Cada miércoles un cuento en El Estafador

lunes, 18 de enero de 2010

180 gramos de recompensa



Algunos domingos, cuando hacemos el ánimo, nos acercamos a comprar el periódico y cruasanes para desayunar. El kiosko y la panadería quedan a unos veinte minutos andando, así que, aunque no sea nada ecológico, vamos en coche. Nos da algo de mal rollo pero un paseo de casi una  hora por la mañana se hace algo pesado, las cosas como son.

Este domingo, se levantó Mercedes antes que yo, que me quedé en la cama remoloneando. Pero Mercedes no tenía ganas de salir de casa y se puso a hacer café sin más. Refunfuñando, me levanté, me vestí y me fui a por el desayuno y el periódico. No sabía que iba a ser mi mañana de suerte.

En la panadería compré los dos últimos cruasanes. No sé por qué pero llegar justo a tiempo de comprar los dos últimos cruasanes da mucho gusto.

Después fui al kiosko y después de comprar El País, me entretuve un rato mirando los fascículos y coleccionables. Y de repente me dije ¡¿pero qué ven mis miopes ojos?! Ni más ni menos que el "Kind of Blue" de Miles Davis (nº 1 entre las reediciones de 2009 según la Rockdelux) en vinilo de 180 gramos y con la portada original. ¡Y a 7,99 euros! No me lo podía creer. En un visto y no visto ya me lo había comprado.

Era el primer número de una colección de vinilos de Jazz a la que ya me he suscrito. Cada mes recibiré dos entregas en mi casa (que a la hora de la verdad es en correos porque a casa solo llegan papeles de avisos para recoger) incluido el "Chet Baker sings" que llevaba un montón de tiempo buscando.




PD: Junto con el periódico regalaban un tebeo de Ben10 (con una maquetación de lo más rara). En la cuña de radio decían que "nuestros hijos" podrían "aprender y divertirse" (en ese orden) con esa colección de tebeos. Así que, por la noche me puse a leerlo detenidamente con Juan. Esperaba que al final hubiera algunos ejercicios para repasar vocabulario y aprender el nombre de los planetas del Sistema Solar. Pero no. Era solo la historia de cómo Ben10 adquiere sus poderes. ¿A qué se referían con lo de "aprender" entonces? ¿A conocimientos inútiles del tipo de que Ben puede transformarse en diez alienígenas distintos y que sus poderes tienen una duración limitada, como los de Hourman? ¿Qué será lo próximo, pretender que "nuestros hijos" lean solo para entretenerse?  Hasta ahí podíamos llegar. Indignante.

4 comentarios:

Maite dijo...

Me encanta lo de tu buena suerte, y que compraras tu disco de jazz, yo es que no consigo entenderlo, (el jazz) cuando vivia en San Sebastián y estaba el festibal de jazz me parecia un rollo insufrible, otra cosa es el all that jazz de chicago, musicalq ue fuimos corriendo a ver a Madrid. Impresionante, me encantó. De momento acabo de darle al play del enlace que has puesto mmmmm 9:07, no se no se :)

lapatachunga dijo...

Ohhh, Kind of Blue es mi referente para el Jazz. Esto sí es jazz y el resto sucedáneos... Y lo digo yo que no tengo idea de música.

MissManjolita dijo...

la verdad es q comerte los dos ultimos cruasanes tiene q saber hasta mejor!! q bien que haya sido tu dia de suerte... yo quiero uno tb. que hay q hacer?

elhombreamadecasa dijo...

Maite, ¿has visto ese capítulo de Bob esponja en el que decide hacerse el adulto? Patricio le da tres consejos para parecer mayor. No me acuerdo de los dos primeros, pero el tercero es que te guste el jazz.

Patachunga, Kind of Blue tiene esa cosa tan poco común de ser una obra maestra reconocida por la crítica y que además mola un montón.

MissManjolita, el gusto de comprar los dos últimos cruasanes es indirectamente proporcional a la rabia que da que los compre la persona que va justo delante de ti. Respecto a qué hacer para tener un día de suerte, no tengo ni idea.