Cada miércoles un cuento en El Estafador

lunes, 27 de septiembre de 2010

Pruebas

Que no estoy bien es algo que sé yo y mi médico de cabecera, cansado de cambiarme la medicación sin obtener resultado alguno. Pero el resto no me cree. Piensan que soy un llorón y un exagerado. Todos estamos agobiados, todos vamos como locos, todos tenemos mil y un problema que resolver. Pero tengo pruebas.

Después de leer "Vida y destino", cambié el café por el té. Mil cien páginas de rusos bebiéndolo sin parar hicieron su efecto. Antes de irme al trabajo, me he preparado un té. Me lo he echado en un vaso pero luego he pensado que sería mejor pasarlo a una taza. Este ha sido el resultado:


3 comentarios:

Pilar dijo...

Té: sin duda.
¿La taza está al revés?
¡Vaya! Hs puesto el desayuno patas arribas... ¿eh?
Eso es signo de que la semana no va a ser aburrida... de eso podemos estar seguros...¡menos mal! En casa también somos de té después de años de cafés matutinos...
Tetera con té negro y té rojo para este invierno, a ver qué tal nos va...

Irka dijo...

jajajaja estás fatal!

elhombreamadecasa dijo...

Pilar, he descubierto un té en Mercadona que me gusta mucho, se llama Tetley.

Irka, sí que lo estoy.