Cada miércoles un cuento en El Estafador

martes, 22 de marzo de 2011

Viendo a Fernando Alfaro en Albacete


En la época preinternet, prenapster y hasta precd, nos pasábamos cintas de casette con discos grabados. Como al final siempre sobraba un trozo, aprovechábamos para incluir canciones sueltas. Un amigo me dio una cinta de estas. En la cara A había, creo, un disco de Los Enemigos. Al final, entre "Te doy una canción" de Silvio Rodríguez y "Killing an Arab" de The Cure, estaba "Gente abollada" de los Surfin Bichos:



Dios mío, me dije, ¿qué es esa barbaridad?. Algo tenía la canción que me dejó enganchado. Creo que por entonces todos nos sentíamos más o menos abollados y eso produjo un efecto de identificación inmediato con el tema y, por extensión, con el grupo. El vínculo quedó sellado de por vida por una potente empatía, algo así como "yo también sufro así".

Las cintas de Surfin´ sonaban sin parar en el casette de casa y en el del coche. Y después, cuando se separaron, los CDs de Chucho. Y después el de Fernando Alfaro y los Alienistas. Y si tocaban en Madrid, a Madrid. Y si lo hacían en Albacete, a Albacete. Y si en el Lemon pop, pues mejor, que me pillaba cerca. Creo que ya he contado alguna que otra evz que soy muy mitómano y el músico albaceteño es uno de mis mitos. Además, es de los que resiste.

Este sábado actuaba en Albacete presentando su último disco, que es una discazo. Y allí que fuimos Mercedes y yo. Suegros mediante, claro está, que los niños no tienen edad para ir de conciertos.

Entre el público estaban otros ilustres albaceteños como Joaquín Pascual, que también me encanta. De hecho tengo todos sus discos, literal. El concierto fue una maravilla. Estamos enloquecidos con el nuevo disco. Mercedes se lo va a comprar en CD y yo en vinilo.

Hablo mucho de música pero siempre lo hago muy por encima y con este rollo "vivencial" del blog. Hace ya tiempo que me apetecía escribir algo más en serio. He hecho un intento con este concierto. Si alguien quiere, puede leerlo aquí.

Fernando Alfaro ha sido siempre uno de esos músicos venerado por unos pocos y desconocidos por la mayoría. A los snobs como yo nos gusta que esto sea así. Mantenemos a escondidas nuestros gustos selectos y solo los compartimos con entendidos como nosotros. Nos moriríamos si nuestros adorados artistas salieron en los 40 principales. Además, nos va el rollo del autor maldito. Pero seamos serios. El malditismo del artista, su sufrimiento convertido en obra maestra, sus desamores y consuelos encriptados en versos sobrecogedores y etcétera podrán ser muy románticos y atractivos para el espectador pero ya va siendo hora de que algunos genios reciban el reconocimiento que se merecen. A los snobs que nos den y que los músicos de verdad puedan vivir, y bien, de su música.

Y ahora una canción con la que siempre lloramos:

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicidades por la crónica del concierto, cómo es que no te fichan para revistas especializadas tipo RolingStone, qué tontos, madre mía!

Anónimo dijo...

Yo recuerdo a los Mercromina en el EsparragoRock a mediados de los 90, pero creo que no estaba Alfaro...
A.

ELENA ZULUETA DE MADARIAGA dijo...

OJEANDO EL BLOG DE INTERCULTURA Y COCINA, DI CON EL TUYO.
ME HA GUSTADO Y ME ENCANTA HABERT DECUBIERTO.
T PEDIRÍA UN FAVOR, SI PUEDES VETE A LA ENTRADA DEL DÍA 22 DE FEBRERO DE MI BLOG, EN DONDE PIDO AYUDA MÉDICA E INFORMACIÓN SOBRE UN PROBLEMA MÉDICO BASTANTE GRAVE QUE TENGO Y QUE A FECHA DE HOY AÚN NO HEMOS ENCONTRADO LA SOLUCIÓN.

MI BLOG ES: cuatroespecias.blogspot.com

SI SABES ALGO Y ME PUEDES MANDAR ALGUNA INFORMACIÓN, TE QUEDARÉ MUY AGRADECIDA,

SEA COMO SEA, GRACIAS POR INTENTARLO.