Cada miércoles un cuento en El Estafador

sábado, 28 de agosto de 2010

Vuelta a empezar



Pues nada, ya hemos vuelto de Mazarrón. A los dos minutos de hacerlo, Mercedes andaba canturreando por la casa esta canción de Los Enemigos:



Voy a repetir el rollo de la entrada anterior y después seguiremos como si nada.


-Es de una lógica aplastante que muchos de los que vivimos en Espinardo, pasemos parte del verano en Mazarrón. Al fin y al cabo, Mazarrón es a lo sitios de veraneo lo que Espinardo a los sitios de... no veraneo.

-Cuando lleguamos, estaban mis tres hermanas. A los dos días solo quedaba una. Que si es que tengo que trabajar, que si es que tengo que estudiar... Uhm, sospechoso. Mi madre y mi hermana la espartana aguantaron los nueve días al pie del cañón. Mil gracias son pocas.

-Ni sobri está para comérsela. De hecho, sus padres tuvieron que sujetarme un par de veces para que no lo hiciera.

-Una de mis hermanas, a la que odio de vez en cuando, estuvo en Londres. Me trajo de regaló una camisa modelo Oxford que es lo más. Voy a hacer saltar la banca en el Lemon Pop.

-He estado corriendo por el paisaje desértico mazarronero. Todo eran cuestas arriba y abajo. Pensaba que si hacía un recorrido de ida y vuelta, al final, las cuestas arriba serían iguales que las cuestas abajo. Pero no. Las primeras siempre eran más. El paisaje era pequeñas colinas cubiertas de basura y matorrales bajos y explanadas llenas de invernaderos. Algunos de ellos estaban desmontados y se veían hectáreas llenas de estructuras herrumbrosas y plásticos podridos. Era como correr entre las páginas de La carretera.

-Algunas playas estuvieron cerradas un par de días por contaminación fecal. A dios pongo por testigo que nunca más volveré a bañarme en Bahía.

- He leído con avaricia. Kafka en la orilla, Manon Lescaut, Vida y destino... A ver si hago el ánimo y escribo otra entrada como la de "Leyendo en verano".

-Encontré un tesoro: Reader´s Digest de los sesenta. Hay un montónde fotos a las que sacarles partido. Por ejemplo, ¿cómo no comprar los jerseys de punto Güell con esos modelos?:






-Darío ha perfeccionado una frase comodían sobre la que empezó a trabajar en Gijón. Es tan simple como efectista. Cada vez que alguien, en concreto yo, le dice que no haga esto o aquello, él responde: Si a mí no me importa. Y como a él no le importa, va y lo hace.

-Al llegar a Espinardo nos recibieron, en fila y muy bien dispuestos, 41 grados centígrados. Ni uno más ni uno menos.

-Después, debajo del chorro de aire fría, no pude evitar gritar: ¡VIVA EL AIRE ACONDICIONADO, VIVA EL LIBRE MERCADO!

-Me ha hecho feliz volver y leer los comentarios de las últimas entradas y descubrir que hay nuevos seguidores. (Por cierto, uno o una, se ha dado de baja, qué fuerte.) Me he hecho especial ilusión un comentario anónimo a un cuento pop de hace tiempo. Da tanto gusto que triunfe el amor.

-He vuelto a desafiar a los dioses de la peluquería y me he cortado el pelo yo mismo con la máquina. Esta vez ha ido todo bien. Por cierto, me veo obligado a hacer una aclaración sobre mi nuevo peinado que más que nuevo es una evolución del anterior. Nada de rollo militar o cutrez por el estilo. Mi corte de pelo es hard mod.

-En ese blog de "escritor" que me he abierto para que las editoriales a las que he mandado mi segunda novela vean que soy un escritor 2.0 muy a la última he empezado una sección titulada Teoría literaria. El primero en intervenir ha sido: Quinto Horacio Flaco.

-Mañana (29 de agosto) se cumplen 58 años del estreno de 4´33´´, la obra silenciosa de John Cage. Para celebrarlo, subiré un texto al olvidadísimo blog artefactosliterarios, el blog dedicado a la memoria del desaparecido e incomprensiblemente olvidado escritor Joseph Kurek.

-Solo faltan 19 días para el concierto de Eels en Barcelona:

2 comentarios:

Laube dijo...

Bienvenido a las batallitas de la rutina...
Un besote

Anónimo dijo...

Welcome to the jungle... nos vemos en el Mercadona.
A.