Cada miércoles un cuento en El Estafador

lunes, 21 de diciembre de 2009

Ultimátum en la lista de la compra



Leo en la lista de la compra que esta mañana me ha dejado Mercedes sobre la mesa de la cocina: "Tu última oportunidad: ¡¡Aguafuerte!! No amoniaco". Esta mujer tiene un carácter... Total, solo me he equivocado dos veces y he comprado amoniaco en lugar de aguafuerte. Además, la última vez compré amoniaco perfumado.

Mis nervios siguen de punta y el mensaje de la lista de la compra no ha ayudado a calmarme. Decididamente, no es la mejor manera de empezar la semana.

Después de la fiesta de Navidad en el cole de Juan, me he ido a Mercadona. Lo primero que he hecho ha sido ir al pasillo de limpieza de hogar. No sabía qué me pasaría si no atinaba a comprar agua fuerte y esa incertidumbre me angustiaba más si cabe. He mirado y remirado sin ver nada. ¿Dónde están los dependientes de Mercadona cuando los necesitas? Ya está, me he dicho, mentiré como un bellaco y diré que no había. Pero Mercedes me conoce y sabe cuándo miento.

Estaba a punto de gritar pidiendo auxilio cuando lo he visto: aguafuerte, también llamado salfumán. Supongo que ese ha sido mi milagro navideño.

PD: Mercadona da lugar a ciertos momentos embarazosos cuando te encuentras con algún conocido/a. Te paras, saludas, cuentas algo y te despides. Pero después te lo vuelves a encontrar cada dos por tres y ya no sabes si pararte de nuevo, si decir "hola", si decir "adiós", si hacer algún gestito con la mano...

9 comentarios:

Mercedes dijo...

Sabía que lo conseguirías. El agua fuerte no se te iba a resistir a tí.

Vagabunda dijo...

Recuerdo que mi madre una vez de pequeña, me mando comprar junto con el encargo de la barra de pan diaria, aguafuerte... no se me ocurrio otra cosa que con toda mi inocencia vi en el super de enfrente de mi casa una garrafa de 5 litros de agua mineral llamada aguaFUENTE. Cuando subi a casa y lo vio mi madre no paro de reirse en toda la mañana ¬¬ (encima!!! shicon lo q pesaba la garrafica!!)

Estoy de acuerdo contigo en lo del mercadona, yo suelo hacer un gestito tipo media sonrisa... asi siempre quedas bien :)

Carmen dijo...

Pues imaginate yo, que vivo en un pueblo de escasas 5 mil almas... te encuentras a alguien conocido sí o sí. Y depende con quien te encuentres cuando regresas a casa medio pueblo sabe si compras compresas o Tampax y si comes cerdo, pollo o ternera. Hay que vivir con ello (o con ellos) que remedio.

Isa dijo...

Yo siempre he sido muy de 'ultimatums'... pero no lo debo hacer bien, porque no me hace caso ni el tato... y mucho menos mi santo... eso sí nunca le pediría aguafuerte porque no sé para lo que sirve...

para lo de los incómodos encuentros en el súper, no tengo solución: me pasa exactamente lo mismo que a ti.

Marta dijo...

Yo no me equivoco nunca con lo que tengo que comprar porque hago la lista en el movil (www.listacompra.es), eso si, cuando me cruzo con alguien siempre me pilla mirando al movil, y el pobrecito como no es ni de ultima ni de penultima generacion pues se averguenza un poco, lo escondo y sonrio al amigo o conocido.

Chelo dijo...

no estaría de más un servicio público de los tuyos explicando lo del aguafuerte...
yo los ultimatums los hago verbales pero me pasa como a Isa, ni caso, creo que voy a empezar a dejarlos por escrito, en negrita y subrrallados, igual así...

Grinza dijo...

Nunca he sido buena para los ultimatums... a medida que empiezo a pronunciarlos la fuerza con la que han sido pensados se va quedando en el camino y acabo la frase con un "si te parece bien" que me hace perder toda la credibilidad.

En mi casa, siempre le hemos llamado salfumán y nunca se me ha resistido la compra de este artículo pero sí recuerdo con terror cuando mi madre nos mandaba a comprar porque sus listas eran tan crípticas que parecían hechas a mala leche. No había día que no confundieramos algo... ahora está advertida: si pierdes la lista la puedes encontrar publicada en internet!!!

Llevo un año sin pisar un Mercadona, pero no tiene nada que ver con la guerra a las marcas blancas, sino que bastante trauma tengo cada día lidiando con ellos en mi trabajo... De todos modos, soluciono los encuentros en el super con el truco de "voy a hacer como que no te he visto" y casi siempre surte efecto, la mayoría pensamos que estas situaciones son tan incómodas como las de los ascensores.

Algunos me dicen que soy borde a lo que yo respondo: "no soy borde, soy asquerosamente selectiva"

elhombreamadecasa dijo...

Mercedes, gracias por tu confianza.

Vagabunda, una anécdota entrañable. Te imagino arrastrando la garrafa toda orgullosa...

Carmen, a mí me pasa algo parecido en el centro de salud de mi "pueblo". Mi tía trabaja allí y todos saben que soy su sobrino. Nuestras historias médicas son "vox populi".

Isa, el aguafuerte servirá para muchas cosas pero Mercedes lo quiere para algo tan poco glamuroso que mejor no lo pongo.

Marta, echaré un ojo a lo de la lista de la compra por teléfono. Mercedes también tenía antes uno de esos móviles viejos viejos. Un chiquillo le dijo que se lo encontraba tirado por la calle y no lo cogía.

Chelo, te aseguro que un ultimatum por escrito impone más. Insisto en que lo del aguafuerte es taaan poco glamuroso que mejor lo dejamos.

Grinza, ¡un año sin ir a un Mercadona! Yo lo máximo que he estado han sido 72 horas. Y eso de tenerlos como clientes tiene que ser toda una experiencia.

Grinza dijo...

Sin duda, una experiencia sin igual! Cuando voy a visitarlos a Valencia, con mi disfraz de proveedor complaciente, aprovecho el Euromed de vuelta a Barcelona para recoger todas las anécdotas del "Universo Mercadona"... ya tengo para una enciclopedia!