Cada miércoles un cuento en El Estafador

domingo, 13 de junio de 2010

Fin de semana


Doble trabajo. Mi tío (uno de ellos) dice que quien se enfada tiene dos trabajos: enfadarse y desenfadarse. A mí me pasa algo parecido cuando me pongo malo, tengo que recuperarme y hacer que se me pase el mal humor que me da la enfermedad. Cómo son las cosas, cuando estoy bien solo pienso en poder parar y pasarme un día entero tirado en el sofá. Y cuando lo tengo que hacer porque mi tensión sigue empeñada en parecerse a la de un vegetal, me enfado a más no poder.

Soy un fiel guardián de la tradición familiar de no aceptar la enfermedad (ya sea una gripe o algo más serio, que no es mi caso actual) y no ir al médico salvo cuestiones de vida o muerte.

Esta mañana hemos estado hablando Mercedes y yo sobre esto que me está pasando. Nuestros recuerdos difusos de cuando estudiamos veterinaria, son malos consejeros. Porque crees saber pero no sabes. En pleno diagnóstico diferencial, he propuesto una enfermedad. Mercedes ha dicho que era propia de mujeres. No sigas, le he dicho, fijo que la tengo.

Tele. El sábado por la tarde me dejé caer delante de la tele y no me pude levantar hasta las dos de la mañana. Vi de todo, desde un partido del mundial hasta una partida de póker.

Con lo que más me divertí fue con "Todos a la cárcel", la peli de Berlanga que echaron por un canal de esos locales. Lo que me pude reír. Qué desastre de país y que forma tan genial de retratarlo.

También vi un poco de "Speed". No sé lo que me pasa con Sandra Bullock. Diría que no tiene mucho "fuste" pero me hace tilín. Bastante tilín.

Cuando tu hijo es más sensato que tú. Llamó una de mis hermanas para preguntarnos si se podía llevar a Juan a pasar el fin de semana al campo. Empecé a decirle que no porque Juan esto y Juan lo otro. Entonces me di cuenta de que, en realidad, era yo el que no quería que se fuera. Espera un momento, le dije, y fui a preguntarle a Juan. Dijo que sí gritando. Pero tienes que pasar allí la noche, le aclaré. Después de unos segundos de silencio, afirmó: Me da un poco de miedo pero tengo que ser fuerte.

Un encuentro en el mercadillo. El domingo por la mañana fuimos al mercadillo del que ya he hablado otras veces. Es pequeño y la oferta de vinilos no se renueva muy a menudo. Aun así, conseguí el doble directo de Kortatu y un par de singles de Pic Nic y de Sandie Shaw.



Pero mejor que todo eso fue que coincidí con una lectora de Córdoba que estaba de visita en Murcia y había ido a ver el mercadillo con su hija. No me canso de decirlo: estos encuentros son muy especiales.

PD: Felicidades a los seguidores de la Real, en especial a Owachy y a Mercedes, que vuelven a ser de primera.

6 comentarios:

owachy dijo...

Hermano, lo primero: ¡¡GRACIAS!!

Lo segundo, ¿de qué equipo te me has hecho? Todavía te recuerdo sufriendo conmigo por "nuestra" Real...

Anónimo dijo...

Con la Real en primera sólo falta que descienda el Real Murcia y alguien que ha regalado millones a sus amiguetes para el nuevo estadio se ruborice un poco.

Pilar dijo...

Hace un tiempito más bien largo que no dejo ni un día de pasar por tu casa, pero nunca digo ni mu. No sé cual es la razón, pero me siento agustito leyéndote y luego me da como vergüenza comentar.
Mi comentario de hoy viene al hilo de lo de tu tio, ahora pulula por facebook un grupo de esos (no sé muy bien si se llamará grupo, esto me pilla mayor, me viene de mis hijos) que tiene que ver con lo que tu tio decía y que mi madre decía también: 3 trabajos tienes: Enfadarte, desenfadarte y (amenazante) Que no me enfade yo.

Mayo dijo...

Hola.
Cuando me enfado por lo general quien tiene trabajo es mi marido ya que él siempre trata de hacerme entender que "no es para tanto". Pero porque tiene razón o porque el intento me hace quererlo más, siempre termino descojonándome.
Soy de la misma tradición respecto a las enfermedades. Quizás hasta peco un poquito de descuidada.
Tu niño es muy maduro. Ser consciente de sus emociones en un niño no es común de ver, los felicito.

Chelo dijo...

cuidate Fede, los medicos no hacen pupa, pregúntale a Juan, ya verás...

elhombreamadecasa dijo...

Owachy, me hice del Barcelona pero una parte de mi corazón futbolero sigue siendo de la Real.

Anónima, antes, cuando vivía al lado del campo de fútbol del Murcia sí quería que bajara a tercera regional porque los días de aprtido nos encontrábamos coches aparcados hasta en el salón de casa. Ahora, me da igual, lo que se tenían que repartir ya se lo han repartido. Preferiría que fueran a la cárcel unos cuantos y que el Murcia siguiera en segunda.

Pilar, los comentarios son lo mejor del blog así que nada de vergüenza. Lo del tercer trabajo ya es demasiado. Con dos me sobra.

Mayo, ese marido tuyo es un tesoro.

Chelo, al final la sensatez me puede y tengo cita con mi médico de cabecera para el miércoles.