Cada miércoles un cuento en El Estafador

jueves, 20 de mayo de 2010

¡Ay, Filomena, Filomena! (lo que nos faltaba)


Una amiga, no contenta con haber dinamitado nuestras barreras mentales, ya bastante inestables, con la "Gramática de la fantasía" de Rodari, nos ha dejado un libro de Miquel Obiols que se titula "¡Ay, Filomena, Filomena!". En el primer cuento, Filomena dice:

El lenguaje que se han inventado los mayores me aburre y me fastidia. Ellos pusieron un nombre a todo y se quedaron muy tranquilos. Y ahora nos hacen aprender nombres y más nombres como si fuéramos papagayos: el libro es un libro, la silla es una silla, y ¡hala!, así todo lo demás. Ya estoy cansada de repetir siempre lo mismo y quiero inventar un nuevo lenguaje para que todo sea más divertido. Seguro que entonces no me aburriré.

Filomena, ni corta ni perezosa, decide llamar "mejilla" a la "habitación", "mariposa" a la "silla", "bañera" a la "caja" y así sin parar. A Juan le ha parecido buena idea.

Los ánimos en casa siguen todavía algo crispados por el bolso de Pippi. La custodia compartida propuesta por Ainoja ha sido aceptada por Darío y Mercedes, aunque a regañadientes. Ya se hablan pero siguen saltando chispas entre los dos.

Y en esas, Juan ha empezado a copiar a Filomena. Ahora nuestra casa es una pequeña Babel en la que cada vez es más dífícil entenderse.

Caminamos hacia el caos.

8 comentarios:

Jls dijo...

Yo siempre digo que, el orden es una perdida de tiempo y que el caos, sin embargo, agiliza la memoria. Babel debio molar.

Carol dijo...

¡Hola hombre ama de casa!
Hace unas semanas hice tu visita guiada. Desde entonces me tienes enganchada y ahora además estás haciendo que se me acumule la lectura. Tengo empezada la “Gramática de la fantasía” y esta nueva propuesta también suena bien. Me gusta el caos.
Besicos.

La pintorería dijo...

Si como dice Jls el caos agiliza la memoria yo ya debo ser lo más parecido a un elefante que hay. En fin, apunto el cuento para enseñarselo a mi peque Nuria, le suelen gustar mucho este tipo de historias.
Feliz dia

elhombreamadecasa dijo...

Jls, en mi caso el caos me distrae, no digo que no me guste pero la memoria no me la potencia... bueno, a lo mejor sí, una memoria ágil a la par de efímera, jo, vaya una respuesta más caótica.

Hola, Carol. Seguro que a mi amiga le va a gustar que sus propuestas de lectura se estén expandiendo. A mí tambiíen.

Maite, pues son varios cuentos, todos en esa línea. Yo, cuando lo devuelva, intentaré comprarlo.

lobo dijo...

Gracias por el aviso, ya se que libro no comprar! jajaja

Ainoja dijo...

La custodia compartida es el primer paso, están abiertos al diálogo y eso es buena señal, cuando Darío y Mercedes encuentren un motivo por el que hacer frente común, olvidarán viejas rencillas...

En cuanto a la comunicación en casa, mi abuela está convencida de que HABLAR GRITANDO Y DEEES-PAAA-CIOOO nunca falla para entenderse, ya seas chino o filomeno...

Mª Antonia dijo...

Vuestra casa es de lo más original. O quizá todas son así pero no nos damos o hemos dado cuenta.
Esyoy pensando comprar el libro. No sé si me arrepentiré o mis hijas me lo tirarán a la cabeza.

MissManjolita dijo...

pues anda q si! si ya es dificil entrnderle a veces como para q cambien las palabras!!!