Cada miércoles un cuento en El Estafador

lunes, 30 de agosto de 2010

La Cope y yo



Ayer domingo, por la tarde, puse La Cope... con lo que yo he sido. Claro que si me pongo a recordar lo que yo he sido tengo que recordar que la primera radio no musical que me dio por poner fue La Cope. Corrían tiempos universitarios y una amiga la escuchaba siempre. Y yo, que quería tener tema de conversación con ella, también la escuchaba. Si no recuerdo mal, en la tertulia de la noche participaban Pilar Miró y Manuel Vázquez Montalbán. ¿He dicho ya que Manuel Vázquez Montalbán es mi escritor favorito? Luego me pasé a Gabilondo hasta esa mañana fatídica en la que puse la radio y escuché que se iba. De Francino no voy a decir nada, es que no tengo ganas de enemistarme con PRISA, que uno nunca sabe si acabará publicando con Alfaguara.

La temporada pasada dejé de escuchar Carrusel Deportivo. Me aburría. A pesar de eso, no di crédito cuando supe que habían echado a Paco González. Pero qué burros pueden ser los jefes. Casi menos crédito di al saber que Carrusel Deportivo en bloque (o casi) se había pasado a La Cope.

Lo pienso fríamente y no me parece bien ni mal. Al fin y al cabo son trabajadores y se van con quien más les paga. Es como el tipo que lleva varios años dejándose explotar en el campo y cuando consigue los papeles se va a que lo exploten (un poco menos) en la obra. O como el futbolista que igual besa un escudo que el contrario.

El caso es que puse La Cope y el morbo era el 80% de mi motivación. La escuché un rato, hasta que empezaron con los anuncios de apuestas que no puedo soportar y la apagué. Después cambié de sitio el dial, no fuera a ser que encendiera la radio sin darme cuenta y no estuviera Paco González. ¿Cómo no querer a Paco González, un tipo simpático, agradable y listo que, además, nos narró como ganamos el Mundial?

Por cierto, el que debe sentirse bien en La Cope debe ser Petón. Tendrá que dar menos explicaciones la próxima vez que cante el Cara al Sol en El valle de los caídos.

PD: Cada vez que empieza un nuevo curso, hago dos cosas: acercarme al kiosco a ver si hay alguna oferta de lanzamiento interesante (solo compraré el número 1, si acaso el número 2 y 3, que también suelen salir baratos) y me propongo actualizar mi recetario. Esta mañana he querido comprar cordero e hinojo para hacer una receta italiana. En Mercadona no tenían hinojo y lo de comprar cordero es dificilísimo. Que si mínimo un kilo, que si mezcla, incluyendo piezas de tercera... Al final le he dicho al de la carnicería que ya compraría unas pechugas corte fino para empanar.

PDII: Estoy escuchando a Muddy Waters en el Spotify y me está poniendo a tope:




PDIII: En "Vida y destino" hay una frase que podría ser un nuevo lema para el blog: Habló mucho rato de sí mismo, con avidez, casi como un enfermo grave que piensa día y noche en su dolecia. Esta cita está, por cierto, en la página ¡874!

PDIV: Mercedes quiere que cambiemos el grifo de la bañera por uno de esos molones. Los azulejos del baño los pusieron con la parte del cuerpo en el que la espalda pierde su digno nombre. Y como poner azulejos con el culo es muy complicado, se caen cada vez que hago un taladro. Vaticino el desastre.

6 comentarios:

Laube dijo...

Bueno, empezaré por el grifo molón... Dale el gusto a Mercedes!!!! Dile que las griferías termostáticas son el novamás. Yo estoy contentísima desde que mi peloncete-fontanero me lo instaló.
En cuanto a lo de la Cope... En fin, estoy de acuerdo que cada trabajador se va a donde más le paguen o donde mejores condiciones tengan. No sé si con lo de las condiciones no llegarán a tener problemas, porque, querámoslo o no, es la Cope. Con el Santo Oficio hemos topado (al menos es mi opinión... que cada cual tenga la propia y eso que me chifla Julia Otero y creo que sigue ahí, no?).
Me gustaba Paquito González y no tenía ni idea de lo de Petón, aunque te diré que sus narraciones colchoneras siempre me parecieron imbuidas de cierta caspa. Mira tú por dónde...
Yo me trago el Carrusel porque Marc (el peloncete-fontanero) lo escucha ávidamente cada domingo. Si va conduciendo, suelo pedirle que cambiemos los sitios. Imagina por qué. Me da igual quién lo dé... Pero eso sí... me fastidiaba un poco Pepe Domingo Castaño (él y sus publicidades chistosas y machistas). Qué quieres que te diga, mi peloncete dice que siempre cojo la sartén por el asa que quema.
En cuanto a Gabilondo vs Francino, pensaba lo que tú cuando se fue Gabilondo, pero ahora... Ayyyyyyy, me encanta Francino. Creo que dirige menos la conversación (cosa que sí hacía Gabilondo, que en los últimos años estaba en una especie de pedestal autoadorándose). Me irrita un poco la gente autocomplaciente y Francino es mucho más natural, más espontáneo y no por ello chabacano ni bobo mayo que diríamos en mi tierra.
Que tostón te he dado... Es que has tocado uno de mis puntos rojos...
Un besoteeeeeeeeeee (y ponle el grifo molón a Mercedes!!!!!!!!)

Laube dijo...

Bueno, empezaré por el grifo molón... Dale el gusto a Mercedes!!!! Dile que las griferías termostáticas son el novamás. Yo estoy contentísima desde que mi peloncete-fontanero me lo instaló.
En cuanto a lo de la Cope... En fin, estoy de acuerdo que cada trabajador se va a donde más le paguen o donde mejores condiciones tengan. No sé si con lo de las condiciones no llegarán a tener problemas, porque, querámoslo o no, es la Cope. Con el Santo Oficio hemos topado (al menos es mi opinión... que cada cual tenga la propia y eso que me chifla Julia Otero y creo que sigue ahí, no?).
Me gustaba Paquito González y no tenía ni idea de lo de Petón, aunque te diré que sus narraciones colchoneras siempre me parecieron imbuidas de cierta caspa. Mira tú por dónde...
sigue....

Srta. Aristas dijo...

No entiendo de grifos molones, para mí el monomando ya es tecnología punta así que... sí ponle el grifo molón, sí, jeje.

Sé que ya no es lo mismo, Carrusel es menos Carrusel, pero... no puedo con la cope, para mí los curas deberían dedicarse a lo suyo y no a hacer negocio, pero ojo, que me parece muy bien que los trabajadores busquen la mejor oferta.

En cuanto a Gabilondo vs Francino, no puedo opinar, a Gabilondo le escuché muy poco, pero puedo dceir que me gusta cómo lo hace Francio.

Anónimo dijo...

¡Ni se te ocurra!Recomendación: llamar un fontanero para tal menester. Recordad Agosto del 2010, inundación y boquete considerable en pared. Claro que también después puedes llamar a los del seguro.
Saludos

elhombreamadecasa dijo...

¡¡BIEN!! Por fin un poco de discrepancia. ¿Os gusta Francino? ¿De verdad? No lo puedo creer.

Respecto al grifo molón... es molón pero no tanto como para ser termostático.

Anónimo, ¡los fontaneros son para los cobardes! (Y ahora que lo dices, juraría que Mercedes acaba de actualizar el seguro de la casa. Qué casualidad.)

Laube dijo...

jajajajajajaj Viva la discrepancia!. Mira, mi marido (el peloncete-fontanero) te diría siempre: "Señoooooooraaaaaaaaa, no le diga a su marido que haga eeeeeeeeeso; llame a un profesionaaaaaaaaaal". jajajajaja. Yo, como lo tengo en casa, pues abuso de él... jejejeje
Y sí... me encanta Francino. Podría decirte lo que me gusta de él, pero es que no hay nada que no me guste... A lo mejor si lo conociera in person. Cuando vino a Gran Canaria a hacer el programa, me cogí la mañana para ir a verlo. Así que fíjate si me gusta.
Un besoteeeeeeeeee