Cada miércoles un cuento en El Estafador

martes, 9 de diciembre de 2008

Darío ya anda


Ni de Darío ni de Juan hemos tenido esos libritos en los que vas poniendo fotos de los niños, apuntas su primera palabra, sus primeros pasos... Las cosas como son: no los hemos tenido más que nada por gandulería... aunque tampoco nos gustan mucho esas tonterías. Además, son algo forzadas. ¿Cuándo empieza a andar un niño? ¿Cuando se pone de pie? ¿Cuando ya camina de la mano? ¿Cuando se suelta? ¿Cuando es capaz de correr cuesta abajo sin caerse?

Supongamos que se puede decir que un niño anda cuando se suelta y se arriesga a ir solo. Pues entonces Darío dio sus primeros pasos el sábado 7 de diciembre de 2008. Ya había andado antes solo pero de forma esporádica y sin ninguna convicción. El sábado lo fui animando y acabó por soltarse. Tendríais que haberle visto la cara, parecía volar. Ahora ya lo va haciendo él solo, sin necesidad de espolearlo.

Me hacía a mí ilusión que andara para su cumpleaños, mira tú por dónde.

2 comentarios:

owachy dijo...

Es lo que tiene ser niño: que lo flipan con cosas que a los mayores ya nos parecen tan normales.

Es lo bueno de ser padre: que en los ojos de tus hijos redescubres al niño que sigue en tus entrañas, luchando por adueñarse nuevamente de una vida demasiado constreñida.

Moraleja: ¡¡dejemos libre al niño que llevamos dentro!!

Estoy con Darío: ¡andar solo, sin ayuda, es una flipada! Felicidades Darío!!!

fml dijo...

El mío lleva libre desde el principio, al menos eso dice Mercedes cuando me ve pelearme con Juan por los catálogos de juguetes de Navidad.