Cada miércoles un cuento en El Estafador

martes, 28 de junio de 2011

El fin de un mito

Predata. Los chistes sobre el calor ya no hacen gracia. Desafortunadamente, salen solos. Ayer, a eso de las cinco de la tarde, salí al exterior a tender la ropa. Voy a tender, les dije a mis hijos, si veis que no vuelvo, ¡vengad mi muerte!

Justificación. Podría no contar lo que pasó. Nadie lo sabría. Pero mi compromiso con la Verdad y la Justicia no conocen límites. Sean cuales sean las consecuencias.

El desastre. En cuanto abrí la lavadora y vi el calcetín blanco ligeramente teñido de rojo, me preparé para lo peor. Repasé mentalmente el contenido de la lavadora y suspiré aliviado: no había puesto ninguna de mis camisas caras. Luego comprobé el botón de la temperatura. Estaba en frío. ¿Cómo había podido pasar? Fui sacando una a una las prendas en busca de la culpable. Dos camisas de Mercedes y un pantalón de Darío fueron los principales sospechosos. Pero eso no anulaba el terrible hecho de que el blanco de la ropa se había vuelto rosa. Un desastre. Años de trabajo y una hoja de servicios impoluta se habían ido al traste. Afortunadamente, el sudor camufló mis lágrimas.

La secuela. He perdido confianza en mí mismo. Ya no sé quién soy ni cómo saldré de esta. Me siento perdido. He tenido pesadillas llenas de lavadoras antropófagas y manchas gigantes de tinta roja. Es probable que no vuelva a levantar cabeza.

8 comentarios:

Fabi dijo...

Pobrecito. Te ofrecería un hombro sobre el que llorar pero estoy muy lejos. Además eres el superhombreamadecasa y tienes superpoderes, lo último que tienes que perder es la confianza, puedes con eso y más, tus admiradores no te dejaremos que decaigas.
Que tengas buen día y vete buscando una escafandra refrigerada o algo así para hacer la colada, que el verano se presenta muy duro.

mona dijo...

El rosa esta de moda,de todas formas,tienes el Mercadona y su polvo para desteñidos,ten cuidado,si es prenda delicada,ni lo intentes,sigue las instrucciones y SUERTE.

ANA MARIA dijo...

Si te sirve de consuelo te dire que eso le pasa al mas pintao y ( esto segundo no se si decirtelo porque podría dar lugar a mas pesadillas....)...a lo mejor mas de una vez en la vida.por propia experiencia tambien te dire dos cosas, la primera que podría haber sido peor( las tonalidades rosas no son feas) y la segunda que yo desde que las descubrí me volví adicta a las toallitas atrapacolor, debe ser de las pocas cosas que no decepcionan al ser usadas después de ver el anuncio, jajaja.

Pilar dijo...

Tienes que dar la vuelta a esa situación insostenible, lo único que puede ayudarte precisamente es: EL CALOR.
Pon ese calcetín indefinido al sol un día, dos, tres,... ¡los que hagan falta! y se quedará más blanco que mi cara cuando el peque-maytor (7 añitos...) me preguntó "...mamá y que es foll...". Sí... aún no me he recuperado...

Anónimo dijo...

Eso no es na.... Estoy con Ana Maria y cojo consejos de tod@s por q yo soy muy torpe Pa la lavadora y eso q me encanta ponerla pienso q es uno de los grandes descubrimientos junto con el lavavajillas....
Un abrazo....
Veronica

elhombreamadecasa dijo...

Fabi, he decidido tener la ropa de noche, primero por mi salud y segundo porque el sol nos estropea la ropa.

Mona, no sé si me atreveré, algunos productos milagrosos acaban siendo un desastre.

Ana María, los calcetines no han quedado mal pero una de las camisas de Mercedes no tiene apaño. Buscaremos las toallitas.

Pilar, si dejo el calcetín mucho rato al sol acabará quemado. Y respecto a lo otro, yo recurro al diccionario de la RAE. Cito. Follar: Soplar con un fuelle. // Soltar una ventosidad sin ruido. // Formar o componer en hojas alguna cosa. // Talar o destruir.

Verónica, ciertamente la lavadora es un gran invento hasta con sus inconvenientes.

Pilar dijo...

Me ha encantado lo del diccionario de la RAE, eres mi héroe!!

Lulu dijo...

Aisss, eso por confiarte, siempre pasa lo mismo, cuando ya crees dominada la lavadora, la muy... se rebela