Cada miércoles un cuento en El Estafador

martes, 15 de diciembre de 2009

Un día ambivalente (o El pozo de los deseos)



No sé muy bien cómo enfocar este post. Tengo dos ideas. La primera es hablar de cómo hay cosas que, al mismo tiempo, atraen y repelen, dan gusto y miedo... Nada nuevo. La otra es citar un capítulo de la serie de dibujos Los Wuzzles en el que salía un pozo de los deseos con la inscripción "Cuidado con lo que deseas, se puede hacer realidad". Nada nuevo tampoco pero aquella vez fue la primera en la que me enfrenté a esa máxima terrible. Si uno tiene que llevar cuidado con lo que desea porque se hace realidad... ¿qué sentido tiene nada? No sé si tuve una de esas crisis de infancia en la que te pasas varios días pensando en la muerte, tuya y de los que te rodean, pero hubiera podido.

De una forma u otra, este domingo me fui a la cama escuchando llover y fantaseando con que, al día siguiente, todo amaneciera nevado. No nevó pero hacía un frío terrible y llovía a cántaros. Un día ideal. Al menos para mí que me encantan los días así. Ah, pero tenía que llevar a Juan al cole y recogerlo. Todo eso con Darío. Así que un día encantador se conviertió en un incordio con tanto entrar y salir del coche.

El lunes tuve la primera entrevista en radio con motivo de los "Cuentos pop". Digamos, sin entrar en muchos detalles, que me manejo mejor con la palabra escrita que con la palabra hablada. La segunda me genera mucha inseguridad y si estoy en un entorno que no controlo me agobio mucho muchísimo y las cosas no me salen como me gustaría. Yo me senté delante de Ángel Sopena, periodista musical de Onda Regional y organizador del Lemon Pop, pensando que estaba tranquilo. Tenía preparada la primera respuesta y aún así empecé a balbucear como un colegial. Empecé con mal pie y ya fui toda la entrevista agobiadísimo. Lo peor fue cuando me hacía preguntas y me quedaba en blanco. ¿Cuál ha sido el último concierto al que has ido? ¿Cuál ha sido el último disco que te has comprado? ¿Qué escritores pop te gustan? Me veía mirando dentro de mi cabeza y sólo encontraba un pasillo largo y vacío (la imagen es real, o sea que la tuve durante la entrevista). He respondido a todas esas preguntas en este blog: el de Francisco Nixon, el pedido después de la carta bomba de Elephant, Murakami, Murakami, Murakami.

Me quedo, en todo caso, con tres lecturas positivas:

1. Lo hice (cosa que en otro tiempo hubiera sido impensable para mí)
2. Si empiezas mal solo puedes ir mejorando.
3. El mensaje llegó, no como yo hubiera quedado pero llegó.

Como, bien o mal, hecho está y no es plan de esconderse: se puede escuchar hoy a las 23 horas en Onda Regional de Murcia.

El viernes voy a la tele y el sábado se presenta el libro en Historietas. Estoy, al mismo tiempo, horrorizado y flipado. Una parte de mí se quiere esconder bajo tierra con El hombre topo y otra no para de pensar qué voy a ponerme. Quiero, a la vez, ser Burial y quiero ser Mick Jagger.




El problema no es que se cumplan los deseos. Eso es un mensaje de mierda. Lo que pasa es que pocas cosas son fáciles y perfectas en la vida. Casi todas llevan aparejadas problemas y complicaciones. Y una de dos: o se resuelven o se deja de tener deseos. Perdón por el momento Coelho. Prometo que no se volverá a repetir.

PD: Acaba de venir a casa El Misino. Es el bodeguero del pueblo y hace reparto a domicilio. No todo iba a ser malo en Espinardo. Pero nos ha dicho que se jubila. Madre mía ¿y ahora qué?

PDII (al día siguiente): Me escuché y tampoco estuvo tan mal la cosa. Por cierto, Muchas gracias a Ángel Sopena por invitarme y por lo bien que me trato.

4 comentarios:

La Lupe dijo...

Si te sirve de consuelo, yo lo hice mucho peor. A mi primer entrevistador no le gusté, y como me preguntó unas cosas rarísimas, no contesté sino boberías. Y mira, al final me sacaron una cuñita en Radio5 y todo. Y yo no soy pop (que yo sepa). Así que tranquilo, que todo va mejorando con la práctica.

La Lupe dijo...

http://lalupe.blog.com/2008/04/06/entrevista/
(es mi ex blog)

Anónimo dijo...

Nadie nace sabiendo hacer de todo. Mucho ánimo porque de momento, has llegado hasta ahí que no es poco.
Marta

i.sana dijo...

Anoche no pude oir la entrevista, y hoy pensaba escucharla en "a la carta" de la web, pero no la han colgado, de momento. Pero seguro que no fue para tanto, que eres muy exagerao, cuando lleves muchas más seguro que lo haces mejor, y además tu haces muy bien lo que hacer : ESCRIBIR. ¡Ya quisieramos algunas llegarte a la altura del zapato!
Y cuando tengas un rato, te puedo contar "la verdadera historia del Misino", es muy interesante