Cada miércoles un cuento en El Estafador

domingo, 4 de marzo de 2012

Mañana de domingo

Anticlímax. Mientras desayunaba, Juan me ha contado uno de los sueños que ha tenido esta noche. Era Anakin Skywalker pero en muñeco de Lego. Resulta que estaba flotando en mitad de un río de lava... Ahí le he interrumpido y le he preguntado ¿Lava a mano o lava a máquina? Me ha retirado la palabra.




Estaba saturado de lecturas políticas. Así que, antes de entregarme a Daniel Guerin, me he dado el lujo de leer cuentos infalibles: Melville, Pushkin, Chesterton, Conan Doyle y Twain. Qué gente, siempre ahí, dispuesta a echarte una mano cuando tu cabeza necesita escapar. Los quiero tanto. El cuento de Twain, El vendedor de ecos, es de esos que te hacen sentir una envidia considerable. ¡Yo quiero escribir un cuento así!


Tenemos la película perfecta para esta tarde:






Las bibliotecas municipales de Murcia siguen cerradas o con reducción de horario. Hoy habrá un considerable intercambio de correos para ultimar una convocatoria para este martes. Un amigo ha hecho este soberbio cartel:




Hemos estado (los hijos y yo) recreándonos con los dibujos que Frederic Amat hizo para "Las mil y una noches". Hemos visto éste, una versión muy elaborada del clásico dibujo hecho en la pizarra o en las paredes del baño de chicos:




En su honor, hemos bailado nuestra danza de celebración de la testosterona y la virilidad.


Confiamos en que hoy, por fin, una de mis hermanas nos deje un mando de la Wii para poder jugar dos jugadores. Las probabilidades de que nos fracturemos la mano contra una de las paredes de la salita o de que hundamos el pómulo de nuestro competidor al agitar el mando para darle a la pelota virtual son de una entre dos. Tal vez una entre una. Pero ¿qué es la vida sin riesgo?

5 comentarios:

Marita dijo...

Qué es la vida sin riesgo??? preguntas tú...qué es la vida sin humor??...te pregunto yo...jaja...me has hecho reír con el cuento del sueño de Juan y con lo de los mandos de la wii...aquí tengo a un jugador empedernido de la PS3...pero a veces no podemos rescatar a los amigos o los matamos sin más...en fin...como dice él...tiene que seguir jugando...porque la práctica hace al monje....jeje...besoooss

Ana López Cadenas dijo...

Feliz tarde de domingo...gran película.
El dibujo podrías elaborarlo en alguna superficie de cartón o algún material y ponerlo en la puerta del cuarto de baño...por ejemplo.

paparracho dijo...

No he tenido el gusto de leer el cuento de Twain, pero este fin de semana he leído Cuentos Pop ¡y eres un grandísimo cuentista! (y te lo digo yo que soy muy de cuentos)

Raquel dijo...

Me has hecho reír... ¡otra vez! Esas interrumpciones "vacilonas" son muy propias de mi marido; esa peli es una sesión de tarde de las de Oscar; y ese pene gofrado y surrealista es de lo mejorcito que he visto en mucho tiempo, ¡qué bueno!

Leia Organa dijo...

Lo cierto es que yo también te hubiese retirado la palabra...