Cada miércoles un cuento en El Estafador

martes, 22 de febrero de 2011

Fácil

He soñado que teníamos una hija. Sin embarazo previo, aparecíamos en la sala de espera de la UDO (no sé qué significan estas siglas pero es donde controlan los embarazos de riesgo y a las embarazadas cumplidas). De repente, en otro de esos cambios de escena típicos de los sueños, aparecía ya la niña. El parto había sido instantáneo y no había dolor, puntos, cordón que cortar, nada. Es más, la niña hacía caca enseguida para regocijo de todos. Porque ser padre también es alegrarse por cosas así. Todo había sido sencillo y eso nos escamaba. nos mirábamos los unos a los otros (estábamos, al menos, Mercedes, mi suegro y yo) esperando que pasara algo malo de un momento a otro. Como cuando encuentras un sitio increíble en medio de la ciudad y mientras te alejas del coche bien aparcado piensasn que fijo que era un vado pero no te has dado cuenta y va a venir la grúa a llevarse tu coche.

Me he despertado sin que ocurriera nada malo pero con la sensación de estar jugando una partida con las cartas marcadas. Marcadas por otro, claro. Nos han enseñado, y hemos asumido, que lo importante es esforzarse, que es gratificante conseguir las cosas después de trabajar intensamente, que lo fácil no tiene valor. No sé. A mí, francamente, no me importaría que, de vez en cuando, las cosas salieran bien por si mismas, sin tener que dejarnos la piel en el intento. Algo fácil, aunque fuera una vez al trimestre, no estaría nada mal.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Jajajajaj esto me suena.... Madre mia Ojala tu sueño me ocurra Ami y todo vaya perfecto.... Yo creoo que os tengo tan preocupados que no os dejo ni descansar aunque menos mal que el sueño a sido bonito... (Veronica).

Anónimo dijo...

Oyeeee perdón por mis faltas de ortografía escribo ligera y no me paro a leerlo antes de aceptar LO SIENTO... "a sido" es ha sido.... (Veronica)

elhombreamadecasa dijo...

Verónica, de hecho iba a poner que mi sueño se parecía a tu situación pero me corto cuando se trata de hablar de otras personas. Esperemos que sí, que sea todo fácil.

Verónica P. Ortiz dijo...

Buenas!!

Yo también desearía que alguna vez las cosas fueran fáciles, pero entonces ¿de qué hablaríamos?, ¿qué experiencias contaríamos? Lo difícil da vidilla, además lo que te cuesta más lo valoras muchísimo ¡¡Arriba la dificultad!! jejejeje!!

Pilar dijo...

Voy a tirar piedras contra mi propio tejado pero... es que no puedo controlarme....
¿No te parece suficiente peligro haber tenido una niña? En el premio viene la penitencia... je,je,je...
Eidentemente: es bromita. Como muestra un ejemplo: mis peques tienen nombre andrógino, valdrían igual para chico que para chica... y eso que su mamá había decidido durante el embarazo que tenían que venir dos nenas.... ¡en fin!
Ahora estoy encantada con mis chicazos.... ;-)

Anónimo dijo...

Oiga usted puedes poner lo que quieras sobre mi además seria un honor... De echo todo salió como tu sueño fue súper rápido, entre en urgencias a las 11h y alas 1:10 ya habia nacido mi niña. Pronto os la llevare para que la conozcáis. Un abrazo (Veronica)

elhombreamadecasa dijo...

Verónica, veo que discrepamos, eso está bien.

Pilar, ¿te puedes creer que yo también decidí en los dos embarazos que iban a ser dos niñas? Ay, y ahora lo feliz que soy llenando la cuerda de tender de calzoncillos.

Verónica, no sabes lo que me alegré cuando me lo contó tu hermana. Y por lo que se ve, la niña es de las que duermen... A ver si sigue todo igual de fácil.