones de pareja, a Mercedes y a mí también nos pasa.

Papalobo, muy bueno lo de la hora sueca, aunque eran horas que nunca tenían 60 minutos.

Vagabunda, en nuestros tiempos de la línea 39, un amigo insistía en que nos negáramos a cogerlo y subiéramos todos en masa al campus desde la Plaza Fuensanta por mitad de la carretea cortando el tráfico, un día tras otro hasta que dieran un buen sevicio. Como verás, no lo llegamos a hacer.

Laube, el otro día volví a montar en autobús. Lllegó antes de tiempo, lo cual también es una faena si se te escapa. Creo que tienes razón, con los relojes a deshora pueden excusarse.