Cada miércoles un cuento en El Estafador

martes, 30 de noviembre de 2010

Una pregunta

¿Por qué en los sitios públicos hay baños para ellos y para ellas?

8 comentarios:

Marc Llambías dijo...

jeje, pues yo creo que por lo que se es de menester esos baños no es tan de dominio publico.

Laube dijo...

Pues yo creo que deberías contarle la verdad... Mejor que vaya haciéndose a la idea de por qué las mujeres no solemos querer compartir los baños con los hombres. Así quizás se mentalice y reflexione empezando a adquirir hábitos buenos desde niño.
Uyyyyy, que me he puesto seria...
Un besote

Inverosímil dijo...

A mí no me queda claro quién pregunta: ¿Juan, Darío o tú? Es que la respuesta cambia horrores según quién pregunte.

elhombreamadecasa dijo...

Pues la pregunta me la hago yo a mí mismo de vez en cuando. En los baños de hombres todo es muy discreto, no vamos paseando por ahí desnudo ni nada de eso y no sé si en el de mujeres pasan cosas misteriosas que no se nos permiten ver. A veces hay cola en el baño de ellas y el de ellos está vacío pero no entran. ¿Qué pasaría si lo hicieran? ¿Por qué algunos símbolos que indican cual es el baño de cada cual son tan difíciles de interpretar? ¿Esta diferenciación tiene que ver con el hecho de que la heterosexualidad es la norma bajo la que se han construido nuestras sociedades? ¿Es que no hay otras cosas en las que pensar?

Laube dijo...

Cuántas preguntas te haces y son interesantes... Evidentemente la heterosexualidad rige la norma y la forma en que se guía nuestra sociedad y esta norma sigue traspasándose de padres a hijos, así que.... difícil va a ser cambiarla.
En cualquier caso, mantengo mi postura... baños mixtos, sí, siempre y cuando los hombres se comporten en el baño igual que lo hacemos nosotras (la tapita bajada y todo por dentro, plissssssssssss)

Inverosímil dijo...

Yo casi siemrpe me meto en el de chicos si hay cola en el de chicas. Si me pillan suelo apelar a la optimización de los recursos y la gente se ríe.

En unas fiestas de San Isidro casi acabamos en tragedia. Estábamos haciendo botellón de calimocho. Creo que es la bebida más difícili de retener en la vejiga. La cola de las chicas era kilométrica y en el de tíos sólo entraba uno de vez en cuando.

Montamos una plataforma, nos rebelamos y establecimos que la cola era común. La mayoría de los chicos lo aceptaron a regañadientes. Pero llegó uno que se nos puso chulo y tuvimos que defender el fuerte. Casi nos enchufamos! Yo no sé de dónde nos salió esa vena macarra. Pero el tío hizo la cola. Cagándose en nuestras muelas pero la hizo.

Paula dijo...

No creo que tenga que ver con la heterosexualidad, sino más bien con la postura en que unos y otras orinamos.
Mi pregunta es... ¿por qué en las casas no se ponen urinarios de pie para los hombres? Nos evitaríamos sorpresas desagradables por falta de puntería
;) De buen rollo eh?

Anónimo dijo...

Yo conozco familias con urinarios,es lo mas comodo, cuando la mayoria de la familia son varones,ademas, las mujeres se "adueñan" del otro baño.