Cada miércoles un cuento en El Estafador

jueves, 15 de mayo de 2008

El vecino

En lo tocante a superpoderes, la gente tiende a pensar que es cosa de tebeos y superhéroes. Tal vez tengan razón si hablamos de la visión de rayos X, de volar, de superfuerza o de los metamorfos. Pero hay toda una gama de superpoderes cotidinos que más tienen que ver con las personas normales que con los mutantes de la la Patrulla-X. Sin ir más lejos, yo tengo un vecino que a todas horas es capaz de escuchar radio deportiva. El tipo fuma en la terraza de su casa con la radio puesta e independientemente del día de la semana o de la hora, escucha deportes. Me lo imagino mirando fijamente el dial y concentrándose para emitir una pulsación electromagnética a través de los ojos con la que interferir en las ondas ambientales y conseguir que de su radio salgan narraciones deportivas, aunque en ese momento no se esté jugando nada.

Y cuando se junta con el vecino de al lado a comentar en voz alta los últimos resultados, adquiere un nuevo superpoder: el de irritarme profundamente.

PD: La ilustración es de El vecino, un tebeo de Pep0 Pérez y Santiago García.

3 comentarios:

owachy dijo...

Es lo que tienen las casualidades, y la puta burrosfera...

Hoy te he dedicao un post en mi blog, y entonces le he dado al google (porque lo había cerrado con un lamentable y casi triste: allá donde quiera que estés...) a ver si tenías tu parcelita virtual. Y así has surgido, y aquí llevo un ratito leyéndote, descubriendo cosas nuevas de ti, y redescubriendo muchas otras que ya conocía pero que habían caído en el olvido de las neuronas de mi cabeza, lo que ya es mucho olvidar...

Pero las neuronas se hacen remolonas con los años, y si me apuras caprichosas, y tienden a regresar a la infancia, y en ese lugar resulta que ocupas un lugar inmenso...

Sigo siendo un odioso desastre, pero hoy me ha hecho mucha ilusión encontrarte/recordarte...

Mucha felicidad con tu familia!!

owachy dijo...

Ya me he terminado de leer tu blog al completo (hice una pausa para dormir) y la verdad es que lo he pasado bien haciéndolo. Sabes que leo como un descosido, aunque por diversos motivos muchas veces cambio la ficción por temas menos románticos: bolsa, marketing, estrategia, recursos humanos...

Mi favorito es el de "Cualquier tiempo pasado..."; y básicamente se debe a la PD, que creo que encierra una magistral poesía inundada de melancólica realidad.

Por cierto, creo que Javi nunca te odió. Lamentablemente, cada uno fue forjando intereses distintos, no sólo ceñidos al ámbito musical.

Un abrazo, hermano.

federico montalban lopez dijo...

Me voy a arriesgar a decir que creo que sé quién eres. He leído varias veces tus comentarios y uniendo una pista por aquí y otra por allá arriesgaré una respuesta.

A mí también me hace mucha ilusión reencontrarte y voy a ver si tengo suerte y encuentro tu blog.