Cada miércoles un cuento en El Estafador

viernes, 26 de diciembre de 2008

Papá Noel, bien, gracias

Hasta el año pasado yo era acérrimo defensor de los Reyes Magos y duro detractor del barbudo rojiblanco. Pero el año pasado, quizás por influjo del cole, Juan empezó a hablar de Papá Noel a todas horas y a esperar que le trajera regalos. No nos quedó más remedio que escribirle y esperar que olvidara tantos años de críticas. Por suerte, Papá Noel es un tipo sin rencor y se portó muy bien. Este año también. Ahora soy acérrimo defensor del 25 de diciembre y del 6 de enero. Es lo mejor, jugar a las dos cartas: Beatles y Rolling, papá y mamá, Burger y McDonald´s, Reyes y Noel.

Juan se levantó confiado en encontrar entre los regalos el castillo de Playmobil. De entre los paquetes que rodeaban el árbol, se lanzó a por uno que, por tamaño y forma, parecía el castillo. Pero al quitarle el papel descubrió que no era. Menuda cara puso. Su madre y yo tuvimos que advertirle de que había más regalos antes de que empezara a llorar. El siguiente que abrió ya era el castillo. Es perfecto para mí, dijo al rato de haberlo montado. Y luego, para que lo escuchara desde Laponia, gritó bien fuerte: ¡Gracias, Papá Noel! Mi chiquillo es muy agradecido.



A mí me trajo un disco de Paul Weller (¡en vinilo!) y un libro sobre el revival mod. Sí, cuando me da por algo, me da. También me trajo un desodorante de farmacia. Resulta que los de spray normales acaban acartonando las axilas de las camisas. Papá Noel pensó que este me irá mejor. Sinceramente espero que no sea así. Me he informado y el tubito de roll on vale casi diez euros.



A Mercedes, entre otras cosas, le trajo el número 2 de Aya de Yopougon, un tebeo. Con Persépolis se aficionó a los tebeos hechos por mujeres y que están ambientados en lugares lejanos: Irán, México, Sudáfrica y Senegal. Cuando se compró el primero de Aya, le dije: Cuidado, hay un 1 en la portada y en el lomo pone "Nómadas 2". ¿Y?, me preguntó. ¿Cómo que y? ¿No lo ves? El uno de la portada quiere decir que habrá más tebeos con esos personajes y lo de "Nómadas 2" del lomo quiere decir que forma parte de una colección con otras historias. Antes de que te des cuenta necesitarás comprártelos todos. Pero qué dices, me compro este y ya está. Pues bien, ya le pidió a Papá Noel el número 2 y dentro de poco la sorprenderé guardándose el cambio del pan para tener con qué comprarse el resto de la colección Nómadas.


A Darío le trajo un camión de bomberos chulísimo con un montón de botones que hacen ruido. Pero a él le interesan más los papeles de regalo.

Y hablando de los papeles de regalo, sobre esto tengo nuevas dudas. ¿Por qué los regalos de Papá Noel vienen envueltos en papel de regalo de la Fnac, Toys´r Us o Imaginarium? Es más ¿por qué en algunos de ellos se ve el precio mal quitado o tapado por una pegatina? ¿No era que los fabricaban los elfos? A ver si aquí también hay gato encerrado y al final resulta que los elfos se dedican a comprar los regalos aquí y allá. En ese caso, una nueva duda: ¿se llevarán comisión? Espero que no, porque como se entere Papá Noel los va a apañar.

2 comentarios:

Lauri dijo...

Yo: Mamá, ¿porqué a mi no me trae nada Papa Noel y a los niños de mi clase si?
Mi madre: Por que nosotros no tenemos chimenea, cariño.
Así de engañada me tuvieron...cabrones!

Yo aún me acuerdo de ese estado que teniamos los niños cuando nos levantabamos y veíamos los regalos, un estado que viene a ser: que guay-que fuerte-por donde han entrado-no veas con los camellos que se han comido todo! Que iluuu

fml dijo...

Por lo que hemos podido averiguar Juan y yo, lo de la chimenea sería una leyenda urbana inventada por las que sí tienen para dejar en evidencia a los que no tenemos.

Nuestras investigaciones nos llevan a pensar que la forma de entrar en las casas de Papá Noel y los Reyes Magos se acercaría a los poderes de intangibilidad de Kitty Pryde (a.k.a. Gata Sombra). En otras palabras: que podrían atravesar las paredes cual fantasmas. Eso explicaría muchas cosas.