Cada miércoles un cuento en El Estafador

miércoles, 5 de mayo de 2010

Brand new... car



Siempre decimos que ahorramos más que nada por si se nos rompe el coche o alguna muela. Los dos imprevistos más caros que hemos conocido hasta ahora. Pues bien, se nos rompió el coche viejo. Al menos fue una de esas roturas tan caras de reparar que queda claro que más vale darlo de baja y hacerse con uno nuevo.

Barajamos varias posibilidades. La que más nos gustaba era la de la moto. Ya nos veíamos con nuestra Vespa o Lambretta llenica de espejos y dianas mods. Pero no tenemos garaje y una moto no dura ni una noche en la puerta de nuestra casa. Espinardo es lo que tiene.



También pensamos en una bici. Pero Mercedes vuelve a casa a las tres y yo me voy a las tres y media. A esas horas y en estas latitudes, no bajaremos de los cuarenta grados dentro de poco. Y a nosotros, al contrario que le pasaba a Indurain, el calor nos sienta fatal para pedalear.

Así que nos hemos comprado un coche nuevo, gracias a las gestiones de mi suegro y su amigo el mecánico. Nuevo para nosotros porque será de segunda o tercera mano. Tampoco es un cadillac, como la canción de The Clash:





Y puestos a comprar, me he tenido que comprar un tocadiscos nuevo. Le había pedido prestado el suyo a mi madre y tocaba devolverlo. Debo decir que me quedé asombrado de lo bien que me informaron los vendedores de Mediamarkt y de la Fnac. Habitualmente no hay quien los saque de "Si no hay ahí es que no tenemos" pero estos hombres sabían de lo que hablaban.



¿A que le queda fenomenal el disco verde de las Undershakers que me compré en el mercadillo del SOS?

7 comentarios:

Pilar dijo...

¡¡¡Qué dispendio!!!
Un coche nuevo (para vosotros, que es lo importante) y un tocadiscos también nuevo.... ¡qué bien, parece que la crisis ha dejado a un lado a Espinardo!
¡Qué suerte!
Toca pagar y disfrutar, a partes iguales... ;-)

Una mamá (contra) corriente dijo...

Nosotros tenemos un coche viejo y llevamos tiempo pensando en uno nuevo, donde quepamos todos sin problemas... Pero de momento no podemos así que seguiremos esperando tiempos mejores! xDD

Mª Antonia dijo...

Lo de devolver lo prestado por una madre os honra.
Felicidades por el coche nuevo o semi.
Desde luego, una moto en la calle no aguanta una noche ni una hora en Espinardo ni en Torrevieja. E. se compró(lo de se compró es un decir) una monísima y nueva antes del coche y se la quitaro de la puerta. También en el coche le han hecho travesuras.
En lo de la bici habéis sido muy razonables.

Maite dijo...

Los tocadiscos tienen un algo que supera con mucho al cd, no se explicarme mejor, pero un vinilo es como un tesoro, que si se rompe... un cd te lo vuelves a grabar y ya, será eso o algo más? no se, pero donde esté un vinilo....

Felicidades por el nuevo coche, yo compré hace poco una furgoneta, grande y de primera mano, y cuantas veces me pregunto si no hubiera sido mejor de segunda, tercera o lo que sea, que de letras que me quedan por pagar... bufffffff

Por cierto sobre el concurso, 4 puntos!!! :)

biblioactiva dijo...

Nosotros también tenemos coche nuevo desde el viernes pasado!!! Lo del tocadiscos lo dejamos para otro momento... Por no tener no tenemos ni reproductor de CD, que se rompió y no lo hemos sustituido todavía, oímos la música en el DVD de la tele...
La moto no era opción para nosotros, me da miedo montar.

elhombreamadecasa dijo...

Pilar, hace tiempo escribí una entrada explicando que yo no estaba en crisis. Los dos trabajamos así que las cosas van normales. También decía que me da rabia que todo el mundo diga que está en crisis incluyendo gente que sabes que tiene muuuucho dinero. En todo caso, como somos ciudadanos responsables consumimos para levantar la economía del país. Por nosotros que no quede.

Mamá (contra) corriente, es que los niños dejan pequeños los coches con tanta sillita, carricoche y trastos varios.

Mª Antoni, yo soy de devolver... claro que si el tocadiscos prestado hubiera sido mejor no sé yo qué hubiera hecho.

Maite, felicita a tu chiquilla de mi parte. Respecto a los vinilos, reconozco que no soy capaz de distinguir el sonido del vinilo del CD pero como objetos son incomparables. Y si no esa ceremonia de sacar el disco, ponerlo en el plato, darle a la aguja y escuchar el crujido inicial. Una delicia.

Biblioactiva, que disfrutéis del coche. Reconozco que a mi la moto también me da algo de miedo.

Mercedes dijo...

No os imagináis la cantidad de trámites que hay que hacer para dar de baja el coche en el desguace, cambiar de nombre el coche comprado,cambiar el seguro al coche comprado, que te devuelvan el impuesto municipal y seguro que algo se me olvida. Bueno, y enviarle energías positivas al nuevo coche viejo para que no le dé por ponerse malito en una temporada.