Cada miércoles un cuento en El Estafador

martes, 21 de junio de 2011

Música y hogar (celebrando el Día de la Música)

Hoy se celebra el Día de la Música y como este blog tiene el título que tiene, voy a escribir una entrada sobre música y hogar. Ahí va.

Crianza. En el último número de Rockdelux, Nando Cruz entrevista a Ron Sexsmith, un músico canadiense. Casi todas las preguntas giran alrededor de su trabajo de músico y sus responsabilidades de padre. Resulta que cuando Ron decidió dedicarse a la música, ya tenía un churumbel de dos años. Durante mucho tiempo, mantuvo un desagradable trabajo de repartidor. Quería tener un mal trabajo para no acomodarse y seguir luchando por ser músico. Lo consiguió pero le supuso una serie de sacrificios que le siguen pesando.

Habla de lo que le suponía como pareja: Cada vez que me salía una gira tenía miedo de decírselo (a Jocelyne). Los dos teníamos un gran sentimiento de pavor una semana antes. Yo me sentía mal y a ella también le cambiaba el carácter. Sexsmith señala también los inconvenientes de la presión de conseguir dinero para mantener a la familia y la distancia con los hijos. Y dice una frase que me ha recordado a lo mucho que me cuesta ponerme a escribir en serio: Llevaba a los chicos al colegio y luego me ponía a escribir, pero entonces la secadora se paraba tenía que sacar la ropa...



Cocina. Ah, la cocina, la habitación de la casa que más trabajo da y en la que mejor se está. Haruki Murakami cuenta que sus primeras novelas las escribió allí, sentado en una silla normal y corriente y escribiendo a mano. Dos artistas de la música sienten predilección por la cocina. Ni más ni menos que Neko Case y Lucinda Williams. La primera, en otra entrevista en Rockdelux, responde cuando le pregunta por su forma de trabajar: Me inspiro fregando los platos; cuando el cuerpo está ocupado en una actividad fisica es cuando el subconsciente vuela. Habrá que ir jubilando los lavavajillas.

La segunda, que ha sacado uno de los discos mejores del año, si no de la década, compone y ensaya en la cocina. De hecho, ese último disco, tiene una edición de lujo con un CD que incluye las maquetas grabadas en la cocina y que, claro, se llama "Kitchen Tapes". Si solo os vais a comprar un disco este año, que sea ese (y cuidado con la canción del vídeo, es peligrosa).




Electrodomésticos. Pero toda cara tiene su cruz y la cocina es el lugar idóneo para un Matrix o Terminator versión minúscula. Lo cantaban Alaska y Los Pegamoides en su "Rebelión de los electrodomésticos":

Me da miedo entrar en la cocina,
me da miedo lo que pueda ver,
la tostadora se ha vuelto asesina,
el lavaplatos no me puede ver.

Se han rebelado todos a la vez.
La Turmix, la plancha y la moulinex.
Se han vuelto locos de repente.
La aspiradora se niega a aspirar,
dice que no, que no ni hablar.
Y la nevera esta leyendo a Marx
y me dice que la deje en paz.

Se han rebelado todos a la vez
la Minipimer se ha unido también
me han dicho que no me preocupe
me soltarán... ¡dentro de un mes!



Y ya, que me tengo que ir a recoger a los niños.

4 comentarios:

mona dijo...

Gracias,nos descubres artistas,nos recuerdas vídeos memorables...para ti ¿que significado tiene el retrato de Isabel II?Para mi,es icono pop. XD

lapatachunga dijo...

Totalmente de acuerdo con mona. Sobre Isabel II, además de ser un ícono pop, está claro que es el cerebro detrás de la rebelión de electrodomésticos, quienes la defienden durante todo el vídeo hasta que al final sólo queda ella.
Por cierto, me apunto para mañana hacer unas bieles, a ver qué tal.

Madre dijo...

Y el cuarto de baño, nadie compone en el cuarto de baño?

elhombreamadecasa dijo...

Mona, Patachunga, es lo que tiene el Pop, que hace icono a cualquiera. Un día contaré, disimuladamente en algún cuento o novela, una cosa que me pasó bajo la atenta mirada de una foto de Margaret Thatcher.

Madre, me pongo a investigar el asunto.