Cada miércoles un cuento en El Estafador

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Tormentas


Antes (no me gustan mucho las entradas con tono nostálgico pero en algunos casos no hay más remedio)... Antes, las útimas tardes del mes de agosto se llenaban de cielos encapotados, nubes negras, rayos, truenos, centellas y mucha lluvia. Las tormentas dotaban al final de las vacaciones de un marco la mar de romántico y muy propicio para la melancolía. Llorabas, te lamentabas de que todo hubiera acabado tan pronto y, hala, vuelta al instituto.

Ahora ya ni eso. Según el recuadrito del tiempo que aparece en la página igoogle mañana y pasado rondaremos los 39º. Sigue haciendo un calor infernal que no es nada bueno para actitudes afectadas y tristes, que es lo que se necesita para acabar las vacaciones bien acabadas. Para lo único que sirve tanto calor es para andar todo el día cabreado y echando pestes. Al menos, cuando salí a las nueves del trabajo ya era casi de noche y el sol no me cegó cuando intentaba volver a casa conduciendo.

PDI: Ayer fui a Mercadona muy interesado en saber qué pensaban hacer con las bolsas de plástico. No me enteré de las intenciones del supermercado pero vi a varias personas acumulando bolsas de plástico. La verdad es que el personaje que echa mano a un montón de bolsas después de haber recogido toda la compra siempre ha existido así que no tengo que pensar que lo que vi se debiera a la amenaza de retirar las bolsas de plástico. De todas formas es un tema algo turbio. Vale. El plástico es malísimo, no dé usted bolsas de ese material pero delas de papel, que si no es un follón. Y más todavía. Creo que la inmensa mayoría usábamos luego esas bolsas para la basura por lo que no se producía un gasto extra de plástico. ¿Habrá que tirar ahora la basura en bolsas de papel? ¿Habrá que ir con el cubo de la basura llenado de cualquier manera y vaciarlo tal cual en el contenedor?

PDII: Estamos preocupados por una vecina que se ha pasado todo el verano en Espinardo con dos hijos de la misma edad que Juan y Darío. La hemos llamado un par de veces y no nos ha cogido el teléfono. Nos tememos lo peor.

PDIII: Darío se acaba de comer una tiza azul. Eso sí, bien masticada. ¿Será cierto lo que contábamos de pequeño de que si te tragabas una tiza te subía la fiebre? Si fuese así, si dentro de un rato tiene 38 ó 39º, ¿podré evitar irrumpir en el centro de salud gritando que mi hijo tiene gripe A?

PDIV: En A la caza del amor, Nancy Mitford se refiere a las postdatas como costumbre femenina de funestas consecuencias.

10 comentarios:

Chelo dijo...

la verdad es que el tema de las bolsas trae tela ¿habéis visto la publicidad esta que hay ahora en las paradas de autobús que reza: "BOLSA NEGRA CACA PERROS. EL PLÁSTICO TARDA 400 AÑOS EN DEINTEGRARSE" hombre, vale, pero vamos a volver a ver la calle llena de cacas de perro???? porque si quietan lo de la bolsita esa ¿qué harán los dueños con las cacas de sus perros? dejarla en la acera AGAIN????

Chelo dijo...

por cierto, me apunto la tercera PD, me encanta!!! igual en un futuro me monto con post con esa temática... la de las costumbre femeninas, digo...

;-)

Lulu dijo...

¡Me tienes en ascuas con lo de la tiza! ¿una leyenda urbana por desbaratar? siempre me dieron tentaciones de probarlo, pero el miedo a que me pillaran, pudo conmigo

MissManjolita dijo...

ahora te quitan las bolsas de plastico con la disculpa del medio ambiente y te VENDEN las reutilizables... es un negocio mas. y lo de la tiza... buuuffff q esta dadndo una dentera solo de pensarlo..

Noema dijo...

Acabo de escuchar un reportaje en la radio alemana sobre la indignación que está causando el tema de la bolsa de plástico en España. No sabía que el asunto estaba tan caliente. El tono de la noticia era como de "qué raros estos españoles", en Alemania llevan sin bolsas de plástico gratuitas desde hace años, es lo más normal del mundo, y uno se acostumbra a eso de llevarse las bolsas de tela reutilizables y lavables. Y lo monas que son (de hecho he estado llevando como souvenir a España la típica bolsa de tela que utilizan, jeje). Pero ya entrarán por el aro, como con todo, jeje :-P
Supongo que el próximo capítulo serán los cascos retornables, yo todavía me acuerdo de ellos de pequeña, aquí hasta las botellas de plástico llevan casco.

Anónimo dijo...

Chicos, reivindico desde aquí el uso del entrañable carrito de la compra o el capazo de mimbre que usaban nuestras madres cuando iban al mercado con el monedero debajo del sobaco... ayyyy!

En cuanto a las tizas, me descubro como una ex-comedora compulsiva del polvillo que dejaban al escribir en la pizarra y nunca he tenido fiebre... inmunizada?

Mis amigos(masculinos)reconocen como la peor "costumbre femenina de funestas consecuencias" la frase:

"Cariño, tenemos que hablar"

jajajajaja nos encanta aterraros con ella!

Saludos a todos!

elhombreamadecasa dijo...

Chelo, el libro de Mitford es muy recomendable. Habla de la sociedad alta inglesa y a ratos parece que hablara de extraterrestres pero es muy bueno.

Lulu, otra leyenda desbaratada: no le dio fiebre.

Miss Manjolita, hace tiempo abrieron un Dia al lado del multiprecio de mi madre. Como en el Dia cobraban las bolsas, la gente se pasaba antes por la tienda de mi madre y le pedía un puñado de bolsas.

Noema, cuántos recuerdos en tu comentario. Mi abuela tenía una bolsa de esas, las llamaban, a saber por qué, "chivatas". Y lo de los cascos retornables... molaba tanto, porque te dejaban que los llevaras tú a la tienda y te quedabas con las pesetillas que te daban. Los martes por la tarde, pasa por mi calle el Misino, un bodeguero ambulante, y le compramos Casera en botellas retornables.

Anónima, la cosa está peor de lo que pensaba. Me refiero al cambio de papeles en mi pareja. ¡Esa frase la uso yo!

i.sana dijo...

Se llamaban chivatas las que eran de red y el nombre es porque dejaban ver lo que había dentro, es decir: "se chivaban".
Es lo que tiene haber nacido en los 50.

Anónimo dijo...

Lo de las bolsas es cuanto menos gracioso. Lo que importa no es que las pagues o no, para el medio ambiente es lo mismo, los mismos 400 años. Lo que tienen que hacer es fabricarlas en materiables distintos, como la fecula de patata (no me lo invento, estas bolsas existen)o de papel. El reciclaje no es el camino, por que hay miles de cosas que no se pueden reciclar o vale tanto dinero y es tan dificil que no se hace. Hay que reutilizar, no reciclar. Las latas son fáciles de separar y reciclar, pero no así los tetrabriks, los plasticos de bolsas, el celofan, los envases de yogurth con sus tapaderas, etc. Cada plastico requiere un proceso diferente, por eljemplo en un bote de champú hay que separar el tapon del resto. Lo que hay que cambiar es el concepto de lo uso y lo tiro, por que al final las bolsas las acabas comprando y tarde o temprano acaban en el vertedero.

Yo tizas no recuerdo si me comia, pero la plastilina rosa siempre

Miguel-On

elhombreamadecasa dijo...

Vaya, ahora entiendo por qué las chivatas se usaban tanto en Espinardo.

Miguel-On, a nuestros chiquillos les compramos una plastilina que en la caja se asegura que está hecha solo de harina y agua. De lo más saludable.