Cada miércoles un cuento en El Estafador

martes, 27 de abril de 2010

El geranio improbable

En el viaje de ida a Madrid, me encontré con una amiga a la que hacía mucho que no veía. Luego nos buscamos en el tren y estuvimos hablando un buen rato. Me contó que al poco de irse a su casa nueva, todos los invitados tenían alguna sugerencia o consejo que dar. ¿Por qué nos has puesto tal cosa aquí? Mira que ese techo te lo han construido mal y se va a caer. Yo de ti hubiera cambiado esa puerta de sitio. Etcétera. A nosotros nos pasó algo parecido. Mercedes y yo estábamos conformes con muchas de las ideas que nos daban pero nuestra cuenta corriente, muy poco dada al consenso, no.

Al tiempo de estar viviendo en casa, cambiamos las ventanas que dan a la calle. Aprovechando los nuevos alféizares, coloqué unas macetas con geranios. Ya me habían prevenido contra los geranios. El geranio no crece en Espinardo me decían una y otra vez. Les entra no sé qué plaga y se secan. Pero yo los planté dispuesto a acabar de una vez por todas con el saber popular.

Durante varias semanas, mis geranios estuvieron hermosos y brillantes. No dejaban de echar flores y yo engordaba con las miradas de envidia que me llegaban de reojo. Pero, ay, un día estaba regándolos y vi un agujero en uno de los tallos. Fue el principio del fin. En pocos días se secaron y todos mis intentos de revivirlos fueron en balde. Lo peor fue escuchar tantas veces eso de Te lo dije.

Desde entonces, hemos vuelto a plantar geranios pero ya en el patio de dentro, un poco en secreto. Todos se han ido secando. Aunque hace poco ha pasado una cosa muy emocionante. Un geranio que llevaba seco, aparentemente, varios meses y que no habíamos hecho el ánimo de arrancar, ha rebrotado y ahora está estupendo. Os lo enseño:



Porque no soy de presumir que si no lo sacaba de procesión por las calles de Espinardo.

7 comentarios:

Una mamá (contra) corriente dijo...

Oye, pues sería interesante saber cuál es el misterio de que se sequen los geranios, ¿no?. Es que suena muy poético.

LA TETA REINA dijo...

La maldición del geranio..., se habrá muerto de las malas vibraciones producto de la envidia de tus vecinos.

A mi tampoco me duran mucho las plantas. Sólo ha sobrevivido a mi, un poto (yo le llamo Rambo!)

Pilar dijo...

Yo sé poco de plantas... bueno en general se poco, punto, pero volviendo al tema de tu geranio, me da que va a ser "el taladro", no, no es coña. Es una mosca o una mariposa de vete a saber donde (dicen que de Africa pero... hay mucha mala leche por ahí...) que hace unas caquitas o unas larvitas o algo por el estilo que se alimentan del tallo jugoso del geranio de dentro a fuera... lo taladran literalmente y claro lo dejan más sequito al pobre que luego no hay nada ni nadie que lo resucite... Lo bueno es que en los viveros hay un líquido muy eficaz contra esta mosca o lo que co... sea, se lo pulverizas como medida preventiva y se acabó el problema. Suerte y ¡a volver a ser la envidia del vecindario que tú puedes!

Maite dijo...

Yo estoy a favor de lo de la procesión, solo que al tiesto le falta como mínimo un lazo, o unas pinturas acrilicas y la imaginación de tus hijos.

Enhorabuena por el geranio, pero sobre todo por la presentación en Madrid, estás que te sales!!!

Feliz dia

elhombreamadecasa dijo...

Mamá (contra) corriente, suena poético pero creo que Pilar ha dado con la explicación. Pero bueno, nos podemos inventar una historia en la que no salgan bichos taladradores.

Teta reina, es que secar un poto es un trabajo arduo. Solo conozco un par de personas capaces de tal hazaña.

Pilar, el nombre le viene al pelo porque dejan los tallos huecos del todo por dentro. Preguntaré por el líquido mata taladros.

Maite, gracias por la enhorabuena. Pero en lo referente al geranio no he tenido nada que ver, ha sido él mismo el que ha decidido revivir por su cuenta. Si acaso hicimos bien en no arrancarlo cuando parecía seco del todo. Lo que nos enseña que la pereza puede llegar a ser productiva.

Chelo dijo...

Efectivamente se trata de la mariposa del taladro, va la mariposa, se posa y deja los huevos, salen gusanos de los huevos y se alimentan de los tallos de geranio dejandolos como tuberias, luego se transforma en mariposa y s eva a dar por cuXX a otros geranios...

Yo he tenido esta plaga y es asquerosa y la razón por la que llevo años sin tener genaios, con lo bnicos que quedan, pero este año me he decidido y he comprado varios y un bote de preventivo especifico para la mariposa del taladro, se van a enterar...

elhombreamadecasa dijo...

Chelo, ya me dirás el resultado y si es bueno me animaré.