Cada miércoles un cuento en El Estafador

viernes, 30 de marzo de 2012

La receta de los sábados: Cuscús con aguacate, salmón, anchoas y tomate

La cocina puede ser muy ingrata. Es insensible, ella va a lo suyo, sin tener en cuenta quién la está practicando. Cuanto más lo pienso, más me convenzo de que aquello fue terriblemente injusto. Estaba yo preparando unos filetes de merluza empanados. Como siempre, iba con prisa, así que no me puse el delantal. Cocinaba, eso sí, es escorzo, todo lo alejado que me era posible de la sartén. Cuando, sin previo aviso, algo explotó y salió aceite para todos lados. Adiós a mi jersey favorito. Vale, era de Zara comprado por menos de diez euros en las segundas rebajas, pero me gustaba mucho. Con su estupendo color rojo, sus puntos finos, su cuello redondo... No acabo de hacer el duelo. En venganza, la receta de hoy no lleva frito por ninguna parte.


INGREDIENTES (para cuatro personas o así (*))


Un paquete de cuscús de los de medio kilo.
Un aguacate de buen tamaño.
Un tomate con la misma indicación que para el aguacate.
Una lata de anchoas
Un paquetico de salmón ahumado (de unos 100g, que está carísimo)


PREPARACIÓN


El cuscús se puede preparar de muchas maneras. Una vez lo hice pasándolo por vapor de agua varias veces. Esto mola pero requiere tiempo y paciencia. ¿A alguien le queda de eso? Uso el cuscús de la marca Gallo y ese se prepara en un plis: se lleva a ebullición medio litro de agua con su chorrico de aceite y su puñadico de sal. Se apaga el fuego y se echa todo el cuscús. Se remueve un poco y se deja reposar tres minutos. Después, otro chorro de aceite y otros tres minutos a fuego (lento) removiendo para ir soltándolo.


Todo lo demás se corta en brunoise, es decir, en cuadraditos muy pequeños.


Al cuscús le pasa como a las migas, que parece acompañamiento pero es el plato principal porque solos están buenísimos. A mí no me gusta que todas las cucharadas de cuscús que me echo a la boca estén llenas de otros ingredientes. Me gusta tomarme alguna que solo lleve cuscús. Así que, lo mejor es optar por la presentación habitual: una gran fuente de cuscús y en el centro, agrupados, el resto de ingredientes. Cada uno se puede servir a su gusto.


(*) El "o así" se refiere a que el 4 no es una cifra estricta, que a lo mejor comen cinco personas o solo tres si son glotonas. Pero si alguien quiere darle otro sentido porque suele tener comensales extraterrestres, también vale.

5 comentarios:

Y entonces llegó el caos dijo...

Llámame "tiquismiquis" si quieres pero... ¿receta del sábado en viernes? Como diría Mou: ¿por qué? ¿por qué?

Flor Enjuto dijo...

Tomaré nota!! Lo cierto es que tiene buena pinta...

Pasaos si os apetece por mi blog de maternidad irreverente!! http://hijanohaymasqueuna.blogspot.com.es/

Chelo dijo...

Nos encanta el cus cus, la voy a probar. Yo lo hago de la maraca Gallo también, pero los que vienen en rejilla, a comodona no me gana nadie ;-))))

Una Más del Batallón dijo...

Ésta la pruebo sí o sí!!! Gracias.

www.unamasdelbatallon.com

Anónimo dijo...

no lo he hecho jamás, y me acabas de animar a hacerlo (el cuscús, me refiero).

Tu comentario aclaratorio (el asterisco entre paréntesis) simplemente cojonudo.

Sonia P.