Cada miércoles un cuento en El Estafador

jueves, 30 de abril de 2009

Servicio público: Productos no tan buenos como se anuncian


Este es el típico post que habría que empezar diciendo: Si me pusiera a enumerar todos los productos que no son tan buenos como anuncian podrían darme las uvas y etcétera.

Hecha ya esta aclaración, puedo ir al grano.

Hoy, queridas amigas y amigos, quiero hablaros de dos productos que no son tan buenos como anuncian.

El primero son los quita rozaduras del coche. Quizás sirvan si la rozadura es de dimensiones microscópicas, puede ser. Pero basta con que sea visible al ojo humano para que no sea eliminada por el supuesto producto milagro. Tan ilusionado que estaba yo con poder dejar mi coche como nuevo...

El segundo son los desodorantes antitranspiración. Debo reconocer que, en el caso anterior, solo he usado un producto, por lo que puede ser que me haya precipitado en mi juicio. Pero, en este segundo caso son varios los que llevo probados (incluido alguno que otro de farmacia) y no hay forma de levantar el brazo sin parecerme a Camacho dirigiendo a la selección española en el Mundial de Japón y Corea. Desastroso.

4 comentarios:

Irimia dijo...

Para el segundo, Perspirex y un poco de paciencia... acaba funcionando

fml dijo...

Comprobaré primero que exista el Perspirex (todavía me acuerdo del libro de "Lo que España compra") y probaré. A ver si hay suerte.

Irimia dijo...

Existe, existe... en farmacias a unos 12 euros el mini roll-on, pero acaba funcionando.

lapatachunga dijo...

Prueba la marca Mum. En casa es el único que entra por la puerta puesto que los otros hace años que están vetados.