Cada miércoles un cuento en El Estafador

jueves, 22 de abril de 2010

Más montones

Piojos en verso. En el cole de Juan tienen reflejos gatunos. Aprovechando que mañana es el día del libro y que hay problemas de pediculosis, han pasado una nota informativa en verso:

Sospechoso. Ayer me entrevisté con la profesora de servicio a la comunidad de un instituto. Como era por la mañana fui con Darío. Entré y pregunté por ella. La persona que estaba en recepción llamó para decirle que su cita de las once y media había llegado. Después añadió como si no tuviera más remedio que advertirle de ello: Es un hombre... y va con un carricoche y un niño.

Tertulia literaria. La tertulia de ayer salió estupenda. La gente se lee los libros con verdadero entusiasmo, toman notas, subrayan frases... Me hicieron un montón de preguntas interesantes. Y firmé un "Cuentos pop" fotocopiado. Una experiencia de lo más curiosa. Debo pensar en ello.

Vaso de agua. Al volver a casa de la entrevista en el instituto, tenía un aviso de llegada de Correos en el buzón. Pensé que sería el envío mensual de la colección de vinilos de Jazz a la que me suscribí. Pero al dejar el aviso en la mesa, mi subconsciente me aviso de que había percibido algo raro. Así que mi consciente leyó el nombre del remitente de la carta certificada. Fulanito&Menganito&Zutanito Abogados. La palabra "abogados" hizo que el corazón se me parara. Descartada la posibilidad de que quisieran comunicarme la herencia de alguna tía solterona, mi cabeza se llenó de preguntas (¿pero quién va a querer denunciarme?) y terribles posibilidades. Por suerte, Mercedes me dijo que buscara el nombre de los abogados en internet y les llamara. Al final resulta que ya se ha celebrado el juicio contra la editorial Espejo de tinta y voy a recuperar los derechos del ensayo que publiqué con ellos. Euros ni uno, por cierto.

Avaricia / ombligocentrismo. Hoy es de esos días en los que pienso que debéis estar todos fenomenales y llenos de energía porque todo el cansancio del universo lo tengo yo. Llevo Desde que Mercedes me ha sacado a la fuerza de la cama me estoy arrastrando como un zombie.

Futuro. Si ayer era el uso fantástico de las palabras, hoy es el uso hiper-realista. Juan de mayor quiere ser cuadrero.

7 comentarios:

Una mamá (contra) corriente dijo...

No sé cómo tomarme eso de que anunciaran que ibas con carrito y niño... Es que últimamente estoy susceptible y empiezo a sospechar que los que vamos con bebé a cuestas no somos bienvenidos en muchos sitios... O me estoy volviendo paranoica, que todo puede ser.

Yo cuando recibo un aviso de Correos siempre me asusto, porque la mitad de las veces ha sido una multa, una vez fue un burofax despidiéndome por estar de baja... Siempre buenas noticias, vaya.

Pilar dijo...

Hola, ya ando por aquí..
A mí me parece que aplicar la poesía a tooodoooo es genial aunque hacerles rimas a los piojos a lo mejor no les anima precisamente a irse... yo me quedaría...
Lo del cansancio... ¡se agradece! eso explica por qué ando tan pletórica de fuerzas...
Como me gusta lo de tu tertulia literaria, sentir que alguien lee lo que escribes de manera voluntaria y además les interesa y les entretiene... ¡olé!

LA TETA REINA dijo...

Por favor, cuando tengas un rato, descríbenos como era la persona que te pidio el autografo y como fue la cara que pusiste.
Yo me parto con algunos.

Y si tu hijo quiere ser cuadrero me parece genial y de una lógica aplastante.

Bilbotín dijo...

Que conste que yo entiendo al de las fotocopias. No es tan sencillo encontrar el libro... pero bueno, lo venden, doy fe, jeje.

También quiero darte la enhorabuena por los derechos, al menos. Algo es algo. Espero que más gente pueda leer el ensayo, porque merece la pena.

Y nada, mañana nos vemos por Madrid, con la copia original, eh!

Mª Antonia dijo...

Lo del aviso en forma de poesía me parece una idea bonita.A ver si conseguimos que no desaparezca la poesía aunque a fuerza de ser tan duramente explícitos en todo nos estamos cargando los misterios del universo y con ellos la poesía. Decía Bécquer "mientras haya un misterio para el hombre/ habrá poesía". Pues a ver.
En cuanto a los piojos aunque no lo pides te voy a dar un remedio preventivo: echar en el champú normal unas gotas de Árbol de té. Aceite esencial.Se compra en las herboristerías. Funciona.
El apartado sospechoso es curiosísimo. ¿No dejaremos nunca de hacer cosas raras?

Tania dijo...

hay cómo me he reido con el sospechoso y la firma del libro fotocopiado, ya dirás á qué conclusión llegas.

biblioactiva dijo...

Fui a Diego Marín y no lo tenían, y además ni siquiera les salió en el ordenador, solo les salían los descatalogados.