Cada miércoles un cuento en El Estafador

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Mondrian nos guarda la ropa

Primer sumando. Cuando era joven... eh, no, creo que he empezado mal. Nuevo intento. Cuando iba al insituto... tampoco, alguien puede buscar la fecha de edición de la canción, hacer cuentas, sacar conclusiones y estaría (yo) perdido para siempre. Creo que lo mejor es obviar el referente temporal. A ver qué tal: Mercedes escuchaba mucho una canción de los flechazos que se llama "La chica de Mel" y que ya apareció en este blog. Le letra hablaba de una chica ideal que, entre otras cosas, podría trabajar en un estudio decorado por Mondrian. Mercedes siempre ha querido tener un Mondrian cerca de ella.

Segundo sumando. Cuando nos compramos la casa, llamamos a un carpintero porque era familia (por suerte, familia política, que puede ser de quita y pon). Nos hizo la cocina por buen precio pero luego le pedimos un armario para el dormitorio. Y todo lo que no se cobró en la cocina se lo cobró en el dormitorio. Con tanto lío de obras que teníamos, no estuvimos pendiente del armario hasta que lo vimos. Desde entonces estamos deseando romperlo. O deshacernos de él, no necesariamente de forma literal.

Tercer sumando. Mercedes ha descubierto que le gusta y se da maña para ciertas tareas del hogar. A mí me recuerda ese anuncio de CCC en el que la chica dice: Siempre me ha gustado decorar... un día mi novio me dijo: como te gusta tanto decorar te he apuntado a un curso de CCC. La princesa inmóvil y el príncipe salvador. En fin. Mercedes no necesita ningún estereotipo que venga a salvarla.

Resultado:




12 comentarios:

Alba Arroyo dijo...

¡Caramba!
Pues ha quedado chulísimo...

CELITA dijo...

Pues os ha quedado muy majo. Yo tengo un vestido a juego, por si os sirve para rellenarlo.

Leia Organa dijo...

Le cojo la idea a Mercedes!

sanatox dijo...

Jo qué chulo!!!

Pilar dijo...

¡Ves, lo que decíamos antes! Y lo que antes odiabaís como para sacarlo de vuestras vidas... ahora lo amais y pensais cómo habéis estado sin ello todo este tiempo.
¿Esto que confirma? Querido amigo: que el amor no existe, que está sobrevalorado y sobredimensionado y que realmente ¡tampoco era para tanto!

PD1.- Y que me alegro del toque de color.
PD2.- Y que me suena lo de encargar algo a alguien de la familia/ammigo y que lo que no se fue en lágrimas se vaya en suspiros.
PD3.- Y que... ¿yo creía que lo de la edad era tema super-superado?

Papalobo dijo...

Pues os ha quedado que parece que os lo ha hecho el mismico Piet, jajaja

elhombreamadecasa dijo...

Gracias por los piropos. A ver si Mercedes se anima y explica cómo lo hizo, que tiene un par de secretos. (Pilar, estoy completamente de acuerdo contigo: este armario es una prueba más de que el amor no existe. Está claro.)

estanjana dijo...

Sencillamente precioso!!! Enhorabuena a Mercedes

Laube dijo...

jajajajajajajajajaja Esta Mercedes es total!. Es de las mías. Me gusta eso de que no necesite a nadie que venga a rescatarla. Siempre odié esa parte de los cómics y de las historias.
Y sí... el amor está sobrevalorado y mucho. Yo creo que es una manera de tenernos controlados, especialmente a las mujeres...
Un besoteeeeee y espero que no cierren esa biblioteca de Espinardo, si no, dónde vas a elucubrar estas historias que ns cuentas????

Pepitilla dijo...

...*_*...

Lulu dijo...

Genial! una idea estupenda, un genio esta Mercedes!

Mª Antonia dijo...

Felicidades, Mercedes. Eres una artista. En serio, me gusta.