Cada miércoles un cuento en El Estafador

martes, 15 de septiembre de 2009

Darwinismo


Hoy ha sido fiesta en Murcia. Una de esas fiestas en las que se sube o se baja a una virgen del monte a la ciudad o viceversa. Por la mañana me he llevado a los chiquillos al parque y he constatado que a la hora de decidir quién se lleva el gusanito (de maíz) a la boca rige un estricto darwinismo. A saber, y de menos a más: gorriones, palomas (las ratas del aire), patos, Darío, Juan.

El mismo principio es el que se impone en los parques murcianos para ver quién se monta primero en los columpios, toboganes y demás juegos. El más fuerte sube primero. Las colas y el orden las dejamos para otras ciudades. Si uno como padre quiere intervenir de forma educada y explicar que hay que esperar y guardar turno, debe primero ver si los otros padres le superan en darwinismo porque si es así, más vale no meterse.

Aparte de ser día festivo, también ha sido día de lluvias, rayos y truenos, por fin. Pero que nadie se alarme, porque eso ha sido por la tarde así que la virgen, que también es generala y muy madrugadora, habrá llegado sana y salva a su santuario. Menos mal.

Mi padre tiene miedo a las tormentas. Eso me dejaba perplejo. Se hace raro cuando uno es pequeño, descubrir que tu padre le teme a algo que tú no. De todas formas no me toméis por un valiente. Las tormentas se encuentran entre las dos o tres cosas que no me dan miedo en la vida.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues no será tan generala cuando en Algezares la taparon con un plástico porque empezó a llover. Yo no estaba, la fuente es de La Verdad de Murcia que sigue fervorosamente estas manifestaciones de integrismo popular.

Mercedes dijo...

Para tí que te ves tan lejano de romeros/as, palmeros/as, concejales/as, anderos/as, cofrades¿/as (no sé si les permiten a las mujeres participar)? y demás personajes. A que no sabes quién ofició la misa conjuntamente con el obispo de Cartagena...Jesús Juárez arzobispo de El Alto en Bolivia (sí, sí ese que me llamaba Mercedes Benz)

MissManjolita dijo...

en los parques manda la ley de la selva. q se le va a hacer!! siempre hay algun niño mas mayor q casualmente llega primero... por eso no me gustan. de momento la minimanjolita es demasiado peqeña y pierde siempre...ejejje

Chelo dijo...

creo que esto no pasa sólo en Murcia, es algo generalizado...

muchas veces la culpa es de los padres, que no están pendientes y los niños cimarrones (si, esos que viven en los parques y nunca sabes con quien están) campan a sus anchas...

:-P

elhombreamadecasa dijo...

Anónimo, espero que fuera, al menos, un plástico divino.

Mercedes (Benz), menuda voz la de Monseñor, todo un "crooner".

MissManjolita, un tema complicado. Si educas a tus hijos para que sean pacientes y respetuosos y hagan cola, los conviertes en unos parias asociales. Pero es tan feo educarlos en la ley del más fuerte.

Chelo, ¡es cierto lo de los niños cimarrones! En los parques siempre hay alguno que parece campar a sus anchas sin padre ni madre.

Maite dijo...

Me revientan los niños que se saltan las colas, más si es con el consentimiento de sus padres, y no se si será que tengo mucho valor o poco cerebro (a ver si va a ser los segundo) pero yo no miro el darwinismo este y pongo al padre o madre de vuelta y media, que le vamos a hacer.

elhombreamadecasa dijo...

Maite, es lo que tendríamos que hacer todos. A ver si me aplico el cuento.