Cada miércoles un cuento en El Estafador

martes, 1 de septiembre de 2009

Uno de septiembre


Tenía pensado escribir: Darío se despertará de un momento a otro. Se bajará de la cama. Recorrerá la casa con pasos vacilantes frotándose los ojos y llamando lloroso a su mamá. ¿Cómo voy a explicarle que no está, que se ha ido a trabajar?

La segunda frase no está muy conseguida pero, incluso así, no era mal comienzo para un post. Pero eran las ocho y diez cuando salía de la ducha y antes de empezar a secarme ya estaba allí Darío reclamando a su mamá. Agobia, aunque pueda no parecerlo, secarse a toda prisa mientras un niño pequeño suplica por su madre como si le fuera la vida en ello.

Podría haber empezado el post como lo tenía previsto, al fin y al cabo no podéis saber si Darío se ha despertado antes o después, pero no me gusta apartarme de la realidad ni un milímetro.

El caso es que son esas pequeñas cosas, no poder ducharse con un poco de tranquilidad, desayunar con dos niños en brazos dándose golpes con objetos contundentes...

Darío ha vuelto a despertarse y he tenido que salir corriendo porque estaba pegando a Juan. Todavía no son las nueve de la mañana y ya estoy de los nervios. Y ofuscado, no puedo contar bien lo que tenía previsto.

En fin, que acaba de empezar un nuevo curso.


PD: Empiezo el curso con una gran duda. Carrefour y Eroski anuncian que van a dejar de dar bolsas de plástico. Pero ¿qué hará Mercadona?

6 comentarios:

Chelo dijo...

si, uno de septiembre, empieza la guardería, pero el cole, al menos en Madrid, hasta el 14 nada, así que hoy la mayor se ha despedido de la pequeña en plan "lo siento, a mi todavía me quedan vacaciones, a ti no porque eres pequeña" ahí queda eso...

Maite dijo...

He descubierto tu blog por casualidad, y he estado más de una hora leyendo, volveré si me lo permites porque lo he pasado francamente bién. Gracias por este rato tan agradable. Maite

elhombreamadecasa dijo...

Chelo, aquí también empieza el 14 y con un canto en los dientes porque no suspendan las clases con la dichosa gripe A. Por cierto, y viendo que tienes dos niñas ¿qué hay de cierto en ese rumor que circula acerca de que las niñas son más tranquilas que los niños? ¿Es cierto o es algo inventado por quienes tienen niñas para hacer rabiar a quienes tenemos niños?

Maite, me alegran mucho tus palabras porque si algo pretende este blog es entretener. Puedes volver todas las veces que quieras, faltaba más.

Chelo dijo...

difícil pregunta, como no tengo niños no puedo comparar, pero te puedo asegurar que las mías son un terremoto, no paran, qué energía! ufff

Lulu dijo...

Creo que va en la personalidad del niño o niña, el mio es un niño y es muy muy tranquilo, gracias al cielo!! pero esta mañana ha llorado porque no estaba su papa... vamos, que da igual, la cuestion es montarsela al que este por el que esta ausente

elhombreamadecasa dijo...

Entonces va a ser lo que sospechaba: me lo dicen para hacerme rabiar.